• Buscar
×

¿Cuáles son las causas y consecuencias del sobrepeso?

¿Cuáles son las causas y consecuencias del sobrepeso?

Cuando una persona tiene un peso por encima de lo recomendable puede tener sobrepeso u obesidad. Se considera que es sobrepeso con un índice de masa corporal entre 25 y 29,9 y, aunque no es tan peligroso como la obesidad de grado IV, ya es perjudicial para la salud del afectado.

Índice

¿Qué es el sobrepeso?

Lo primero que debemos hacer es comprender que sobrepeso no es lo mismo que obesidad. La obesidad es una enfermedad metabólica que implica tener mucha grasa corporal, mientras que el sobrepeso es pesar demasiado, pero este sobrepeso puede venir de un exceso de grasa, del músculo o de retención de líquidos. No obstante, ambos términos implican que esa persona pesa más de lo recomendado para su estatura y edad.

Normalmente, para saber si una persona tiene peso normal, sobrepeso u obesidad, se recurre al índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso en kilogramos entre la altura en metros cuadrados. Según los resultados, encontramos esta clasificación:

- IMC de 18.5 a 24.9 se considera normal.

- IMC de 25 a 29.9 se consideran con sobrepeso. No obstante, hay que tener en cuenta que algunas personas en este grupo, como los atletas, pueden tener mucho peso muscular y por lo tanto no tanta grasa, por lo que no tendrían un problema de salud añadido.

- IMC de 30 a 39.9 se consideran obesos.

- IMC superior o igual a 40 se consideran extremadamente obesos.

¿Cuáles son las causas del sobrepeso?

Si hablamos del sobrepeso causado por una acumulación excesiva de grasa, las causas principales son las mismas que las de la obesidad: ingerir más calorías de las que el cuerpo necesita y llevar un estilo de vida sedentario. Cuando una persona come grandes cantidades de alimento, alimentos con mucha grasas y azúcares y apenas se mueve, no quema todo ese exceso de energía, que se acumula en forma de grasa.

Además, existen otras causas que pueden provocar sobrepeso:

- Genética: los genes también pueden afectar a la cantidad de grasas que una persona almacena en el cuerpo y a los lugares en los que la almacena. Pero, además, como las familias comparten hábitos en cuanto a alimentación y ejercicio, existe relación entre los genes y el medio ambiente.

- Medio ambiente: los hábitos alimenticios de la familia, del lugar donde vivimos, las porciones grandes, la publicidad, la falta de espacios para hacer ejercicio, los horarios de trabajo, la falta de acceso a comidas saludables… Todo contribuye a nuestro peso.

- Ciertas enfermedades y medicamentos: en algunas personas la obesidad está causada por enfermedades como el hipotiroidismo, el síntoma de Prader-Willi, el síndrome de Cushing u otros trastornos que afectan al metabolismo. Igualmente, algunos medicamentos pueden causar aumento de peso y retención de líquidos, como los antidepresivos, los anticonvulsivos, los medicamentos para la diabetes, antipsicóticos, esteroides y betabloqueantes.

- Factores emocionales: el aburrimiento, el estrés, la preocupaciones o al ansiedad pueden obligarnos a comer más de lo que realmente necesitamos.

- Edad: a medida que envejeces, los cambios hormonales y en el estilo de vida hacen más fácil tener sobrepeso. Además, la cantidad de músculo en el cuerpo tiende a disminuir con la edad y, generalmente, la disminución de la masa muscular conduce a una disminución del metabolismo.

- Dejar de fumar: dejar el hábito de fumar conduce a muchas personas a engordar al sustituir el tabaco por la comida.

- Falta de sueño: dormir poco aumenta las posibilidades de tener sobrepeso. Así, muchos estudios han demostrado que dormir unas 5 horas aumenta el riesgo de padecer problemas de peso.

Sin embargo, como decíamos, estas son las causas del sobrepeso por exceso de grasa. Si hablamos del sobrepeso por aumento de la masa muscular, como ocurre a muchos deportistas profesionales, la causa sería ese entrenamiento continuo y de muchas horas que aumenta la masa muscular, haciendo que el organismo pese más de lo normal para la altura, a pesar de que no tienen exceso de grasa. Es lo que pasa a los culturistas, por ejemplo.

¿Cuáles son las consecuencias del sobrepeso?

Muchas personas creen que el riesgo se encuentra tan solo en la obesidad, pero los últimos estudios confirman que el sobrepeso se asocia a una peor salud y a un mayor riesgo de morir prematuramente.

Así, las personas con un IMC por encima de 25 tienen más posibilidades de desarrollar diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer, problemas digestivos (acidez estomacal, enfermedad de la vesícula y problemas hepáticos), problemas de fertilidad, artrosis, menor calidad de vida y un peor envejecimiento.

Asimismo, el sobrepeso también puede afectar a nuestra salud emocional al provocar baja autoestima, vergüenza, aislamiento social e incluso depresión.

Incluso el sobrepeso por aumento de la masa muscular puede no ser bueno para la salud, sobre todo en personas que trabajan demasiado el músculo o recurren a ciertas sustancias para aumentar la masa muscular, como los esteroides, que pueden causar problemas cardiacos.

Por eso, si tu peso está por encima de lo normal debes consultar a tu médico para que te haga una serie de pruebas y reconocimientos para determinar cuál es tu peso ideal, cuántos kilos te sobran, si el sobrepeso ha afectado a tu salud y cómo tratar este problema.

¿Cuál es el tratamiento para el sobrepeso?

El tratamiento del sobrepeso suele ser más sencillo que el de la obesidad, ya que son menos los kilos que se deben perder para conseguir un peso normal. En este caso, es raro tener que recurrir a medicamentos o cirugía bariátrica, lo normal es que el endocrino o nutricionista imponga una dieta de menos calorías que siga una serie de consejos básicos:

- Nada de grasas saturadas

- Muy poco azúcar

- Nada de alimentos ultraprocesados o comida rápida

- Evitar los fritos y las salsas

- Optar por alimentos frescos como verduras, frutas y hortalizas

- Aumentar los alimentos con fibra

- Beber mucha agua y nada de alcohol o refrescos con gas

- Limitar las porciones

- Sustituir las carnes rojas por carnes magras y comer pescados, legumbres, cereales integrales o lácteos desnatados

Y, por supuesto, toda esta alimentación se debe acompañar de un aumento de la actividad física. Se debe realizar al menos 60 minutos de actividad física que incluya algún ejercicio físico o deporte y actividades como caminar o subir escaleras. Olvídate del coche a todas partes y del ascensor y procura hacer algún ejercicio aeróbico para quemar grasas, como correr, montar en bici, nadar, etc.

Es importante que no abandones y que recuerdes lo malo que es el sobrepeso para tu salud para alcanzar tu objetivo, perder peso y estar más sana.

Fuente:

OMS: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight

NIH: https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/obesity/informacion/causa

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar