• Buscar
×

Cómo blanquear los dientes de manera natural

Cómo blanquear los dientes de manera natural

A medida que vamos creciendo nuestros dientes van perdiendo su color blanco natural y comienzan a ponerse ligeramente amarillos. Para enfrentarnos a este problema recaemos en tratamientos o productos odontológicos que a la larga pueden terminar dañando el recubrimiento de las piezas dentales y es irreversible. No obstante, debes saber que puedes ganar la batalla de manera natural con “remedios de la abuela”.

Índice

¿Por qué se afea el esmalte?

El esmalte que actúa de funda de las piezas dentales al ser sutilmente poroso tiende a irse llenando de todo lo que comemos. Es decir, si bebemos una copa de vino tinto, los dientes enseguida se vuelven de color violeta. Además, existen otros alimentos y bebidas que manchan los dientes de una forma más penetrante y, poco a poco, los deja amarillentos. En este caso, hablamos del café, el té, los refrescos, el tabaco y, por supuesto, la mala higiene bucal.

Asimismo, otros alimentos que pueden dañar nuestro esmalte son los que contienen azúcares refinados, edulcorantes artificiales, la carne, los huevos o la cerveza. En contraposición, los que te ayudan a conservar tus dientes blancos son las frutas y vegetales, como las manzanas, las peras, los pepinos, las zanahorias, las coliflores o las espinacas.

Tratamientos blanqueantes

Además de los tratamientos blanqueantes odontológicos, puedes optar por blanquear tus dientes de manera natural, rápida y fácil. Aquí van unos cuantos:

1. Bicarbonato de sodio. Es uno de los remedios más utilizados. Consiste en aplicar un poco de polvo en tu cepillo de dientes o sobre la pasta dental que utilices. No obstante, algunos expertos afirman que puede dañar los dientes al estropear el esmalte, amarilleando los dientes a largo plazo. No debe usarse junto con la pasta de dientes.

2. Pasta de dientes elaborada con aceite de coco. Este producto crea una especie de reacción química que hace que se remuevan las manchas en el momento que te cepillas los dientes.

3. Cáscara de plátano. Aplícate la cáscara de plátano sobre tus dientes porque tienen un efecto blanqueante gracias a sus vitaminas y minerales.

4. Jugo de limón. Para ello, tienes que preparar una pasta dental a base de bicarbonato y jugo de limón. Para enjuagar tu boca utiliza agua fría en abundancia. La vitamina C del limón también fortalecerá y limpiará tus encías. Puedes repetir el proceso como máximo dos veces por semana, porque la acidez puede dar el esmalte si se usa en exceso.

5. Toma una pequeña cantidad de pulpa de fresas y frótalas en los dientes durante 5 minutos aproximadamente. Las fresas contienen ácido málico, que ayuda a disolver el café, el vino tinto y las manchas de té de los dientes. Machaca 1 o 2 fresas y agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio. Frota la mezcla en tus dientes de 5 a 7 minutos. Tampoco es bueno usarlo muy a menudo.

6. Dentífrico blanqueador. Todos los dentífricos con efecto blanqueante ayudan a quitar las manchas porque contienen componentes abrasivos, pero no sirven de nada contra la suciedad que se va acumulando en el interior de los dientes.

7. Gárgaras de vinagre de manzana. El vinagre de manzana diluido en agua aumenta la efectividad de cualquier pasta de dientes.

8. Pasta de carbón. El carbón activado sirve para blanquear los dientes, ya que sus gránulos se adhieren a las bacterias antes de que los manchen. Mezcla carbón con una pequeña cantidad de agua y aplícalo suavemente sobre todos los dientes. Déjalo reposar durante dos minutos y luego enjuágate.

Tratamientos estéticos

- Geles y tiras blanqueadoras: se pueden encontrar en cualquier farmacia y son más potentes que los dentífricos. Su concentración de peróxido de hidrógeno está entre el 6 y el 10%. Los resultados iniciales se ven a los pocos días y el resultado dura unos 4 meses. Se aplican 2 veces al día durante 30 minutos y durante 14 días.

- Blanqueamiento dental con luz fría o fotoactivación: se aplica peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida a una concentración de hasta el 35%, aplicando después luz fría para fortalecer su efecto.

- Blanqueamiento dental con molde: se realiza un molde de la dentadura del cliente y con él se hacen unas fundas en las que se aplica un producto blanqueador durante dos semanas.

- Blanqueamiento dental mixto: combina las técnicas de fotoactivación y tratamiento en casa.

- Blanqueamiento interno: para los dientes sucios por una endodoncia o nervio muerto. Solo se puede hacer en dientes desvitalizados.

Consejos para una boca sana

Por último, no te olvides de:

  • Cepillarte los dientes como mínimo tres veces al día después de cada comida.
  • No te cepilles los dientes con mucha fuerza.
  • No fumes.
  • Evita o reduce el consumo de café, té y refrescos.
  • Intenta masticar regularmente manzanas, zanahorias y brócoli.
Fuente:

Newbrun E, Hoover CI, Ryder MI. Bactericidal action of bicarbonate ion on selected periodontal pathogenic microorganisms. J Periodontol. 1984 Nov;55(11):658-67. doi: 10.1902/jop.1984.55.11.658. PMID: 6094783.

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar