• Buscar
×

Remedios naturales para las almorranas

Remedios naturales para las almorranas

Para muchas mujeres las almorranas o hemorroides se convierten en un tema tabú porque a nadie le gusta hablar sobre lo que ocurre en una zona tan íntima del cuerpo como es el ano. Lo cierto es que a día de hoy es una patología común, pero trae consigo muchas molestias y fuertes dolores que poco a poco se van incrementando. No obstante, existen numerosos remedios naturales que logran que el dolor y la afección desaparezcan.

 

Índice

Causas de las almorranas

Para comenzar, las almorranas se definen en medicina como venas hinchadas que se sitúan en el ano que originan picor y dolor. Normalmente, su principal síntoma es el sangrado, unido a dolores intensos alrededor del ano, aparición de heces negras y humedad anal. Igualmente, empeora con la ingesta de alcohol, teína, cafeína y especias.

Las hemorroides pueden ser externas, internas o trombosadas. Las hemorroides externas se localizan debajo de la piel que rodea el ano. Se irritan y pueden picar y sangrar. Las internas, por su parte, se localizan en el interior del recto y en raras ocasiones causan molestias, aunque pueden sangrar al defecar. Por último, las hemorroides trombosadas, que se forman cuando se acumula sangre en una hemorroide externa y forma un coágulo (trombo) causando dolor intenso, inflamación y un bulto duro cerca del ano.

Respecto a sus causas, las más comunes son:

Estreñimiento.

• Embarazo.

• Diarrea.

• Abuso de laxantes.

• Comidas con alto nivel de picante o sal.

• Obesidad.

• Envejecimiento.

• Factores hereditarios.

Debido a los dolores casi imposibles de soportar, muchas veces optamos por lo fácil. En este caso, el uso de cremas o pomadas que existen en el mercado. El problema es que muchas de ellas contienen jabones y corticoides que hacen que su excesivo uso originen dermatitis local empeorando el estado de las hemorroides. También debes saber que su función es aliviar el dolor, pero no curar.

Síntomas de las almorranas

- Sangrado que no produce dolor al defecar. Es posible ver pequeñas gotas de sangre de color brillante en el inodoro o en el papel al limpiarse.

- Picazón, prurito o irritación en la zona del ano.

- Dolor o molestias.

- Inflamación alrededor del ano.

- Bulto cerca del ano, que puede ser sensible o causar dolor.

Tipos de hemorroides

- Hemorroides de grado 1. Este tipo de hemorroide está algo inflamada, pero no es visible desde fuera. No produce molestia ni requiere tratamiento.

- Hemorroides de grado 2. La inflamación es un poco más grande haciendo que salga hacia fuera al defecar y luego vuelva de nuevo hacia dentro. Las molestias son mayores.

- Hemorroides de grado 3. Esta inflamación es aún mayor que la anterior. Las hemorroides están siempre fuera del ano (prolapso). El dolor y los problemas se acentúan.

- Hemorroides de grado 4. Estas son las hemorroides que están muy inflamadas por lo que siempre se encuentran fuera del ano.

Remedios naturales para las almorranas

Sin embargo, hay remedios naturales que consiguen que el dolor desaparezca de forma más eficiente. Aquí van 12:

1. El más conocido es la manzanilla gracias a sus propiedades curativas que la convierten en calmante, digestiva y antiinflamatoria. Puedes emplear una infusión de manzanilla a modo de baño de asiento, para aliviar y refrescar las hemorroides, mezclándola con agua tibia del bidé. Este tratamiento lo puedes realizar de forma diaria durante 15 minutos aproximadamente.

2. El ajo también posee un gran poder antiinflamatorio. Para ello, debes hervir dos dientes de ajo machacados durante media hora, y dejarlos enfriar. Después, aplícalo mediante una compresa sobre las almorranas.

3. El hielo puede ser tu gran aliado a la hora de disminuir el dolor. Recuerda que el hielo no puede tocar de forma directa la herida, tienes que envolverlo en una bolsita.

4. Semillas de linaza. Toma dos cucharadas de semilla de linaza al día porque ayuda a aliviar los síntomas de estreñimiento y, por tanto, las hemorroides.

5. El tomate. Aplica un trozo de tomate frío en la zona afectada y ya verás como en poco tiempo el dolor desaparecerá.

6. El castaño de indias mejora la fluidez de la sangre y, por lo tanto, mejora las almorranas. Se puede encontrar en gotas, comprimidos o cápsulas.

7. El hammamelis tiene propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias e hidratantes. Además, favorece la circulación y mejora la elasticidad de los vasos sanguíneos, por lo que ayuda a tratar las hemorroides.

8. El carbonato de magnesio se comercializa en suplementos en polvo o comprimidos y ayuda a que las heces sean más fluidas y, por lo tanto, evita el estreñimiento y el sangrado y esfuerzo al defecar.

9. El aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias y alivia el picor y el ardor de las almorranas. Tan solo tienes que cortar una hoja y aplicar la pulpa de la planta sobre la zona a tratar varias veces al día.

10. Las acelgas son un buen remedio casero para hemorroides. Solo tienes que dejarlas enfriar y colocarlas en la zona varias veces al día.

11. La patata es también un gran remedio natural para tratar las almorranas. Ralla una patata, envuélvela en un paño y colócalo en la zona afectada varias veces al día.

12. Haz un ungüento casero con 3 dientes de ajo pelados, dos hojas de laurel y clavos. Déjalo hervir media hora y reposar unos 10 minutos. Cuela la mezcla y, cuando no queme, aplícalo en las hemorroides con una gasa varias veces al día.

Prevención de hemorroides

• Haz ejercicio aproximadamente tres veces por semana.

• No ingieras a menudo comida picante.

• Come fruta y vegetales para evitar el estreñimiento, así como otros alimentos con fibra.

• No consumas alcohol.

Bebe mucha agua.

Fuente:

Elsevier: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-hemorroides-13072121

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar