• Buscar
×

Remedios naturales para dormir

Remedios naturales para dormir

El insomnio es uno de los desórdenes del sueño más comunes en nuestra sociedad. Se caracteriza principalmente por no poder dormir o que el sueño sea ligero. Si deseas poder dormir tranquilamente sin dar vueltas en la cama o tener quebraderos de cabeza, existen remedios naturales que logran aliviar estos síntomas.

Índice

Problemas que causa la falta de sueño

Dormir es esencial en nuestras vidas, puesto que es muy necesario para poder recuperar las energías. Según la National Sleep Fundation (NSF), se debe de dormir entre 7 a 9 horas por la noche. Sin embargo, cerca del 40% de los adultos sufre problemas de insomnio que les imposibilita dormir y permanecer dormidos.

Si no dormimos lo suficiente, no podremos mantenernos saludables, no rendiremos en nuestro día a día y sufriremos cambios de humor. Además, puede desencadenar enfermedades, como la diabetes, la obesidad o la presión arterial alta.

Este problema podría ser respuesta a innumerables factores. Los más influyentes son el estrés, la ansiedad y la depresión. Ciertas enfermedades o problemas de medicina también pueden alterar el sueño. Asimismo, nuestro estilo de vida, el cambio de horario e, incluso, un viaje a otro país con diferente franja horaria intervienen en este problema.

¿Cómo podemos tratar la falta de sueño?

Muchas personas optan por la vía fácil, las pastillas farmacéuticas para dormir. Al tratarse de una droga, pueden ser peligrosas para la salud si te las sigues tomando a largo plazo. Por esta razón, es mejor buscar remedios naturales que son igual de efectivos y que no provocan ningún efecto adverso. Aquí van 7:

1. Seguro que conoces la valeriana debido a sus propiedades sedantes que contribuyen a la conciliación del sueño y a dormir profundamente. Tómate una infusión antes de ir a dormir.

2. Diversos estudios han confirmado los efectos sedantes y ansiolíticos de la tila. Habría que destacar también sus propiedades antiespasmódicas y que combate la tensión muscular.

3. Está demostrado que el aroma de la lavanda beneficia a la relajación del sistema nervioso, a combatir el estrés y a conciliar el sueño. Puedes elegir entre aromatizar tu habitación con este aroma o tomar una infusión de esta planta.

4. Hay otros aceites esenciales que se pueden usar para aromatizar la habitación y conseguir un ambiente relajante que favorezca el sueño, como la melissa officinalis, la albahaca, la manzanilla, el calamento, el lúpulo, el espliego, la tila, la mandarina, la mejorana, el azahar, la rosa de Alejandría, el sándalo, la valeriana, la hierbaluisa, el vetiver o la violeta.

5. Muchas personas tienen de costumbre tomar un vaso de leche caliente por la noche. Lo cierto es que la leche posee la hormona de la melatonina, relacionada con el sueño profundo. Puedes añadirle un poco de miel, que es inductora del sueño.

6. Prueba con una infusión de lechuga antes de irte a la cama. Sirve para aliviar dolores ligeros porque contiene propiedades con efectos sedantes y analgésicos.

7. El consumo de cebolla cruda en cualquier ensalada ayuda a tener un sueño sano en la noche.

8. Un remedio de la abuela es triturar un plátano en un tazón y añadir semillas tostadas de comino. Tómatelo de cena. El plátano tiene triptófano, una sustancia que favorece la producción de melatonina. 

9. Una infusión de flores de naranjo ayuda a dormir mejor gracias a sus propiedades ansiolíticas y relajantes.

10. El zumo de cereza natural es otro regulador natural de la melatonina, hormona que induce al sueño.

11. El espino blanco es un relajante suave, que ayuda a mejorar la calidad del sueño.

12. El lúpulo es beneficioso en el insomnio que acompaña a la menopausia, ya que equilibra los estrógenos causantes de los síntomas de esta etapa.

13. La passiflora disminuye la ansiedad y favorece el sueño.

Hábitos que debes cambiar

Por último, estos hábitos también pueden contribuir a mejorar tu sueño:

  • Mantener un horario regular para irse a dormir y procurar no hacerlo más tarde de las 12 de la noche. .
  • Lee un libro o escucha música antes de acostarte.
  • Evita en todo lo que sea posible la cafeína, el alcohol y la nicotina.
  • Haz más ejercicio físico.
  • No te vayas a dormir con hambre pero que tus cenas no sean copiosas. Cena lo suficiente para no quedar hambriento para no despertarte con ansiedad de comer cualquier cosa.
  • Aprende a meditar.
  • Hidratarse es muy importante, pero procura beber menos agua y otros líquidos en la última hora de la tarde.
  • La habitación debe estar en silencio y sin ruidos. Evita también aparatos tecnológicos como el móvil o la televisión, que perjudican el sueño.
  • El balanceo no funciona solo con los bebés, también con adultos, por lo que tener una hamaca para mecerse puede ayudarte a inducir el sueño.
Fuente:

Krystal AD. Pharmacologic treatment of insomnia: other medications. In: Kryger M, Roth T, Dement WC, eds. Principles and Practice of Sleep Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 88.

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar