• Buscar
×

¿Qué cambios hormonales ocurren a los 40 años?

¿Qué cambios hormonales ocurren a los 40 años?

Está claro que cualquier mujer está algo acostumbrada a sufrir determinados cambios tanto físicos como hormonales. Sin embargo, a partir de los 40 la cosa cambia un poco… Comienzan a experimentarse nuevas sensaciones que hasta ahora no se habían producido. ¿Cuáles son estas nuevas sensaciones y todos estos cambios hormonales que van a producirse tras cumplir 40?

Índice

Sin duda, la mayor responsable de todos estos cambios, variaciones y fluctuaciones hormonales que van a producirse es la pérdida de los folículos que empieza a producirse y que además suele comenzar a acelerarse a partir de los 37 y los 38 años. Y, a su vez, este menor número de folículos va a provocar una disminución en la producción de la hormona inhibina, que es a su vez la responsable también de regular la baja secreción de la hormona folículoestimulante (FSH). Es esta última hormona la que dispara sus niveles en un intento de que el ovario siga funcionando de manera normal. Mientras tanto, la hormona leuteizante (LH) permanece en niveles normales y los estrógenos están “ligeramente” elevados.

Pero ¿cuándo empiezan a aparecer los cambios hormonales?

Pues bien, a pesar de que la crisis como tal actualmente (y en el caso de las mujeres) suele llegar más bien a partir de los 50 años, los cambios hormonales empiezan algo antes. Es inevitable, por tanto, que sean muchas las mujeres que entren irremediablemente en una especie de “crisis” por todos esos cambios hormonales que se están produciendo.

Además, al entrar en esta edad es normal que comiencen también esos primeros achaques. Una empieza a sentir que no puede adelgazar tan fácilmente como hace 10 o 15 años; la grasa comienza a acumularse en determinadas zonas de las que además resulta bastante complicado retirarla, como es el caso de las caderas y el abdomen; aparecen las primeras canas y arrugas; y la piel comienza a perder brillo y elasticidad.

Unos cambios hormonales, además, a los que la mujer debe hacer frente a partir de los 40 y protagonizados a su vez por una transición menopáusica que no tiene una duración fija, entre 2 y 8 años aproximadamente, pero que pasan factura.

Qué implican estos cambios hormonales y cómo controlarlos

A partir de los cuarenta el cuerpo de las mujeres empieza a sufrir unos determinados cambios en el cuerpo que hace que estas deban adoptar ciertas medidas para evitar posibles efectos en su salud. Una serie de cambios en su cuerpo que van a empezar a experimentar porque las hormonas han comenzado a disminuir, pero ¿qué implican todos estos cambios? ¿Se pueden controlar de una manera adecuada?

Los cambios en el cuerpo de la mujer implican lo siguiente:

• Primera fase. Se percibe en primer lugar un acortamiento de los ciclos debido al aumento de la hormona folículoestimulante (FSH). Si los sangrados son normales o escasos, no será necesaria la aplicación de ningún tratamiento. Por el contrario, si son abundantes y se dan con una frecuencia menor de 21 días es normal que el médico aconseje tomar hierro con el objetivo de prevenir anemias, astenias o fatigas.

En el caso de que se produzcan, por ejemplo, situaciones más complejas se optará por un tratamiento hormonal para alargar el ciclo y disminuir la cantidad de regla. A través de anticonceptivos hormonales combinados, de progesterona sola o progestágenos. Para controlar los síntomas físicos, psicoemocionales y cognitivo conductuales derivados del síndrome premenstrual lo mejor será practicar ejercicio físico, eso sí, mejor aeróbico que anaeróbico.

Segunda fase. Más tarde, cuando la reserva folicular se vaya agotando, los ciclos se alargarán, superando en muchos casos los 35 días o incluso se producirán algunos periodos sin regla (amenorrea).

Durante esta fase de anovulación, la mujer podrá experimentar síntomas similares a los de la menopausia, aunque transitorios. Es la fase de la perimenopausia. Es decir, sofocos, alteraciones en la piel, sequedad vaginal y posibles cambios de humor.

Si todo ello se alarga en el tiempo lo más normal es que el médico considere necesarios algunos tratamientos similares a los que se aplican a las mujeres que están en la fase de la menopausia como son los anticonceptivos hormonales combinados o la terapia hormonal sustitutiva.

Menos fertilidad a partir de los 40 años

A partir de los 40 las posibilidades de conseguir un embarazo sano son cada vez menores también. Desde un punto de vista fisiológico, las mujeres de más de 40 e incluso ya desde los 35 años suelen empezar a ver disminuida su fertilidad, aunque sea simplemente por un agotamiento de la reserva ovocitaria. Además, a esta edad se añaden otros riesgos que a los 20 o 25 años no, como es, por ejemplo, la hipertensión, la diabetes, las malformaciones fetales, los abortos, etc. Por eso, son muchos los expertos que aconsejan no esperar demasiado si se quiere ser madre.

Consejos para sobrellevar estos síntomas

Independientemente de ese “deseo gestacional” las mujeres siguen manteniendo una vida activa tanto en el ámbito laboral como en el personal y el sexual. Eso sí, se debe ser bastante más cuidadosa con el cuerpo y la mente en general y, para ello, es fundamental seguir algunas recomendaciones y consejos fundamentales también, por supuesto, para sobrellevar mejor los síntomas que empiezan a notarse cada vez más y más a medida que pasan los años. Estos son:

Practica ejercicio físico de manera regular

• Opta por alimentos poco calóricos

• Sigue una dieta rica en calcio

• Deja de fumar

• Modera el consumo de alcohol

• Evita otros tóxicos o drogas

• Mantén una sexualidad activa y segura

• Concilia vida familiar y ocio

• Realízate chequeos médicos periódicos

Fuente:

Lobo RA. Menopause and care of the mature woman: endocrinology, consequences of estrogen deficiency, effects of hormone therapy, and other treatment options. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 14.

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar