• Buscar
×

¿Cuánto dura un ataque de gota?

¿Cuánto dura un ataque de gota?

El ataque de gota o gota es una forma frecuente y compleja de artritis que puede afectar a cualquier persona. La gota en sí se caracteriza por ataques repentinos e intensos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones. Un ataque de gota puede hacer incluso que te despiertes en mitad de la noche, aunque también puede producirse a primera hora de la mañana.

Índice

¿Qué es la gota?

Es una enfermedad producida por una acumulación de cristales de urato monosódico en distintas partes del cuerpo, pero sobre todo en las articulaciones, en los tejidos blandos y en los riñones. El ataque agudo de gota es el que suele comenzar durante la noche y consiste en una artritis que causa dolor intenso y también enrojecimiento en la articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie. Por norma general, los ataques de gota inicialmente pueden durar poco y ser más leves, pero si no se pone remedio para curar dicha enfermedad, estos pueden irse haciendo cada vez más intensos y duraderos.

La gota es, además, uno de los tipos de artritis por microcristales, un trastorno de las articulaciones caracterizado por el depósito de pequeños cristales de origen endógeno como exógeno y, junto a la gota, también conocida como la artritis gotosa, encontramos también la pseudogota.

Pero ¿cuál es el factor fundamental por el que se origina la gota?

Sin duda, el factor fundamental que causa la gota es la hiperuricemia, que es la elevación de los niveles de ácido úrico en sangre, y los dos motivos principales por los que este nivel de ácido úrico en sangre es tan alto son el aumento de su producción por el organismo y la disminución de su eliminación por el riñón.

También es importante tener en cuenta aquí que los estilos de vida poco saludables, la obesidad, la ingesta excesiva de alcohol o los alimentos ricos en purinas como las carnes rojas, el pescado azul o el marisco actúan también como desencadenante de la crisis gotosa, aunque no son la causa en sí de la enfermedad ya que en la mayoría de los casos viene condicionada por factores de origen genético.

Principales síntomas del ataque de gota

En muchas ocasiones en la articulación que se encuentra en la base del dedo gordo del pie es donde suele originarse mayormente el ataque de gota, como veíamos, llegando a dar la sensación de que está ardiendo pues la articulación afectada está caliente (como si estuviera en llamas), hinchada y tan sensible que hasta el peso de las sábanas o de la manta no puede soportarse. Pero ¿cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la gota pueden ser intermitentes, aunque existen formas de controlarlos y también de prevenir exacerbaciones. Como decíamos, lo más normal es que ocurra por la noche y algunos de los principales síntomas son:

- dolor articular intenso. La gota suele afectar la articulación del dedo gordo del pie, aunque esta podría ocurrir en cualquier otra articulación, como, por ejemplo, los tobillos, las rodillas, los codos, las muñecas y los dedos de las manos.

- molestia persistente. Después de que el dolor interno desaparece es posible que un poco de molestia articular quede todavía. Esta podría durar algunos días o semanas, y es probable también que los ataques posteriores duren mucho más tiempo y afecten a otras articulaciones.

- enrojecimiento e inflamación. También las articulaciones se hinchan, se vuelven sensibles, se calientan y enrojecen.

- amplitud de movimiento limitada. A medida que la gota o el ataque de gota va avanzando, es muy probable que el individuo no pueda mover las articulaciones con total normalidad.

¿Existe desde la antigüedad?

Así es, el ataque de gota o gota se menciona ya en los textos del Antiguo Egipto como el Papiro de Ebers, donde se afirmaba que dicha enfermedad afectaba al dedo gordo del pie, y que se curaba empleando el colcichum. El colcichum es la planta de la que se extrae el medicamento usado para la gota que recibe el nombre de colchicina.

También el médico griego Hipócrates la citaba ya en sus escritos y realizó algunas afirmaciones en varias de sus declaraciones que hoy siguen siendo válidas, y fue en 1848 cuando gracias al médico Alfred Baring Garrod se tuvo un exacto diagnóstico diferenciando la gota de otros tipos de artritis tras idear una prueba de uso práctico para comprobar los niveles de ácido úrico en la sangre.

¿A quién afecta hoy en día?

La gota afecta al 1 o 2% de la población general en algún momento de su vida, aunque esta es mucho más frecuente en varones ya que se calcula que la suelen padecer entre cinco y ocho hombres por cada mujer y suele aparecer en las edades medias de la vida, es decir, a partir de los treinta años aproximadamente.

A pesar de que existen diferencias según el origen étnico, es mucho más habitual en pueblos de las islas del Pacífico, y en la población maorí de Nueva Zelanda. En Estados Unidos, por ejemplo, la gota es dos veces más frecuente en los individuos afroamericanos que en los caucásicos.

¿Es peligroso tener el ácido úrico alto? ¿Y gota?

Todo el mundo debería ser consciente de que la gota es mucho más que una articulación que se inflama, y que además de producir una inflamación sistémica y no solamente articular, puede afectar también a algunos órganos vitales como el riñón. La hiperuricemia de la que hablábamos anteriormente y la gota se relación de manera muy estrecha con el síndrome metabólico por lo que no es para nada extraño encontrar que los individuos que padecen gota sufren también algunos factores de riesgo tradicionales como la obesidad, los niveles altos de colesterol y triglicéridos o la hipertensión arterial. Factores que se potencian entre sí, por lo que estos pacientes en riesgo cardiovascular bajo por el nivel elevado de colesterol o bien por la obesidad acaban convirtiéndose en individuos con un riesgo moderado o incluso alto.

Y por ello es igual de importante prestar atención y ser precavidos tanto con los altos niveles de ácido úrico en sangre como con los niveles de lípidos o de glucosa.

Fuente:

Fuentes:

“Diez preguntas y respuestas sobre gota” https://inforeuma.com/informacion/decalogos/diez-preguntas-respuestas-la-gota/

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar