×
  • Buscar

¿Cómo se debe lavar el pelo?

¿Cómo se debe lavar el pelo?

¿Te lavas bien el pelo? ¿Usas el champú adecuado? ¿Sabes cuáles son los pasos que hay que seguir para lavarse correctamente el cabello y que este luzca bonito, suave y limpio? Te lo contamos a continuación…

Índice

  •  

Pasos para lavar el pelo correctamente

Todos creemos que sabemos lavarnos el pelo correctamente, ya que pensamos que, para hacerlo bien, basta con mojarlo, echarse el champú, masajear un poco el pelo, aclarar y secar. Pero no es tan sencillo como parece y, de hecho, la mayoría de nosotras no nos lavamos bien el pelo. ¿No has notada que queda más limpio y dura más cuando te lo lavan en la peluquería? Quizá es porque no conoces exactamente todos los pasos a seguir…

1- Primero, cepilla y desenreda

Antes de meterte en la ducha a lavarte el pelo, desenrédalo con un peine o cepillo para exfoliar el cuero cabelludo, eliminar los restos de producto que hayas usado (lacas, espuma…), estimular la circulación sanguínea a la cabeza y evitar que se enrede más al lavarlo. Además, este gesto hace que el champú penetre mejor y haga más efecto.

2- Humedece el cabello con agua tibia

No es conveniente lavarse ni con agua muy fría ni muy caliente. Lo mejor es humedecer bien todo el pelo con agua tibia para abrir las cutículas y que el producto penetre mejor, además de quitar los restos de suciedad que queden. Debe estar todo el cabello bien mojado antes de echar el champú.

3- Echa el champú sobre las manos

No se debe echar el champú directamente sobre el cabello, sino en las manos para repartirlo luego por todo el cabello. Además, hay que frotar bien solo en la raíz, y dejar que el resto del pelo se limpie con la espuma que va cayendo. No se debe echar más champú directamente sobre las puntas y frotar.

Recuerda usar una cantidad pequeña de champú, no hace falta echarse todo el bote. Si tu cabello es extralargo, puedes echar una cantidad un poco mayor.

4- Masajea bien

Conseguir que el pelo quede limpio depende del masaje que demos sobre las raíces. Levanta las raíces del pelo y masajea el cuero cabelludo unos 3 minutos para estimular la circulación sanguínea. Como hemos dicho, no frotes sobre las puntas. Evita los movimientos circulares y masajea suavemente, sin frotar con saña. Si frotas con fuerza, solo conseguirás activar las glándulas sebáceas y que el pelo se ensucie antes.

5- Aplica el champú dos veces

La primera vez sirve para limpiar el pelo y quitarle los restos de suciedad. La segunda, para masajear y dejar más brillante el cabello.

6- Aclara bien

Aclara bien el cabello, durante el tiempo que haga falta, para quitar todo el champú. No debe quedar ningún resto de champú, ya que puede ensuciar el pelo al secar. Por último, acaba con un chorro de agua fría para cerrar las cutículas del cabello y prevenir que se engrase.

7- Seca con cuidado

Debes quitar toda la humedad con una toalla, pero sin frotar, dando suaves toques, ya que así solo conseguirás abrir las cutículas.

No abuses del secador, úsalo solo cuando sea necesario y no puedas dejar que el pelo se seque al aire y siempre a potencia media y con aire no demasiado caliente. Tampoco debes juntarlo mucho a la cabeza, deja una distancia  decuada para no quemar el cabello ni resecarlo.

8- Peina bien

Después de secar, llega la hora de desenredar el cabello. Elige un buen peine de fibras naturales para proteger el cabello y peina siempre de las puntas a la raíz.

9- Mascarilla

Por último, es conveniente aplicar una mascarilla una vez a la semana. Aplica solo de la mitad hacia las puntas y deja actuar el tiempo que indique el fabricante.

¿Qué champú elegir?

En el mercado existen muchos tipos de champú para cabello graso, seco, quebradizo, con caspa… y es posible que no sepas cuál es el mejor para ti.

Para saber cómo es tu cabello, abre una raya en el cuero cabelludo y observa su color. Si es rosado, está sano. Si es grisáceo, es posible que lo tengas seco. Si es amarillento, lo tienes graso. Además, si notas caspa, deberás elegir un producto anticaspa.

El pelo rizado suele ser más graso, y el pelo liso, más seco, aunque no siempre es así.

Se recomienda además optar por champús ecológicos o fabricados con productos naturales y evitar aquellos que contengan muchos químicos.

¿Qué pasa con el acondicionador?

Si tienes el pelo muy largo, por debajo de los hombros, se recomienda que apliques el acondicionador antes del champú para proteger las puntas y mantenerlo más brillante.

Si no es muy largo, puedes echarlo tras el champú, pero siempre de la mitad hacia las puntas, no se debe aplicar acondicionador en la raíz o podríamos dejar el cabello más graso.

Fuente:

Fuente:

Revista Vogue, https://www.vogue.es/belleza/pelo/articulos/como-lavar-pelo-correctamente-trucos-champu-acondicionador/27281

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar