• Buscar
×

¿Por qué tengo tantas arrugas en la cara?

¿Por qué tengo tantas arrugas en la cara?

Cada vez que te miras en el espejo te ves más arrugas, sobre todo alrededor de los ojos y de la boca. A pesar de que solo tienes 40 años, te parece que tu rostro es el de una persona mayor. ¿Por qué algunas mujeres tienen muchas más arrugas en la cara?

Índice

¿Por qué aparecen más arrugas a partir de los 40 años?

Las arugas forman parte del envejecimiento, un proceso fisiológico que sucede de manera natural desde los 25-30 años y es irreversible e inevitable.

La piel envejece al mismo tiempo que el resto del organismo, solo que sus manifestaciones son más visibles desde una edad más temprana. El paso del tiempo hace que la unión de las capas de la dermis pierda consistencia, por lo que las fibras elásticas se degeneran, apareciendo las arrugas.

Asimismo, los cambios hormonales que se producen a partir de los 40 años, con la disminución de los niveles de estrógenos al acercarnos a la menopausia, hacen que fabriquemos menos colágeno, ácido hiaulorónico y elastina, lo que hace que la piel se vuelva más seca y menos elástica, marcándose más esos pliegues de la piel que tenemos de manera natural y que aparecen al hacer determinados gestos como sonreír, fruncir el ceño, etc.

El envejecimiento cutáneo debilita la función de barrera protectora de la piel, la ralentización del intercambio de oxígeno en sus células o la pérdida de humedad, por lo que es normal que a partir de los 35-40 años nos aparezcan manchas, flacidez y arrugas, sobre todo en ciertas zonas del cuerpo como el rostro o las manos, las más expuestas a los agentes externos.

Además, el tejido adiposo, es decir, la grasa, va disminuyendo, mientras que la dermis también se va reduciendo, como consecuencia de la pérdida de la estructura fibrilar del tejido conectivo. Por último, la unión entre la dermis y la epidermis va disminuyendo su consistencia.

Factores que influyen en la aparición de las arrugas

En definitiva, el envejecimiento es un proceso natural que llega a todos. Sin embargo, es cierto que no todas las mujeres de 40 años tienen las mismas arrugas. Por eso, es normal que te preguntes por qué tienes tantas arrugas en tu cara, muchas más que otras amigas o conocidas. Para responder a esa pregunta, quizá debas responder antes a otras.

1- ¿Cómo es tu genética?

Observa la piel del rostro de tu madre o abuelas… ¿Están llenas de arrugas? ¿Tenían muchas arrugas ya con 40 años? Pues no hay mucho más misterio que resolver… La genética también influye en el tipo de piel que tenemos y en su envejecimiento.

2- ¿Qué tipo de piel tienes?

Las pieles secas tienen una mayor tendencia a tener arrugas que las pieles más grasas. Y es que, como decíamos, la grasa va disminuyendo con la edad y eso provoca la aparición de arrugas, pero, cuanto más grasa sea tu piel, más tarde ocurrirá esto.

3- ¿Te gusta tomar mucho el sol?

El sol reseca la piel y aumenta el riesgo de tener arrugas ya que destruye las fibras de colágeno y elastina y las células que las fabrican, los fibroblastos. Por eso, si eres de las que se pasa el verano tumbada al sol, usas cremas con factor de protección solar bajo o te encanta darte rayos UVA en cabinas, no te extrañe que tengas más arrugas.

4- ¿Cuál es tu estilo de vida?

Cuando nos cuidamos por dentro y por fuera, eso se refleja en la belleza y salud de nuestra piel. Llevar una dieta sana, beber mucha agua y cuidar nuestra piel a diario nos permiten envejecer más tarde. Por el contrario, está demostrado que las mujeres que consumen muchas grasas saturadas, fuman y beben alcohol tienen mayor riesgo de arrugas tempranas. Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), los cigarrillos son "el segundo tóxico, después del sol, mejor estudiado en la piel". El riesgo de arrugas en fumadores es casi el triple en mujeres y el doble en hombres.

5- ¿Vives feliz o estresada?

Las preocupaciones y el estrés nos hacen arrugar mucho cara y adoptar determinados gestos que, si son muy repetitivos, pueden aumentar ciertas arrugas o líneas de expresión, como las que se forman entre los ojos.

Aunque también es cierto que sonreír mucho también puede hacer que se marquen más las arrugas de la comisura de la boca o el llamado código de barras. En este caso, si las arrugas son por felicidad, bienvenidas sean. Si no, quizá debas intentar no pensar tanto en el futuro y los problemas y vivir más tranquila.

Entonces, ¿qué puede hacer para evitar la aparición de las arrugas?

1- Sigue una dieta sana y equilibrada rica en alimentos que contienen nutrientes saludables para la piel, como vitamina E, vitamina A, antioxidantes que protegen del efecto de los radicales libres…

2- Bebe unos 2 litros de agua al día para mantenerte bien hidratada.

3- Lava tu rostro con agua y un jabón neutro por la mañana y por la noche y aplica después una crema hidratante con protección solar. Por la noche, puedes usar una crema con una textura más rica para compensar la menor secreción de lípidos a causa de la edad o una crema antiarrugas ácido hialurónico y vitamina A.

4- Nada de tabaco ni alcohol.

5- Procura no tomar el sol en exceso ni hacerlo en las horas centrales del día. Usa una crema con factor de protección solar mínimo 30 y aplica la crema 20 minutos antes de tomar el sol y reaplica cada 2 horas o tras el baño.

6- Duerme boca abajo fomenta la aparición de bolsas en los ojos, así que procura dormir boca arriba sin girar la cabeza para que no tope con la almohada ni las sábanas. Además, las sábanas es mejor que sean de sea ya que el algodón puede crear arrugas que se marquen en el rostro.

Si notas muchas arrugas y las cremas ya no son suficiente, pregunta a un profesional de la dermatología sobre qué tratamientos de los muchos que hay (toxina botulínica, rellenos de ácido hialurónico, peeling químico, láser, etc.) es el más adecuado para tu tipo de piel y arrugas.

Fuente:

Clínica Mayo: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/wrinkles/diagnosis-treatment/drc-20354931

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar