• Buscar
×

¿Qué es la crisis de los 40 en las mujeres?

¿Qué es la crisis de los 40 en las mujeres?

¿Ya has comenzado a formularte preguntas de lo más profundas? ¿Sientes que has vivido los mejores momentos ya y que nada bueno está por llegar? ¿Qué no vas a poder lograr nada más en tu vida? ¿Qué no tienes la misma resistencia física que hace unos años? Entonces sí, ya has cumplido los cuarenta, pero ¿sabes lo mejor? QUE NO PASA NADA… Y respecto a lo otro, tranquila, solo estás totalmente equivocada ????

Índice

Todo ese tipo de cuestionamientos responden simplemente a una inconformidad con el estilo de vida que una lleva, pero eso no implica que necesariamente sea malo o haya que cambiarlo sí o sí. Sin embargo, es normal cuando una mujer llega a los 40 años analizar su trayectoria de vida y, si encima no ha logrado muchas de las metas que creía o quería o está pasando, por ejemplo, por una mala racha, entonces lo más probable es que lo mire todo bajo un punto de vista algo pesimista.

¿Te da la sensación de que los mejores años de tu vida han quedado atrás? ¿De que ya no vas a ser capaz de tener experiencias bonitas y felices? Tranquila, es bastante normal y característico al llegar a esta edad pensar que ya se ha conseguido lo que se tenía que conseguir (o no y te frustres por ello), pero lo cierto es que no es la realidad.

Bienvenida a la crisis de la mediana edad

A todo lo anterior, se le suman, además, las dolencias físicas propias de esta edad que pueden hacerte llegar a pensar también que estás demasiado mayor o que bien no vales para realizar determinadas actividades. Los dolores en la espalda, en la rodilla o en el cuello y las cervicales, son frecuentes, pero ni estás enferma ni seguramente tampoco tengas ninguna patología clínica. Sin embargo, es normal que ello suela producirte algo de angustia.

Asimismo, las dificultades para dormir durante la noche suelen intensificarse como consecuencia de los pensamientos invasivos que llegan a la mente pues al llegar a esta edad son muchas las mujeres que durante la noche suelen hacer un repaso de las cosas que les pasaron durante el día. En esta crisis de los 40, por tanto, toda esa evaluación de vosotras mismas y de lo que hacéis puede llevaros aún más atrás en el tiempo y hacer que vuestros pensamientos se dispersen casi por completo.

En definitiva, como vemos, esta crisis se caracteriza por ciertos cambios de perspectiva acerca la vida. Y, al comenzar inevitablemente todas esas evaluaciones sobre cómo hemos hecho las cosas o si al hacerlo lo hicisteis bien… se puede llegar perfectamente a un estado de aislamiento, tristeza y melancolía ligados a un gran problema de autoestima. Pero hay que saber que todos esos sentimientos son en realidad por la pérdida de oportunidades que creímos en su día tener y quizás no se aprovecharon.

Además, según algunos expertos, la crisis de los 40, en este caso de las mujeres, podría estar acompañada de una serie de fenómenos de psicología a nivel personal que inciden de forma directa en cómo se experimenta la propia edad, aunque hay que tener en cuenta que, dependiendo de las características de cada mujer, estas situaciones podrían afectar más o menos en sus vidas.

¿Cómo afronto yo mi malestar psicológico?

Los cambios físicos y las experiencias vitales también transforman la mentalidad. En la mente residen gran parte de los problemas derivados de la edad, pero también sus soluciones pues va a depender mucho de si la mujer ha logrado todas o gran parte de las expectativas vitales que se ha propuesto.

Si no lo ha logrado, los expertos consideran que esto puede generar depresión y problemas de ansiedad, aunque la realidad es que a esta edad la mujer se encuentra en una edad donde acumula mucha experiencia vital, pero aún es joven dándole una serie de ventajas que no ha tenido nunca para tomar decisiones y actuar adecuadamente.

Pero ¿por qué parte de los problemas psicológicos irrumpen a partir de esta edad?

Pues bien, esto tiene que ver un poco con la llegada de la menopausia, especialmente cuando hablamos del campo de la sexualidad. A nivel sexual, la principal traba psicológica, según profesionales de la psicología, es la de dejar de gustarse a sí mismas o sentir vergüenza a raíz de algunos cambios físicos que se puedan llegar a producir. Y, por ese motivo muchas veces se ve un poco mermado también el deseo sexual a esta edad (a veces todo lo contrario…). Porque muchas mujeres dejan de sentirse atractivas.

Sin embargo, en este caso al menos, sí se puede sacar algo muy positivo y es que se trata a su vez de una época en la que la mujer se suele y se puede conocer mucho a sí misma en cuanto a sexualidad se refiere. Además, la madurez sexual es en la mayoría de casos mucho más positiva. Por eso, el consejo que dan muchos de los expertos en el tema es que la madurez jamás ha de ser vista como una situación de pérdida de cosas o materiales u oportunidades incluso como veíamos más arriba, sino más bien como algo bueno, algo positivo, como una ganancia de experiencia y como una mayor capacidad para pensar, reflexionar y actuar de manera libre, propia y adecuada a cada una.

Siete consejos que te ayudarán a sobrevivir en la crisis de la mediana edad

Aquí te dejamos varios consejos de algunos expertos que te pueden ayudar a sobrevivir en la crisis de los 40… ¿Los conocías?

1- Aceptar tu edad desde un punto de vista positivo. El hecho de tener 40 años no supone una gran diferencia significativa en lo que a la calidad de vida se refiere. Por ello, es necesario aceptar esa edad.

2- Practicar nuevas actividades relacionadas con el crecimiento personal. No hay motivos para asumir que la vida siempre va a seguir igual. Visualiza tu edad como una oportunidad para perfeccionarte en cosas nuevas aprovechando tu experiencia.

3- Salir de tu zona de confort. Distribuye tu tiempo y encuentra nuevos retos. Recuerda que te quedan muchas metas motivadoras a las que llegar.

4- Evitar caer en la autocompasión. En este momento tienes lo necesario para hacer las cosas que te propongas. Mantente motivada en todo lo que quieras hacer.

5- Practicar más sexo. Recuerda que, o eso es al menos lo que nos dicen los expertos, estás ahora mismo en una segunda adolescencia en la que te sientes más liberada sexualmente. Se trata de una época en la que algunas mujeres buscan nexos más afectivos que carnales para que el deseo se prolongue más en el tiempo.


Es decir, que no hay que tratar de relacionar la sexualidad únicamente con el coito. El sexo no es solo eso. Quizás sea un buen momento para dar paso a las caricias, los abrazos, las miradas y esa complicidad que parecía acabada.

Es cierto, no obstante, que hay mujeres a las que se les apaga la llama del deseo, pero a partir de esta edad cada vez es más frecuente justamente el caso contrario… Mujeres que se sienten completamente liberadas y ansían probar nuevas experiencias.

6- Quedar más con tus amigas. Aquí hay dos opciones: tus amigas de toda la vida o pensar en nuevas amistades si ahora mismo no tienes ese apoyo por el motivo que sea, o bien estáis en puntos distintos (esto pasa…). Bien, pues si es el primer caso simplemente has de llamarlas y decirles algo así como: “¡Os necesito!”. Si son buenas amigas allí estarán. Ojo, que también hay que comprender que si ya tienen hijos y estos además son pequeños … Somos conscientes de que no es una tarea demasiado sencilla. Pero, oye, si ni con esas sientes que no estáis ahora mismo con el mismo chip, tranquila, hay solución.

7- Conocer gente nueva. Y es que a pesar de que nuestros prejuicios con respecto a la amistad nos dificultan abrirnos a lo nuevo pasada la barrera de los 35, ¡no es tan difícil como pensamos! Pero está claro que las barreras solo nos las ponemos nosotras mismas con pensamientos como estos:

- “Los verdaderos amigos se hacen en la infancia y juventud”. Pues te equivocas porque la realidad es otra. En muchas ocasiones esos amigos que hacemos o tenemos hasta más o menos los 25 años suelen estar asociados más bien a circunstancias externas y casuales. O son los de toda la vida ¿no? El cole, el instituto e incluso la universidad. Sin embargo, al igual que tú maduras la amistad también lo hace e incluso la verdadera y auténtica amistad llega cuando menos te lo esperas y cuando, sobre todo, más te conoces a ti misma y sabes lo que quieres y LO QUE NO.

- “Ya no tengo edad para ir buscando amigos”. No se trata de que pongas en Facebook algo así como: "¡Hola! Me siento sola y busco amigos”. No, no se trata de eso, pero debes tener claro que no existe una edad para conocer amigos y gente en general, ni tampoco se ha de buscar como tal, es dejarte llevar, salir un poco de tu zona de confort, buscar nuevos planes y, de esta manera, irremediablemente, conocerás y conectarás seguro con gente maravillosa. Si te quedas en casa con estas excusas desde luego que no…

Recuerda, que todas las excusas no valen, así que sal, haz algún cambio en tu vida y en honor a un gran cantante de rap español… “Quiere, déjate querer, supera, disfruta, aprende, que todo llega”.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar