• Buscar
×

Cómo tratar el herpes labial

Cómo tratar el herpes labial

El herpes labial está causado por el virus del herpes simple del tipo 1, que generalmente se contagia a través del contacto con alguien que tiene el brote activo. Una vez contagiado el virus, este permanece en el organismo de por vida, por lo que el herpes labial puede aparecer de vez en cuando, sobre todo si hay episodios de fiebre, estrés, infecciones o alergias. Además de las pomadas farmacológicas, hay muchos remedios caseros para tratar un herpes labial.

Índice

¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial es una infección muy común que casi todo el mundo contrae antes de llegar a la edad adulta. El herpes tiene 5 fases: hormigueo, ampolla, drenaje, costra y curación. Durante esta última fase es cuando más contagioso es el herpes ya que la ampolla se revienta y sale un líquido que transmite el virus. Lo mejor es detener el herpes en la primera fase, aunque no siempre se logra, para evitar complicaciones de salud.

La causa más común es es la infección por virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1), pero, a veces, el herpes simple tipo 2 (VHS-2) también puede causarlas. Es un virus bastante contagioso. 

Tras contraer el “virus del herpes labial”, permanece inactivo durante la mayoría del tiempo, pero factores como la fatiga, el estrés y las heridas pueden activarlo y que te vuelva a salir un herpes labial. También un sistema inmunitario débil, por eso son frecuentes en personas con SIDA. No obstante, hay personas que solo tienen un brote y no tienen recurrencia. 

Normalmente, el herpes labial dura entre 7 y 10 días. Las señales de mejoría incluyen disminución de la comezón, reducción del enrojecimiento y aparición de costras en las heridas. Cuando empeora, por el contrario, aparecen nuevas heridas en otras zonas de la boca y aumenta el dolor.

Síntomas del herpes labial

- lesiones, ampollas o úlceras en la lengua y boca

- prurito

- dolor en la boca o la lengua

- hinchazón en el labio

- dificultades en la deglución

- irritación de garganta

- glándulas inflamadas

- fiebre

- deshidratación

- náuseas

- cefaleas

¿Cómo tratar el herpes labial?

Para evitar que esto pase, conviene sabe cómo tratar el herpes desde el primer momento:

1. Usa una pomada antiviral como Zovirax o Aciclovir, las más usadas. Pregunta siempre antes a tu profesional de medicina o farmacéutico. La pomada se aplica unas 5 veces al día durante una semana. Son efectivas si se aplican con los primeros síntomas de hormigueo. 

2. Nunca cubras el herpes con maquillaje para evitar que se note, lo que debes hacer es aplicar una capa de vaselina para mantenerlo protegido de las bacterias y acelerar el proceso de curación.

3. Ten cuidado con el sol y nunca rompas las ampollas ni retires la piel muerta si se están secando. Para que las ampollas se curen, es importante lavarlas todos los días con agua y jabón antiséptico, sobre todo antes de aplicar un tratamiento.

4. Existen determinados alimentos que pueden ayudar a la recuperación, como todos aquellos que contengan un aminoácido llamado lisina, que combate el herpes labial. Lo puedes encontrar en la leche, el pescado, la carne o las legumbres. También puedes tomar un suplemento de lisina en cápsulas. La dosis recomendada es de entre de 500 a 1.0000 mg en ayunas. Puedes tomarlo cuando las heridas del herpes estén mejorando y continuar varios meses para impedir que aparezca de nuevo. En cambio, la arginina, otro aminoácido, hace el virus más fuerte, por lo que debes evitar alimentos como el chocolate, los cacahuetes o las almendras.

5. Evita los alimentos ácidos ya que el virus del herpes prospera en los ambientes ácidos.

6. El zinc también ayuda a fortalecer tu sistema inmune y a prevenir los brotes futuros de herpes. La dosis recomendada es de 10 miligramos al día. También hay cremas con zinc que puedes usar.

7. En cuanto comiences a notar la primera sensación de hormigueo o cosquilleo que anuncia que va a salir un herpes en el labio, ponte hielo o un apósito frío  durante un par de minutos para evitar que el virus se extienda. El virus del herpes requiere de un ambiente húmedo y tibio para desarrollarse, por lo que el frío puede detener su desarrollo.

8. El té negro ayuda a reducir el dolor y curar la ampolla. Coloca una bolsa de té negro, hervido previamente, sobre la herida y frótalo unos minutos.

9. El ajo es una planta antiviral y antibiótica que ayuda a combatir muchos virus, incluido el del herpes. Corta un diente por la mitad y colócalo sobre la herida.

10. El aloe vera también es una planta medicinal con propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes, por lo que ayuda a secar la ampolla. Aplícate unas gotas de aloe vera directamente en el herpes.

11. La leche, al contener lisina, es buena no solo ingerida, sino también aplicada sobre el herpes. Empapa un poco de algodón en leche y aplícatelo en la ampolla.

12. La lima posee propiedades antivirales y antibióticas que ayudan a combatir el virus. Aplícate unas cuantas gotas de jugo de lima sobre el área afectada 3 veces al día.

13. Tanto la miel como el vinagre tienen propiedades antibióticas. Mezcla un poco de miel con vinagre y aplícalo en la herida empapando un algodón en la mezcla.

14. El yogur es bueno tanto ingerido como aplicado en la herida. Si lo aplicas directamente sobre la ampolla, es preferible que esté frío.

15. El tomate verde ayuda a limpiar y curar la ampolla. Mezcla la pulpa de un tomate verde con bicarbonato de sodio y aplícalo en la ampolla con un algodón.

16. Aplasta un poco de sal en una cucharita hasta que se deshaga completamente, empapa un algodón en la sal y aplícalo en el área afectada 2 o 3 veces al día.

17. Toma 1 cucharadita de raíz de equinácea fuerte 3 veces al día. Pásala de un lado al otro de tu boca durante varios minutos y luego, trágala.

18. Recuerda no compartir cubiertos, toallas o pomadas labiales con nadie mientras el brote esté activo ya que podrías contagiarle el virus.

19. Evita el estrés y la ansiedad que pueden provocar la reaparición del brote.

20. Si te duele mucho, puedes usar un medicamento como paracetamol contra el dolor. 

Fuente:

Habif TP. Warts, herpes simplex, and other viral infections. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 12

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar