• Buscar
×

Tipos de obesidad

Tipos de obesidad

Existen diversos tipos de obesidad según se clasifica esta por el IMC, la distribución de grasa, la causa… ¿Quieres saber qué tipos hay y en cuáles te encuentras tú?

Índice

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa (hipertrofiageneral del tejido adiposo en el cuerpo). Todos los humanos contamos con una reserva natural de tejido adiposo que se almacena en forma grasa corporal y sirve para darnos energía y controlar nuestra temperatura corporal. El problema es que si esta reserva se incrementa por encima de sus niveles normales, puede causar una serie de enfermedades muy graves. De hecho, tanto la obesidad como el sobrepeso suponen el quinto factor de riesgo de muerte en el mundo y es un fenómeno que parece ir en aumento en los últimos años, por lo que se ha convertido en un problema de salud pública, especialmente en los países desarrollados.

Oficialmente, la OMS (Organización Mundial de la Salud) define como obesidad cuando el IMC (índice de masa corporal) es igual o superior a 30 kg/m². Este IMC se calcula dividiendo tu peso en kilogramos por la altura al cuadrado, o lo que es lo mismo: IMC= peso (kg) entre estatura (m2).

Otra de las medidas empleadas para el diagnóstico de la obesidad es el índice cintura cadera (ICC), una herramienta antropométrica específica que mide los niveles de grasa intra-abdominal. Esta fórmula consiste en dividir el perímetro de la cintura entre el de la cadera (ICC: perímetro cintura en centímetros/perímetro cadera en centímetros). La OMS establece unos niveles normales para el ICC aproximado de 0,8 en mujeres y 1 en hombres.

Como decíamos, la obesidad representa un problema muy serio para la salud ya que acentúa y agrava patologías como la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer, como los gastrointestinales.

También aumenta las posibilidades de desarrollar enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño, ictus y osteoartritis, así como para algunas formas de cáncer, padecimientos dermatológicos y gastrointestinales.

Tipos de obesidad según el IMC

Peso insuficiente: inferior a 18.5 kg/m2

Normopeso: 18,5 – 24,9 Kg/m2

Sobrepeso: 25 -29 Kg/m2

Obesidad grado 1: 30-34 Kg/m2

Obesidad grado 2: 35-39,9 kg/m2

Obesidad grado 3: 40-49,9 kg/m2

Obesidad grado 4 u obesidad extrema: IMC >50 kg/m2

Tipos de obesidad según la distribución de grasa

- Obesidad abdominal o androide (forma de manzana): el exceso de grasa se encuentra localizado en el abdomen, el tórax y la cara. Está relacionada con la diabetes y enfermedades del corazón.

- Obesidad periférica o ginoide (forma de pera): el tejido adiposo se acumula en muslos y caderas. Se da especialmente en mujeres y causa problemas de varices y artrosis en las rodillas.

- Obesidad homogénea: la grasa se reparte por el cuerpo en las mismas proporciones y puede causar todo tipo de complicaciones.

Tipos de obesidad según la causa

- Genética: es uno de los más frecuentes y se refiere a la predisposición genética del paciente para tener obesidad. Es decir, al funcionamiento de su metabolismo.

- Dietética: aparece cuando la dieta es rica en alimentos calóricos, grasas y porciones grandes, consumiendo más calorías de las que se gastan y llevando además un estilo de vida sedentario.

- Obesidad por desajuste: se produce un desajuste en el mecanismo de la saciedad, lo que hace que la persona nunca se sienta saciada y necesite comer más y más.

- Defecto termogénico: el organismo no quema las calorías de forma eficiente, lo que hace que acumule grasa. Es un tipo muy poco frecuente de obesidad.

- Obesidad nerviosa: el sistema nervioso central altera los mecanismos de saciedad. Suele estar ligada a problemas psicológicos como estrés o ansiedad o a trastornos alimentarios.

- Enfermedades endocrinas: causada por enfermedades de carácter endocrino como el hipercorticismo o el hipotiroidismo. Es también menos frecuente.

- Obesidad por medicamentos: algunos medicamentos pueden producir acumulación de grasa, como los antidepresivos o corticoides.

- Obesidad cromosómica: se asocia al origen cromosómico de aquellas personas que sufren síndrome de Down o de Turner.

Otros tipos de obesidad

Secundaria: consecuencia de algunas enfermedades que dan lugar al aumento de la grasa corporal.

Primaria: existe un desequilibrio entre el gasto energético y la ingesta de alimentos.

Hipertrófica: aumenta el volumen de adipocitos.

Hiperplásica: aumenta el número de células adiposas.

¿Cómo se puede tratar la obesidad?

Lo primero que hará tu médico si padeces obesidad es averiguar tu IMC para ver en qué grado estás y cuánto debes adelgazar para tener un peso normal. También te hará una serie de pruebas para comprobar qué daños o consecuencias puede haber causado en tu salud la obesidad.

El tratamiento inicial es cambiar los hábitos alimenticios reduciendo las calorías, las cantidades, las grasas saturadas, los azúcares, los fritos y ultraprocesados y sustituyéndolos por alimentos frescos como verduras, hortalizas, frutas, carnes magras, pescados… Los cereales deben ser integrales y los lácteos desnatados.

Además, hay que aumentar el gasto calórico realizando actividad física diaria. Se aconseja hacer unos 45 minutos diarios de actividad que puede ser moderada al principio si el estilo de vida era totalmente sedentario, para ir aumentando a medida que se baje de peso y se mejore la forma física. Caminar, subir escaleras, nadar… es necesario alternar ejercicios aeróbicos con otros que ayuden a quemar la grasa localizada en el abdomen, la cadera, los glúteos, los brazos, etc.

En los casos más graves, puede ser necesario tomar medicamentos para adelgazar que ayudan a detener el hambre y la falta de señales de saciedad, procedimientos endoscópicos para la pérdida de peso o cirugía bariátrica. Lo mejor es siempre que consultes a tu profesional de la medicina para que te ayude en tu camino de perder peso de forma saludable.

Fuente:

Rodríguez Artalejo F. (2011) Epidemiología de la obesidad en España: Estudio ENRICA. V Convención NAOS. Madrid: Centro de Investigación Biomédica en red Epidemiología y Salud Pública.

Consenso SEEDO 2000 para la evaluación del sobrepeso y la obesidad y el establecimiento de criterios de intervención terapéutica. Med. Clin. Barc. 2000; 115: 587-597) Nº 15.

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar