• Buscar
×

Remedios naturales para el dolor de garganta

Remedios naturales para el dolor de garganta

Normalmente, el dolor de garganta u odinofagia se produce como resultado de infecciones en las amígdalas o la faringe, junto a síntomas adversos como picazón, ardor o molestias para ingerir alimentos. Aunque en la mayoría de los casos se recurrre al ibuprofeno y al paracetamol, existen remedios naturales que alivian los síntomas de forma más efectiva.

Índice

Causas del dolor de garganta

Ya sea verano o invierno, es muy difícil librarse de los resfriados. Uno de sus síntomas más molestos es el dolor de garganta. Está vigente durante las 24 horas del día y hasta se nos quitan las ganas de hablar y de comer. Lo más habitual es que esta infección sea de curso leve y si, por lo contrario, presenta fiebre muy alta es aconsejable la visita al médico para que te prescriba una receta adecuada para tu situación.

Aparte de la gripe y del resfriado, hay otras enfermedades en medicina que podrían provocarla:

  • Amigdalitis: infección e inflamación en las amígdalas de origen viral o bacteriano.
  • Aunque el reflujo gastrofaríngeo sea un problema del aparato digestivo que afecte únicamente al esófago, los ardores y molestias se pueden irradiar a la garganta a través del reflejo.
  • La mononucleosis, también de origen vírico, es una enfermedad que afecta a la garganta en la mayoría de las ocasiones y a los ganglios linfáticos.
  • Algunas enfermedades de transmisión sexual, como el caso de la gonorrea, presentan dolores de garganta como síntomas.

Remedios caseros para el dolor de garganta

Los tratamientos que siempre se utilizan son los paliativos, centrados en reducir las molestias ocasionadas. Los más utilizados son la aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol. Sin embargo, hay remedios caseros que alivian los síntomas, además de contribuir al fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Aquí van 6:

1. Una receta clásica es hacer gárgaras de agua con sal. Para ello, coge 250 ml de agua y échale una cucharada de sal. Se recomienda hacerlo durante medio minuto y, sobre todo, nunca te lo tragues. Igualmente, en lugar de sal puedes utilizar vinagre de manzana o bicarbonato de sodio. No lo hagas más de 3 veces al día ya que puedes resecar las mucosas.

2. La miel por su sabor dulce provoca salivación, lo que da lugar a la secreción de mucus. Una de las fórmulas más utilizadas es añadir dos cucharadas de miel a un vaso de leche caliente o jengibre. 

3. El té verde calma muchas dolencias, entre ellas el dolor de garganta, gracias a sus innumerables propiedades.

4. Para preparar el té de regaliz, debes introducir una o dos piezas de raíces de regaliz en cada taza de agua. Después debes tomártelo poco a poco porque suele aumentar la presión sanguínea si se consume en grandes cantidades. No está aconsejado para las mujeres embarazadas o a las que sufren de hipertensión.

5. El ajo es el antibiótico natural por excelencia. Para eliminar las dolencias lo antes posible, machaca un ajo y dilúyelo en medio vaso de agua y bébetelo. Repite esta acción dos veces al día.

6. Utiliza un humidificador de aire para eliminar la sequedad del ambiente.

7. La sopa de pollo, un remedio de toda la vida de las abuelas, ayuda a aliviar el dolor de garganta, sobre todo la de pollo o vegetales.

8. Humedece un trapo con agua caliente, escúrrelo y colócalo sobre la garganta para que haga efecto. El agua caliente ayuda al sistema circulatorio y a que los músculos se relajen, aliviando el dolor.

9. Un baño de agua caliente mejora la humedad de las mucosas. También puedes echar unas hierbas y aceites esenciales al agua.

10. Prepara un vaso con bicarbonato de sodio y limón y tómatelo 1 o 2 veces al día. Ambas sustancias tienen propiedades antibacterianas.

11. La salvia contiene sustancias que ayudan a calmar la garganta irritada. Puedes hacer una infusión de salvia o comprar espráis bucales a base de salvia y de equinácea.

12. Chupa caramelos de menta o eucalipto para aumentar la saliva y aliviar el dolor.

13. Consume alimentos ricos en vitamina C como la naranja o el pomelo. 

Por último, otros remedios que te pueden ayudar son:

  • Beber mucho líquido, puesto que ayuda a mantener la garganta húmeda y previene la deshidratación. Evita las bebidas con cafeína y alcohol.
  • Descansar adecuadamente, más de ocho horas, para que nuestras defensas naturales se recuperen.
  • Procura no hablar alto ni mucho para descansar las cuerdas vocales.
Fuente:

Schapowal, A., Berger, D., Klein, P. et al. Echinacea/sage or chlorhexidine/lidocaine for treating acute sore throats: a randomized double-blind trial. Eur J Med Res 14, 406 (2009). https://doi.org/10.1186/2047-783X-14-9-406

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar