• Buscar
×

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

La obesidad es el trastorno metabólico más frecuente de la sociedad desarrollada y afecta al 20% de la población española. Las causas de esta enfermedad son variadas, pero sea cual sea su origen, es importante diagnosticarlo y tratarlo cuanto antes ya que sus consecuencias pueden ser muy graves.

Índice

¿Qué es la obesidad y cuáles son sus síntomas?

La obesidad es un trastorno metabólico complejo que implica tener más grasa corporal de la necesaria, lo cual no es un problema meramente estético, sino que es un problema de salud muy grave ya que la obesidad aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades muy graves como cardiovasculares, diabetes, hipertensión y algunos tipos de cáncer.

El síntoma principal de la obesidad es el exceso de peso, que se diagnostica cuando el índice de masa corporal (IMC) de una persona es igual o mayor de 30. El peso normal debe estar entre 18,5 y 25. Entre 25 y 30 es sobrepeso y mayor de 30 es obesidad. Para la mayoría de las personas, el IMC brinda un cálculo aproximado de la grasa corporal. Para calcular tu IMC debes dividir tu peso en kilogramos por tu altura en metros cuadrados.

Otros síntomas propios de la obesidad son:

- Cansancio

- Dificultad para realizar las tareas cotidianas

- Complicaciones metabólicas como la diabetes mellitus, aumento de triglicéridos y colesterol, ácido úrico alto…

- Complicaciones articulares, especialmente en caderas y rodillas

- Apnea del sueño

Causas principales de la obesidad en adultos

En general, la obesidad ocurre cuando se ingieren más calorías de las que se queman con el ejercicio y las actividades diarias normales. El cuerpo almacena ese exceso de calorías en forma de grasa. Normalmente, la obesidad es el resultado de una combinación de varios factores, principalmente la genética, la dieta y la vida sedentaria.

- Genética: los genes pueden influir en la cantidad de grasa corporal que almacenas y cómo se distribuye esa grasa. La genética también puede influir en tu metabolismo, es decir, en la forma en que consumes las calorías que ingieres.

- Alimentación: una dieta no saludable, con muchas más calorías de las que el cuerpo necesita y rica en grasas saturadas o alimentos ultraprocesados, aumenta nuestra grasa corporal. También las bebidas influyen mucho, así, las personas que beben poca gua, pero mucho alcohol, refrescos con azúcar o zumos envasados también aumentan sus kilos.

- Estilo de vida: si tu estilo de vida es sedentario y apenas haces ejercicio físico ni te muevas, yendo todo el día en coche y sin apenas hacer gasto calórico, es normal que acumules más grasa. La cantidad de horas sentado frente a las pantallas está altamente asociada con el sobrepeso y la obesidad.

- Ciertas enfermedades y medicamentos: en algunas personas la obesidad está causada por enfermedades como el síntoma de Prader-Willi, el síndrome de Cushing u otros trastornos que afectan al metabolismo. Igualmente, algunos medicamentos pueden causar aumento de peso y retención de líquidos, como los antidepresivos, medicamentos anticonvulsivos, medicinas para la diabetes, medicaciones antipsicóticos, esteroides y betabloqueantes.

Factores del riesgo de la obesidad

Además de las causas antes indicadas, existen una serie de factores que influyen en el hecho de padecer este trastorno, como pueden ser los siguientes:

1- Problemas sociales y económicos: los estudios realizados al respecto muestran que las personas con dificultades sociales y económicas, así como con un nivel de educación más bajo, suelen tener más posibilidades de tener obesidad.

2- Edad: a medida que envejeces, los cambios hormonales y en el estilo de vida hacen más fácil que padezcas obesidad. Además, la cantidad de músculo en el cuerpo tiende a disminuir con la edad y, generalmente, la disminución de la masa muscular conduce a una disminución del metabolismo. Pero si sigues comiendo igual, y no haces más ejercicio, es probable que engordes.

3- Embarazo: algunas mujeres engordan mucho en la gestación, y les cuesta perder esos kilos tras el parto, lo que puede derivar en obesidad.

4- Dejar de fumar: dejar de fumar está asociado con el aumento de peso ya que muchas personas sustituyen el tabaco por comida.

5- Problemas de sueño: no dormir lo suficiente o hacerlo en exceso puede provocar cambios hormonales que aumentan el apetito. También es posible que, si sufres insomnio, te levantes en medio de la noche para comer.

6- Estrés: las personas estresadas a menudo buscan más alimentos ricos en calorías que contribuyen al aumento de peso.

7- Microbioma: las bacterias intestinales que todos tenemos formando nuestro microbioma se ven afectadas por lo que comes y pueden contribuir al aumento de peso.

8- También puede estar provocada por enfermedades neurológicas o hereditarias que alteran el centro del hambre y la saciedad, que se localizan en el hipotálamo.

¿Cuáles son las consecuencias de la obesidad?

Las personas con obesidad tienen muchas más posibilidades de desarrollar problemas de salud potencialmente graves como:

- Enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares: el exceso de grasa en las arterias aumenta el riesgo de hipertensión y colesterol, factores de riesgo para la enfermedad cardíaca y los accidentes cerebrovasculares.


- Diabetes tipo 2 la obesidad altera la manera en que el cuerpo usa la insulina para controlar los niveles de azúcar en la sangre, aumentando la posibilidad del paciente de desarrollar resistencia a la insulina y diabetes.

- Ciertos tipos de cáncer: cáncer uterino, cuello uterino, endometrio, ovarios, mama, colon, recto, esófago, hígado, vesícula, páncreas, riñón y próstata.

- Problemas digestivos: acidez estomacal, enfermedad de la vesícula y problemas hepáticos.

- Problemas ginecológicos y sexuales: la obesidad disminuye la fertilidad y provoca períodos irregulares en las mujeres así como disfunción eréctil en los hombres.

- Apnea del sueño: un trastorno del sueño en el que la respiración se detiene y se reanuda en forma repetida durante el sueño, lo que afecta a la oxigenación del cerebro.

- Artrosis: el peso extra en las articulaciones aumenta el riesgo de desarrollar artrosis.

- Menor calidad de vida e incluso discriminación en ámbitos sociales y laborales.

- Consecuencias emocionales como depresión, vergüenza, aislamiento social, menor rendimiento en el trabajo…

¿Se puede prevenir y tratar la obesidad?

La prevención y el tratamiento básicos de la obesidad son los mismos: cambios en la dieta y aumento de actividad física para perder los kilos extra. Se debe seguir un plan de alimentación saludable que se base en alimentos ricos en nutrientes, pero bajos en calorías, como las frutas, las verduras y los cereales integrales. Además, hay que evitar las grasas saturadas y los azúcares. En cuanto a las bebidas, beber unos 2 litros de agua y nada de alcohol ni refrescos.

Por otra parte, se debe realizar de 150 a 300 minutos de actividad física de intensidad moderada por semana para evitar el aumento de peso.

Asimismo, hay que modificar los hábitos que nos hacen comer más, descansar bien, evitar el estrés y ser muy constante.

Lo ideal es que un nutricionista te indique la dieta más adecuada y controle tus progresos.

Fuente:

Clínica Mayo: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/obesity/symptoms-causes/syc-20375742

NIH: https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/obesity/informacion/causa

CUN: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/obesidad

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar