• Buscar
×

¿A qué edad empieza y termina la menopausia?

¿A qué edad empieza y termina la menopausia?

La menopausia no empieza a la misma edad para todas las mujeres ya que es normal que esta llegue entre los 45 y los 55 años, un margen de hasta 10 años de diferencia entre unas y otras. En cuanto a cuándo termina, la mayoría de los síntomas desaparece en 4 años, aunque algunos pueden durar más tiempo.

Índice

¿Qué es la menopausia?

Lo primero que hay que tener claro sobre la menopausia es que no es una enfermedad, sino un proceso fisiológico natural en una mujer por el que todas debemos pasar antes o después. Este proceso está ligado a la desaparición de la menstruación, causada, principalmente, por la bajada del nivel de estrógenos, lo que implica el fin de la vida fértil y de la posibilidad de embarazo natural.

Primero llega la perimenopausia, un periodo de transición en el que comienzan a aparecer algunos síntomas relacionados con la menopausia, como menstruaciones más irregulares o sofocos. Esta llega en torno a los 47 años, aunque puede producirse desde los 43 o 44 años.

Después de 12 meses consecutivos sin tener el ciclo menstrual, se dice que ha llegado la menopausia, lo cual suele pasar hacia los 50-51 años. No obstante, se considera normal que esta se produzca desde los 45 hasta los 55 años. Solo cuando es antes de los 45 años se considera menopausia precoz.

También puede darse el caso contrario, menopausia tardía, cuando llega pasados los 55 años. No obstante, lo normal es hacia los 50 años.

Por lo tanto, la menopausia puede llegar en un periodo de unos 20 años de diferencia entre una mujer con menopausia precoz y una con menopausia tardía, aunque, como decíamos, la eded más habitual son los 50 años. 

El período de tiempo después de la menopausia es la postmenopausia, y aún se pueden tener síntomas relacionados.

En cuanto a la duración de los síntomas de la menopausia, suelen durar unos 4 años, aunque solo los primeros meses son muy intensos. A medida que el organismo se acostumbra a la falta de estrógenos, se van haciendo más leves, aunque depende del estado de salud de la mujer y de su estilo de vida y cuidados.

En la mayoría de las mujeres, los sofocos desaparecen 5 años después del inicio de la perimenopausia. No obstante, otros síntomas, como la sequedad vaginal o el picor, pueden empeorar a medida que la mujer envejece.

Otros síntomas que pueden empezar en la perimenopausia y persistir durante la posmenopausia son:

- Insomnio

- Cambios de humor

- Depresión

- Ansiedad

- Pérdida de memoria

- Dolores musculares y articulares

- Falta de libido y problemas en las relaciones sexuales

Aunque algunos de ellos no están causados solo por la falta de estrógenos, sino también por el envejecimiento general del organismo.

¿Por qué la menopausia no empieza a la misma edad para todas las mujeres?

Al igual que la pubertad no es a la misma edad (puede darse entre los 10 y los 16 años), la menopausia comienza y termina en diferentes momentos para cada mujer. Algunos de los factores que influyen en que empiece antes, o en que los síntomas sean más o menos leves son:

- Herencia genética o antecedentes familiares. Pregunta a tu madre, es probable que te venga la menopausia a la misma edad.

- Haber padecido una histerectomía completa con ooforectomía. Al extirpar el útero completo con los ovarios, la mujer sufre una serie de cambios hormonales que producen la menopausia de forma precoz.

- Haber sufrido tratamientos contra el cáncer como radioterapia o quimioterapia, procesos que suelen adelantar la menopausia.

- La raza: diversos estudios afirman que las mujeres negras sufren el climaterio durante más tiempo que las japonesas y chinas, por ejemplo. Por eso, también puede influir en la edad de aparición. 

 - La salud general: ciertas enfermedades o problemas de salud pueden adelantar la menopausia, como trastornos autoinumnes, cáncer, etc.

- El estilo de vida: fumar, beber mucho alcohol o seguir una dieta rica en ciertos nutrientes y grasas saturadas puede adelantar la menopausia. De igual modo, una dieta rica en vitamina D y fitoestrógenos puede atrasarla.

- Llevar una vida estresante o padecer el Síndrome de Fatiga Crónica también puede hacer que la menopausia se adelante.

- Enfermedades autoinmunes que afectan a los ovarios, como enfermedad de la tiroides y artritis reumatoidea.

Consejos para llevar bien menopausia

Hace unas cuantas décadas, las mujeres de 50 años era mujeres muy mayores a las que parecía que se les había acabado la vida, pero, actualmente, las mujeres a esta edad están en la flor de la vida, con ganas de seguir disfrutando de los placeres de la vida y sin deseos de los sofocos, los dolores de cabeza o la sequedad vaginal frenen sus relaciones o sus actividades.

Por eso, además de aceptar que la menopausia no es una enfermedad, sino una parte más de la vida de una mujer, es importante que te cuides y lleves un estilo de vida saludable para evitar que la menopausia te hunda física y mentalmente.

En primer lugar, debes hacer mucho ejercicio, evita la vida sedentaria. Andar, correr, nadar, yoga, pilates… elige lo que más te guste o mejor se adapte a tus características, pero no olvides incluir el ejercicio en tu vida.

Además, debes procurar tomar el sol de manera saludable o recurrir a los suplementos vitamínicos para que no falte la vitamina D en tu dieta, ya que la carencia de este nutriente puede adelantar los síntomas de la menopausia y causar osteoporosis. 

Otro problema asociado a la menopausia es el aumento de peso, por eso debes cuidar lo que comes y evitar los alimentos grasos o ricos en azúcares. La soja, por ejemplo, aporta isoflavonas y fitoestrógenos, compuestos parecidos a los estrógenos que pueden retrasar o aliviar los síntomas de la menopausia. Otros alimentos beneficiosos por la concentración de fitoestrógenos son el arroz integral, el trigo, las cebollas, el hinojo o las semillas de girasol. Aumenta también el consumo de proteínas de calidad, sobre todo las provenientes de pescados, y consume muchas frutas y verduras.

Por último, elimina el tabaco y el alcohol de tu dieta ya que no solo perjudican tu salud, sino que hacen más intensos algunos síntomas de la menopausia.

Y si los síntomas son muy intensos, consulta a tu profesional de ginecología y medicina la posibilidad del tratamiento farmacológico, como la terapia hormonal sustitutiva. 

Fuente:

Instituto de la Menopausia

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar