• Buscar
×

Cómo dejar brillantes los azulejos de la cocina

Cómo dejar brillantes los azulejos de la cocina

¿Quieres que tu cocina esté impoluta y los azulejos brillen tanto que te puedas peinar mirándote en ellos? Sigue estos consejos sencillos a la hora de limpiar tu cocina.

Índice

¿Por qué los azulejos se estropean tanto?

Los azulejos suelen estar siempre en la cocina o en el baño, de modo que es normal que se estropeen más que otras zonas de la casa debido a la humedad, la grasa y los vapores, etc. Esto hace que enseguida se ensucien y pierdan su brillo, notándose sucios y apagados.

Por eso es importante que no dejes pasar mucho tiempo y los laves con regularidad usando, además, productos especiales que te ayudarán a mantener su brillo mucho más tiempo.

Consejos para dejar los azulejos brillantes

Limpiar es algo que a nadie le emociona, pero hay que hacerlo ya que a nadie le gusta vivir en medio de la inmundicia y la suciedad. Generalmente, todos hacemos un repaso general de la casa, pero de vez en cuando hay que hacer una limpieza más profunda. Si te ha llegado la hora de limpiar bien la cocina y quieres que los azulejos estén limpios y brillen, echa un ojo a estos truquitos que te ayudarán a quitar la grasa acumulada en ellos de manera rápida y sencilla:

1. Con agua tibia, jabón y un trapo puedes limpiarlos, aunque hay otros productos que ayudan a quitar más fácilmente la grasa y la suciedad de los azulejos. Frota bien sobre la superficie de los azulejos y recuerda secarlos bien al acabar para que no se cree moho sobre ellos.

2. Mezcla agua y vinagre y frota la mezcla en tus azulejos con un paño limpio. Después, sécalos bien con otro paño seco. Puedes usar vinagre de uva o de manzana. El vinagre es uno de los mejores remedios caseros para limpiar y nos ayudará a eliminar restos de cal y suciedad en el baño. Al acabar, ventila bien.

3. Otra buena combinación es agua, alcohol y amoniaco. Mézclalos en un pulverizador a partes iguales y humedece los azulejos con la mezcla. Después, pasa un trapo limpio, enseguida notarás el brillo y la limpieza.

4. El alcohol de quemar también hace que los azulejos brillen mucho. Pásalo por ellos y después seca con cuidado.

5. Mezcla agua con lavandina. Añade a medio litro de agua lavandina concentrada. Mete la mezcla en un pulverizador y rocía sobre los azulejos. Deja actuar unos minutos y, a continuación, pasa un trapo limpio con agua caliente.

6. Mezcla bicarbonato con agua. Disuelve dos cucharadas de bicarbonato de sodio en dos cucharadas de agua hasta que quede una consistencia espesa. Aplica la mezcla sobre un trapo rugosos y limpia con ello los azulejos. Aclara después con agua tibia y seca bien para evitar que quede humedad y sacar todo el brillo posible.

7. El limón también es un potente limpiador para todo tipo de superficies. Mezcla el zumo del limón con agua para eliminar las machas amarillas que puedan haber salido en los azulejos. Aplica la mezcla con un trapo sobre los azulejos y seca bien con una bayeta.

8. La pasta de dientes, es especial las que tienen fórmula blanqueadora, es un buen remedio casero. Extiende la pasta en un cepillo o esponja y frota fuerte. Aclara con agua fría.

9. Y, por último, un buen truco es pulverizar limpiacristales y después pasar un trapo limpio y seco.

Verás cómo con estos trucos consigues que tu cocine brille de manera rápida, eficaz y sencilla. Así, te dará un poco menos de pereza hacer una limpieza más profunda en tu cocina. ¡Y sin gastar mucho dinero!

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar