• Buscar
×

¿Por qué las mujeres tenemos celulitis?

¿Por qué las mujeres tenemos celulitis?

¿Sabías que en torno al 90% de las mujeres tenemos celulitis pero solo el 10% de los hombres tiene este problema de la piel? ¿Por qué existe esta desproporción? ¿Por qué hasta las mujeres más delgadas pueden tener celulitis?

Índice

La celulitis, o piel de naranja, cuyo nombre científico es adiposis edematosa, es un problema estético de la piel que provoca nódulos de grasa en al misma, haciendo que tenga un aspecto muy característico, como hoyuelos.

Se caracteriza por cambios funcionales y fisiológicos del tejido conjuntivo junto con trastornos circulatorios e hipertrofismo de las células adiposas.

Es un problema más frecuente en ciertas zonas del cuerpo, como muslos, abdomen o caderas y, como decíamos, lo tienen hasta el 90% de las mujeres, pero apenas un 10% de hombres tiene celulitis. Por lo tanto, es una condición normal en las mujeres pero eso no significa que sea algo con lo que estamos de acuerdo o que aceptamos ya que casi todas las mujeres que tienen celulitis intentan hacerla desaparecer por medio de diversos tratamientos.

¿Por qué casi todas las mujeres tienen celulitis?

La celulitis aparece desde la pubertad, aunque se hace más frecuente a partir de los 25 años, cuando los niveles de estrógeno empiezan a disminuir. Por lo tanto, la primera causa de la aparición de este problema son los cambios hormonales, tan variables en las mujeres.

1. Factores hormonales. Parece que el estrógeno es la hormona principal responsable de la aparición y agravamiento de la celulitis. Aunque existen otras hormonas que pueden afectar a este problema, como la adrenalina, la noradrenalina, las hormonas tiroideas, la insulina o la prolactina, se cree que el estrógeno afecta a los vasos sanguíneos, haciendo que, a medida que disminuyen sus niveles cuando nos acercamos a la menopausia, se pierden los receptores en los vasos sanguíneos, con lo que disminuye la circulación sanguínea y, por lo tanto, hay menos oxígeno y nutrición en la piel, reduciendo el colágeno de la misma y causando la aparición de depósitos de grasa.

Por eso existen diferentes periodos en donde es más fácil que se desarrolle este problema ya que están marcados por muchos cambios hormonales como la pubertad, el posparto o la menopausia.

2. Herencia genética. Si tu madre o abuela tienen problemas circulatorios y sanguíneos ligados a la celulitis, lo más probable es que tú también los desarrolles y tengas también piel de naranja. No existe un gen de la celulitis, pero sí diversos trastornos hereditarios ligados a ella.

3. Fisiología. La estructura de colágeno de las mujeres es diferente de la de los hombres. Así, en las mujeres esta estructura es como una valla, mientras que en los hombres es como valla entrelazada, por lo que la grasa se adapta mejor y no se acumula en depósitos.

4. Cambios en el metabolismo. Ciertas enfermedades metabólicas (como el hipotiroidismo) pueden hacer que se acumule más grasa en el organismo, viéndose reflejada también en la piel.

5. Estilo de vida. El estrés, el tabaquismo, una vida sedentaria, pasar muchas horas sentada en la oficina, seguir una dieta desequilibrada, etc.

Fases de la celulitis

Existen diversas fases de la celulitis y, según estemos en una o en otra, las posibilidades de eliminarla serán mayores o menores:

1. Edematosa: Es la primera fase y en ella hay pocos síntomas: aumento de pastosidad, disminución de la elasticidad y algunas áreas hipotérmicas. Es fácil de revertir.

2. Edematofibrosa: El desequilibrio hemodinámico se incrementa, empujando a las fibras conjuntivas y rechazando los elementos nerviosos, lo cual puede producir un cierto dolor. La elasticidad sigue disminuyendo y la pastosidad de la piel aumentando. Todavía es reversible.

3. Fase fibroesclerótica: Se forman bultos o micronódulos, el colágemo se reduce y existe un aumento de dolor en la zona. Empieza a ser difícil de eliminar.

4. Fase Esclerótica: Se produce una alteración nutricional de los elementos del tejido conjuntivo debido a la compresión de vasos y nervios, lo que causa dolor espontáneo. Estos cambios ya son irreversibles.

¿Se puede eliminar la celulitis?

Como hemos visto, hay más o menos posibilidades de revertir el proceso de la celulitis según la fase en la que estemos. Para ello, puedes seguir los siguientes consejos:

- Seguir una dieta sana y equilibrada rica en frutas y verduras y con pocas grasas.

- Evitar el sobrepeso ya que, si hay sobrepeso, aumenta el tamaño de los adipocitos y la lipoinflamacion.

- Beber unos 2 litros de agua al día.

- Restringir la sal.

- Dormir unas 7 u 8 horas puede ayudar a evitar la celulitis.

- Hacer mucho ejercicio para aumentar la circulación.

- No usar ropa demasiado ajustada en las zonas en las que aparece la celulitis.

- Hay algunas cremas en el mercado que pueden ayudar, aunque no suelen llegar al tejido conectivo. Eso sí, si las usas regularmente y eliges aquellas que tengan ingredientes adecuados, sí pueden ser efectivas.

- Evitar el tabaco y el alcohol.

- La presoterapia y el drenaje linfático mueven las grasas para evitar que se acumulen formando la celulitis.

- Existen diversos tratamientos médicos que son más eficaces, como la radiofrecuencia, los ultrasonidos, los baños de oxígeno, la mesoterapia u otras terapias que mejoran la microcirculación y el drenaje del tejido conectivo. Consulta a un experto en estética que te pueda aconsejar cuál te interesa más y ten en cuenta que no suelen ser baratos.

Fuente:

Ana Beatriz R Rossi, André Luiz Vergnanini. Cellulite: a review. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. 2000; 14(4):251–62.

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar