Diferencia entre artrosis y artritis

En Salud
Dolor rodilla
Comparte en:

Muchas personas, debido a la similitud de la palabra o por simple desconocimiento, confunden los términos artrosis y artritis cuando en realidad son enfermedades totalmente distintas. Como veréis, tienen origen, síntomas y tratamientos diferentes aunque ambas sean patologías reumáticas.

Para conseguir distinguir los términos artrosis y artritis es necesario profundizar en ambas enfermedades. En primer lugar, la artrosis es una enfermedad degenerativa que se caracteriza por la pérdida del cartílago –tejido que recubre el extremo de los huesos que permite que los huesos se deslicen unos sobre otros sin dolor–. Al no tener cartílago, aparece un dolor fuerte y también se sufre la falta de movilidad en las articulaciones, especialmente las que soportan carga, como los tobillos, las rodillas y la cadera. En zonas que no se soporta el peso no es común que aparezca.

Por otro lado, la artritis consiste en la inflamación de las articulaciones, pero su origen no es debido a la avanzada edad. La membrana sinovial, una de las que recubre cada articulación, se inflama y, como consecuencia, crece de forma anormal y termina atacando al hueso y al cartílago.

Síntomas

Artrosis:

  • El principal es el dolor en la articulación, ya que nos indica que algo no funciona bien. Normalmente, el dolor se intensifica con la sobrecarga y el movimiento, y mejora con el reposo.
  • Rigidez de las articulaciones tras un periodo de reposo que dura menos de media hora. Desaparece con el ejercicio.
  • Hinchazón de las articulaciones afectadas.
  • Crujido al realizar cualquier movimiento.
  • Deformación de los huesos.

Artritis:

  • Se caracteriza porque la inflamación comienza en las articulaciones más pequeñas como las de los dedos, las manos y las muñecas.
  • Rigidez de las articulaciones tras permanecer mucho tiempo de reposo, sobre todo por las mañanas. En esto coincide con la artrosis.
  • El dolor y la inflamación va por etapas, en algunas no se sufre ningún tipo de molestia y, en otras, es más difícil de llevar y controlar la dolencia.
  • Al contrario de la artrosis, el dolor se incrementa por la noche a la hora de dormir y en el reposo.
  • Genera otros síntomas generales, como malestar, cansancio y pérdida de peso corporal.

Causas

Artrosis:

  • La genética, que puede aumentar el riesgo de padecer artrosis hasta en un 65%.
  • La edad, porque normalmente esta enfermedad aparece a partir de los 50 años.
  • La obesidad, porque las rodillas o el lumbar de la columna vertebral tienen que soportar pesos elevados.
  • Secuelas tras una cirugía.
  • Las personas que practican una actividad física elevada, como los atletas, tienen más riesgo de padecer artrosis.

Artritis:

  • Infección en cualquier parte del cuerpo a causa de un virus o una bacteria, que consecutivamente afecta a alguna articulación, provocando fiebre, dolor e inflamación.
  • Al igual que en la artrosis, el sobrepeso puede ser uno de los detonantes. Un sobrepeso en las articulaciones podría deformarlas.
  • Fallo en el sistema inmunitario –encargado de las defensas de nuestro cuerpo– al identificar a la membrana sinovial como una amenaza.
  • Tabaquismo y estrés.
  • Cuando las articulaciones reciben algún golpe, se puede originar una irritación sobre la membrana sinovial y, como resultado, la inflamación.
  • Se puede dar a cualquier edad, pero es común entre los 20 y los 40 años.

Tratamiento

Artrosis:

  • Antiinflamatorios y analgésicos para reducir la hinchazón y el dolor de la zona afectada.
  • Hacer dieta y ejercicio moderado para mantener el peso adecuado.
  • Medicamentos condroprotectores para tratar la enfermedad de raíz, logrando que el deterioro sea mucho más lento.
  • La fisioterapia puede ofrecer también beneficios a la artrosis.
  • Cuando el paciente está en la última fase de la enfermedad, los médicos recomiendan la cirugía protésica. Consiste en la sustituir la articulación dañada por una prótesis. Sólo se puede realizar en articulaciones mayores, como en las rodillas y cadera.

Artritis:

  • Lo más común es que se trate con antiinflamatorios o tratamientos biológicos.
  • No tiene cura al igual que la artrosis, sólo existen los tratamientos capaces de mitigar el dolor.

Foto: Creado por Yanalya – Freepik.com

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu