• Buscar
×

Síntomas y tratamiento de la endometriosis

Síntomas y tratamiento de la endometriosis

Un trastorno médico que puede ocurrir durante la vida de la mujer es la endometriosis. Es un problema que afecta al tejido del revestimiento del útero, denominado endometrio o tejido endometrial. Muchas mujeres lo desconocen y no se dan cuenta de que lo padecen hasta aproximadamente los 25 años de edad y suele causar mucha preocupación.

Índice

¿Qué es la endometriosis?

En Medicina, la endometriosis es una enfermedad benigna que sucede cuando las células del revestimiento del útero nacen en otras zonas del cuerpo. Puede ser en cualquier zona del abdomen: los ovarios, las trompas de Falopio, los intestinos, el recto, la vejiga y el revestimiento de la zona pélvica. También pueden crecer en otras zonas del cuerpo, pero no es lo más común. Como es una enfermedad inflamatoria, puede provocar adherencias entre los órganos.

En un periodo normal, los ovarios de una mujer producen hormonas que desencadenan un hinchamiento de las células del endometrio y, posteriormente, el útero procede a eliminar estas células con la sangre. Sin embargo, en las mujeres que tienen endometriosis ocurre todo lo contrario. El crecimiento de las células se realiza en otras zonas del cuerpo y no se eliminan durante la menstruación. Como consecuencia, cuando se acumulan sangre y tejidos puede provocar dolor.

Cuando este tejido endometrial crece, aparecen bultos llamados tumores o implantes, que la mayoría de las veces son benignos. Estos implantes están influidos por el ciclo menstrual, de tal manera que, en cada regla, los tumores endometriósicos también sangran, sin posibilidad de que la sangre salga fuera del cuerpo, provocando una inflamación y tejidos cicatriciales o fibrosis, que ocasionan obstrucción intestinal, sangrado digestivo y trastornos miccionales.

Es una enfermedad relativamente frecuente que padecen en torno a un 10% de las mujeres y que puede afectar a cualquier mujer en edad fértil (desde la primera regla hasta la menopauisa). Es diagnosticada más comúnmente entre los 25 y los 40 años de edad.

Causas de la endometriosis

Todavía se desconocen las causas de la endometriosis. Por un lado, los especialistas defienden que parte del período pasa por las trompas y cae en el abdomen, en lugar de despedirlo hacia el exterior. En cambio, esta teoría entra en controversia porque esto le pasa a muchas mujeres que no tienen esta enfermedad.

Por otro lado, se señala que se puede deber a un defecto del sistema inmunitario encargado de la limpieza de microbios del abdomen. Y, al ser las defensas más débiles, se le imposibilita el reconocimiento de las células del endometrio y les permite el paso hacia los órganos internos. Está demostrado que las mujeres que tienen esta enfermedad tienen más posibilidades de sufrir trastornos del sistema inmunológico (enfermedades autoinmunes).

Otros investigadores creen que la endometriosis puede ser una enfermedad del sistema endocrino, ya que parece que los estrógenos fomentan el crecimiento de la enfermedad.

Igualmente, el factor hereditario juega un papel importante. Si tu madre o hermanas sufren esta enfermedad, existe una alta probabilidad de que la padezcas.

Síntomas de la endometriosis

  • El más común es el dolor menstrual (dismenorrea)
  • Cólicos durante la menstruación, que también puede ocurrir la semana anterior
  • Dolor lumbar y en las piernas
  • Dolor abdominal fuerte
  • Náuseas y vómitos
  • Debilidad y fatiga
  • Mareos
  • Dolor durante y después de las relaciones sexuales
  • Sangrado entre períodos
  • Problemas intestinales y en la vejiga
  • Problemas de fertilidad
  • Hay mujeres que al tener mucho tejido en la pelvis no presentan ningún síntoma

¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

En los útimos años ha habido importantes avances para el diagnóstico temprano, ya que muchas mujeres se enfrentan a años de dolor hasta tener el diagnóstico definitivo, por lo que se han desarrollado test que detectan la enfermedad rápidamente.

Otras formas de diagnosticar la endometriosis son mediante una ecografía vaginal, una resonancia magnética o una laparoscopia. 

Tratamiento para la endometriosis

El mejor tratamiento que se puede utilizar para la endometriosis es saber controlar sus síntomas, y el principal es sin duda el dolor. Por lo tanto, los analgésicos pueden ser tu mejor aliado:

  • Si los síntomas son leves la mejor opción es el ibuprofeno, naproxeno y acetaminofén
  • Si todavía se siguen manifestando, el medico te deberá recetar un analgésico más fuerte

Si la mujer no desea quedarse embarazada se puede iniciar una terapia hormonal para lograr que la enfermedad no empeore. Puede ser a través de pastillas anticonceptivas, inyecciones de progesterona y medicamentos agonistas de gonadotropina.

Las píldoras anticonceptivas controlan el crecimiento del tejido que reviste el útero y suelen aliviar el dolor y los sangrados abundantes.

Los agonistas de la gonadotropina evitan que el organismo produzca ciertas hormonas y de este modo evitan la menstruación. Sin ella, el crecimiento de la endometriosis se reduce o detiene.

Lo malo de estos tratamientos es que son temporales. Es decir, cuando la mujer los deja (normalmente para lograr un embarazo) los síntomas vuelven. Además, puede dificultar el embarazo y provocar infertilidad. 

En el último de los casos, cuando el dolor puede llegar a ser insoportable, la cirugía se presenta como otra opción. Las técnicas más empleadas son la laparoscopia y la laparotomía.

Mediante la laparoscopia se extraen los tumores y los tejidos cicatrizados o se destruyen con calor intenso. La finalidad es tratar la endometriosis sin dañar el tejido sano alrededor de ella. La recuperación de la laparoscopia es mucho más rápida que en el caso de una cirugía mayor, como la laparotomía. La laparatomía es una cirugía mayor en la que se extirpa la endometriosis o el útero (histerectomía). Durante una histerectomía, también se pueden extirpar los ovarios y las trompas de Falopio, si es que éstos también tienen endometriosis, o si la lesión es grave.

También puede recurrirse a tratamientos naturales como la homeopatía o la acupuntura para reducir los dolores y molestias asociados a esta enfermedad.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar