• Buscar
×

¿Cómo ahorrar agua en casa?

¿Cómo ahorrar agua en casa?

Como todos sabemos, el agua es un elemento vital para poder sobrevivir. Por esta razón, tenemos que cuidarla y evitar su escasez, puesto que un uso inadecuado pondría en peligro la vida de todos los seres vivos y, además, su contaminación la vuelve inutilizable.

Índice

La importancia de ahorrar agua

La época estival es conocida por su gran consumo de agua y la sequía debido al sol y las altas temperaturas. Aproximadamente, cada habitante de España consume diariamente 126 litros de agua, ya sea en duchas, en la hora de hacer la comida, beber agua o tirar de la cisterna. No obstante, para que podamos seguir disfrutándola, debemos concienciarnos de este problema para intentar ahorrar agua, utilizándola de la forma adecuada y, sobre todo, no contaminándola; especialmente en años de gran sequía como este que vivimos.

Para empezar a ponernos manos a la obra, hay que conocer dónde hacemos más gasto de agua y pensar qué podemos hacer para fomentar un uso racional.

¿Cuánto se puede llegar a ahorrar en la factura de agua?

Un estudio realizado por Fintonic afirma que la factura media de los españoles en agua puede rondar los 96 euros al año. Sin embargo, no todos los españoles pagan lo mismo, ya que existen diferencias de hasta un 350% entre comunidades autónomas. Así en Murcia se paga 2,5 euros el m3, cerca del triple de lo que cuesta el agua en Castilla y León o Melilla.

Por lo tanto, según dónde vivas pagarás más o menos en la factura del agua, aún gastando lo mismo, por lo que puede ser mucho más importante saber cómo ahorrar. Además, es importante ahorrar agua desde el punto de vista medioambiental.

Además, si tienes hijos en el hogar es una gran forma de inculcarles hábitos de ahorro.

Para calcular cuántos euros puedes ahorrar al mes con el gasto de agua debes tener claro las medidas que aparecen en tu factura ya que el agua se mide en m3. Cada m3 equivale a 1.000 litros de agua. A modo de ejemplo, la diferencia entre lavarte las manos con el grifo abierto y no hacerlo es de 12 litros a 1,5 litros de media. Si lo haces 5 veces al día los 30 días de la semana, ahorrarás 1.575 litros al mes.

Consejos para ahorrar agua

  • En primer lugar, debes evitar dejarte los grifos abiertos mientras haces otra actividad. Cada minuto que pasa el grifo abierto, se pueden llegar a perder de 5 a 10 litros de agua. Esto suele ocurrir mientras te cepillas los dientes, te enjabonas el pelo o friegas utensilios de la cocina.
  • Mientras esperas a que el agua esté caliente antes de ducharte, aprovecha esa agua para llenar el cubo de la fregona o para regar las plantas.
  • Cierra bien los grifos. Un grifo goteando puede perder hasta 40 litros de agua al día. Si hay fugas, cierra la llave de paso. 
  • Mejor ducharse que bañarse. Una ducha gasta la mitad de agua que un baño.
  • Pon la lavadora y el lavavajillas cuando estén lo suficientemente llenos. Con este hábito puedes ahorrar hasta 3.000 litros de agua cada mes. Si los electrodomésticos son ecológicos, mejor.
  • No emplees agua para descongelar alimentos. Intenta siempre sacarlos con antelación del congelador y dejarlos en la nevera, es más sano y económico.
  • A la hora de lavar los alimentos, utiliza un recipiente, no los laves con el grifo abierto.
  • No utilices el inodoro como una papelera, ni arrojes cigarrillos, compresas o preservativos, puesto que necesitan más de una tirada de cisterna y, además, pueden atascar las tuberías. Cada vez que tiras de la cisterna supone una pérdida de 6 a 12 litros de agua.
  • Igualmente, el inodoro es lo que más agua consume de toda la casa. Puedes ahorrar instalando un mecanismo de doble descarga que disponga de dos pulsadores, uno de 3 litros de descarga y otro de 6, según las necesidades.
  • Racionaliza el riego. Lo puedes realizar aprovechando el agua de lluvia o bien estableciendo sistemas de riego por goteo. Asimismo, apuesta por las plantas autóctonas. Las plantas habituadas al clima no necesitarán tanta agua. Riega por la mañana o por la noche, así evitarás que el agua se evapore antes de ser absorbida.
  • Vigila que no haya fugas en el baño y la cocina. Hay que revisar cada cierto tiempo la grifería y los elementos urinarios porque pueden tener pequeñas fugas que generan importantes pérdidas de agua y, por lo tanto, dinero.
  • Cambia tus electrodomésticos antiguos por otros que tengan la etiqueta A+, A++ o A+++ que ahorran hasta un 50% en el consumo de agua. Sobre todo, la lavadora y el lavavajillas. Si además buscas un lavavajillas o lavadora que directamente incluya programas ecológicos, mejor. Según los datos de la OCU una lavadora antigua puede gastar 80 litros por cada lavado frente a los 50 de una nueva.
  • Instala grifería termostática o electrónica, ya que estas tecnologías ahorran al poderse regular el consumo.
  • Coloca aireadores o reductores del caudal en los grifos para gastar menos al usarlos.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar