• Buscar
×

Si quieres tener mejor sexo, duerme bien

Si quieres tener mejor sexo, duerme bien

¿Qué pasaría si te dijéramos que el secreto para tener mejores y más frecuentes relaciones sexuales está en tu habitación y que aprovecharlo es gratis, fácil y produce muchos otros efectos secundarios saludables? Seguro que piensas que estamos de broma, pero es totalmente cierto. ¿Quieres saber cómo conseguir todos estos beneficios? Solo tienes que dormir más.

Índice

Relación entre el sueño y el sexo

La investigación confirma esta conexión entre más y mejor sueño y sexo de más calidad y frecuencia. Las mujeres que durmieron solo una hora más por la noche aumentaron sus probabilidades de tener sexo al día siguiente en un 14%, según un estudio de 2015 en el Journal of Sexual Medicine. Puede que no parezca mucho, pero irse a la cama antes, en lugar de quedarse viendo la tele hasta las tantas de la noche, puede hacer que al día siguiente “mojes”. Piénsalo.

"Un punto realmente importante a tener en cuenta es que se trata en parte de cómo dormiste anoche, pero también de cómo duermes en general", explica Michael Grandner, director del Programa de Investigación de Sueño y Salud de la Universidad de Arizona. "Si en general duermes bien, estarás más lleno de energía, tendrás una mente más clara y estarás más concentrado". Todo esto contribuye a sesiones de sexo más lúdicas, activas y atentas con tu pareja.

Y es que la fatiga y el cansancio son, a menudo, los primeros responsables de la falta de libido y de relaciones sexuales. Muchas parejas, cuando llega la hora de irse a la cama, están tan agotadas que lo único que quieren es dormir. Incluso muchas de ellas se quedan dormidas en el sofá, y pasan a la cama medio dormidas, sin pensar, ni mucho menos, en sexo.

Por lo tanto, dormir más y mejor, aunque parezca contradictorio, puede realmente mejorar tu vida sexual gracias a estas razones

El sueño aleja el estrés

Cuando estás cansado porque estuviste despierto hasta tarde la noche anterior, los estresores habituales del día a día tienden a pesar mucho más al día siguiente. Y si duermes poco de manera habitual, probablemente también estés estresado ya que el sueño y el estrés se alimentan mutuamente. Y eso es un problema porque el estrés en sí mismo es un asesino de la libido.

El sueño está muy relacionado con el estado de ánimo, y puede ayudar a combatir el estrés. "El sueño ayuda a regular las emociones, ayuda a administrar la memoria emocional y ayuda a crear un 'colchón' contra las molestias diarias", explica Grandner. Cuando eres más feliz y estás más relajado, es mucho más probable que tengas ganas de sexo.

El sueño regula las hormonas

Dormir los suficiente ayuda a mantener el equilibrio hormonal del sistema. "Se ha demostrado que el sueño ayuda a regular la testosterona, por lo que la falta de sueño disminuye los niveles de testosterona en las 24 horas siguientes", explica Grandner. La testosterona es la hormona que impulsa el deseo sexual masculino, y también juega un papel importante en el deseo femenino. Por lo tanto, más sueño, más testosterona y más ganas de sexo.

"El sueño también juega un papel importante en la regulación de otras hormonas sexuales, incluido el estrógeno", agrega.

El sueño te da energía y concentración

El buen sexo significa estar centrado en tu pareja y ser consciente de cómo te sientes para que puedas disfrutar del placer y tener un orgasmo. Alcanzar el clímax es más fácil cuando tu cuerpo ha tenido tiempo para recargarse. Y si estás constantemente demasiado cansada para disfrutar físicamente del sexo o alcanzar el orgasmo, dormir te dará la energía para volver al buen camino.

"El sueño puede ayudarte a estar más atento, más receptivo y más sintonizado con otras personas", explica Grandner. También dice que el descanso puede ayudar a "regular tu peso y mejorar el aspecto de tu piel", lo que puede ayudarte a sentirte más seguro de ti mismo y a ligar más.

En definitiva, si crees que tienes poco sexo o que tus relaciones sexuales son insatisfactorias, prueba a dormir mejor. Acuéstate antes, duerme más horas y procura tener un sueño profundo y relajado para que todo tu organismo se sienta con más energías y ganas de sexo. De este modo, obtendrás todos los beneficios que implica dormir bien, pero también los que aporta tener relaciones sexuales frecuentes.

Fuente:

Fuente:

Birch, Jenna (2018), The Love Gap: A Radical Plan to Win in Life and Love.

Journal of Sexual Medicine.

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar