• Buscar
×

¿Cómo ser emprendedora?

¿Cómo ser emprendedora?

Antes de querer ser una buena emprendedora, quizás debas tener claros algunos aspectos en cuanto a actitud y espíritu a tener en cuenta. ¿Quieres saber cuáles son?

Índice

Ideas claves a tener en cuenta

1- Desempeño. Deberás trabajar muy duro para conseguir tus propósitos. Querer ser emprendedora una vez pasados los 30 años implica poner toda la carne en el asador y, por supuesto, si consigues que tu negocio y/o proyecto salga adelante jamás te rindas.

2- Creatividad. En el trabajo no solamente habrá que hacer la “rutina diaria” por decirlo de alguna manera sino ser creativa e ir creando cosas cada día, pero si no son nuevas optar por darle una vuelta a lo que ya tenemos, una manera distinta de verlo y también una forma distinta de pensar y ejecutar.

3- Innovación. Nada de quedarse anclada en lo pensado inicialmente. Hay que cambiar el chip, sobre todo cuando se trata de un proyecto o negocio nuestro del que queremos dar el 100% y al que nos ha costado mucho llegar. Innovaciones en procesos, ideas para el negocio, en las mejoras... ¡innova en todo lo que quieras y se te ocurra!

4- Mejora. Así es y es que además de innovar y de ser muy, pero que muy creativa habrá que ir mejorando día a día ese “proyecto de negocio”. No podemos darnos el lujo de no realizar cambios ni mejoras en el producto o en el servicio. Además, ten en cuenta que cualquier área de negocio tiene su ciclo de vida y que tras el éxito siempre acaba terminando…

Y, sobre todo…

1- Que te guste lo que hagas. ¿Recuerdas el refrán “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”? Pues así es, trabajar y de lo que te guste debería ser un principio que no debieras olvidar nunca, disfrutar de lo que hagas cada día. ¡Y que lo disfrutes!

2- Que trabajes con ganas, ilusión y motivación. Tampoco has de olvidarte de lo que te llevó en su día a emprender y te ayudó a conseguir tus sueños. Probablemente fue esa actitud positiva, esas ilusiones, esas ganas y sí, ¡esa motivación tan fuerte! Así que ¡adelante!

3- Que seas original. En el contenido y también en la forma pues no debes solamente utilizar la creatividad a la hora de “crear” sino también en cómo gestionarlo.

4- Y que estés informada y alerta del área de tu negocio. Es decir, estar atento de las tendencias, pero también de las posibles oportunidades que puedan presentarse o surgir en el día a día en nuestro entorno.

Y recuerda también que, algo que jamás le puede faltar a un buen líder o emprendedor/a es liderar y comunicar bien, y para ello es importante lo siguiente:

- Ser una buena líder y comunicadora. Requisito básico sobre todo si te encargas de coordinar un equipo y/o grupo o bien eres la jefa de uno o todos los departamentos. Además, deberás tener aptitudes y mucha actitud y, sobre todo, ir mejorando con la experiencia.

- No seguir todos los consejos de aquellos que te rodean. A la hora de emprender (y especialmente si es tu primera vez…) probablemente comiencen a darte muchos consejos, pero no a todo has de prestar atención. Recuerda que pocas personas tienen éxito absoluto…

- No dejar de aprender. Sería bueno formarse, no dejar de formarse nunca en realidad y aprender cada día algo nuevo ya sea con cursos, seminarios, online, con distintos libros… ¡como sea, pero mejorar nuestro conocimiento!

- Cuidar del negocio. Como si se tratara de tu propia familia… Pasión, cariño, comprensión y delicadeza, además de inversión.

- No dudar. Nunca dudes de tu “proyecto” o “negocio” ni de ti misma. Es cierto que cuando se empieza algo nos da por dudar y cuestionarnos… ¡malo! Lo mejor siempre será intentar mejorar.

Pros y contras de ser emprendedora a partir de los 40

Es cierto que muchas veces, e independientemente de la edad que una tenga, emprender y dirigir una empresa ofrece muchas recompensas, pero también exige muchos sacrificios. Por ello, es normal también que a lo largo de toda una trayectoria profesional cualquiera pueda experimentar distintos sentimientos y vivencias, pero además hay que tener en cuenta también que el hecho de alcanzar una cierta edad puede suponer en muchas ocasiones que uno tienda a magnificar todas esas percepciones, especialmente cuando llega el momento de “querer abandonar” en cierto modo esa zona de confort que nos ha servido además de refugio durante tantos años. Analicemos los pros y los contras ahora de ser una mujer emprendedora a partir de los 40…

PROS

CONTRAS

Marco de referencia más amplio

Hábitos ya afianzados

Mayor seguridad financiera

Menor receptividad ante ideas innovadoras

Mayor y mejor conocimiento de las fortalezas y debilidades

Dificultad para aprender y hacer con las nuevas tecnologías

Mayor seguridad a la hora de tomar decisiones

Mayor dificultad para tratar de mejorar las limitaciones

Más conocimiento

Menor nivel de energía

Mayor reconocimiento de oportunidades

Menor resistencia

Mejor conocimiento de fortalezas y debilidades

Dificultad para romper con muchas rutinas y tratar de adoptar nuevos enfoques

Pero ¿por qué es a veces tan complicado? ¿Qué piensan algunas emprendedoras al respecto?

Las mujeres modernas deben enfrentarse a miles de desafíos para poder triunfar en el mundo laboral para alcanzar el éxito profesional. Sin embargo, muchas veces los principales retos a vencer no vienen del exterior, sino de las propias inseguridades que pueden tener en su mente.

O eso es al menos lo que deja claro Cecilia Riviello, vicepresidenta de Ventas de Avon en México, Centroamérica y República Dominicana, quien aseguraba hace unos años que “una mujer de éxito es aquella que es feliz al 100 por ciento en todos los roles que desempeña, que se siente muy bien consigo misma, con el tiempo que le dedica a cada una de sus actividades y con lo que ha logrado. Y ha llegado tan alto en su carrera profesional como ella ha querido sin tener que hacer sacrificios, sin remordimientos”.

Y según ella misma… ¿qué puede hacer una mujer para destacarse en el mundo de los negocios, ya sea como emprendedora o como ejecutiva?

Cecilia Riviello lo tiene claro y asegura que existen mitos como la existencia del techo de cristal, un límite real o imaginario que detienen el progreso de las mujeres dentro de una empresa, pero que da a todas las mujeres algunos consejos que desde su experiencia como mujer de éxito le pueden ayudar a otras muchas a alcanzar sus objetivos y sueños.

- Creer en sí misma. Es indispensable saber que puedes lograr todo lo que te propones.

- Conocerse. No temer nunca pedir ayuda a tu pareja, amigas o psicólogos o terapeutas para corregir todo aquello que se desea cambiar para mejorar.

- Planear la vida. El éxito no es cuestión del destino, sino el resultado de las decisiones que se toman cada día.

- Priorizar siempre. Nunca se deberán sacrificar las etapas de la vida, al contrario, habrá que planearlas bien para aprovecharlas al máximo.

- Ser una misma. No hay mejor clave del éxito en una mujer que mantener la capacidad de ser plenamente como es en cada una de las facetas de su vida.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar