• Buscar
×

Grit: pasión y perseverancia para lograr nuestras metas

Grit: pasión y perseverancia para lograr nuestras metas

La Teoría del Grit es una sencilla teoría para el crecimiento personal que se ha puesto muy de moda desde que en 2016 la psicóloga Ángela Duckworth, profesora de psicología de la Universidad de Pensilvania, escribiera el libro Grit: el poder de la pasión y la perseverancia, hablando sobre la Psicología del logro o del éxito.

Índice

Fundamentos de la Teoría del Grit

La Teoría del Grit forma parte de lo que se conoce en Estados Unidos como Psicología del logro o del éxito, teorías que sirven para crecer personalmente y ayudarnos a lograr nuestras metas. El Grit, en concreto, se basa en la pasión y la perseverancia. La determinación y la constancia para luchar por aquellos que realmente queremos.

El Grit se basa en elegir un objeto que realmente nos importa y esforzarse todo lo que haga falta para lograrlo. Eso sí, a largo plazo muchas veces.

Por lo tanto, esta Teoría va enfocada a personas tenaces que saben muy bien lo que quieren. Debe haber un compromiso continuo. Según Duckworth, “cuanto mayor es el Grit de una persona, menos cambios en su carrera suele hacer”. Es decir, cuanta más tenacidad o constancia tiene, más posibilidades de éxito.

Par esta autora, el Grit es uno de los predictores más importantes del éxito y todos tenemos la capacidad de aumentar nuestro Grit.

La Teoría del Grit comienza a forjarse en el año 2004, cuando Duckworth estudió a más de mil jóvenes cadetes de la academia militar de West Point (Estados Unidos). Estos jóvenes se enfrentaban a su primer año en la academia, conocido como Beast Barracks (cuarteles de bestias), por la dureza de las pruebas, a todos los niveles, teniendo que trabajar hasta 17 horas diarias. El objetivo de esta dureza es que solo los mejores y más aptos continúen, dejando atrás a cientos de cadetes. Ante esta situación, Duckworth quiso ver qué cualidades eran las que les ayudaban a superar este curso, para lo cual diseñó un test innovador para medir las habilidades de liderazgo y de rendimiento físico, así como la voluntad de perseverar y de conquistar objetivos a largo plazo. Esto es, precisamente, lo que la autora denominó Grit. 

Pasión y perseverancia

Como decíamos, el Grit se basa en dos ideas: pasión y perseverancia. Pero para Duckwoth la pasión no es una emoción muy intensa hacia algo, sino constancia con el paso del tiempo. Es la capacidad de elegir un único objetivo y no soltarlo hasta que se logre, aunque pasen años. Seguir una misma dirección sin importar lo que pase.

Y la perseverancia hace referencia a la tenacidad y la fuerza de voluntad. Comprometerse realmente con algo. No desalentarse ante la primera dificultad ni dejar las cosas a medias. Habla también del esfuerzo, la tolerancia al fracaso y la capacidad de levantarse cuando nos caemos. Implica también tener confianza en uno mismo y en sus metas.

Esta Teoría, por lo tanto, insiste en la idea de que el talento o la inteligencia no son lo único necesario para triunfar en la vida. De hecho, diversos estudios hechos al respecto, analizando diversos grupos de personas con más o menos inteligencia, demuestran que el grit no siempre está ligado a la inteligencia. Por eso hay personas muy inteligentes que no consiguen alcanzar sus metas y otras menos que sí, ya que poseen este grit.

Simplificando: Talento + Esfuerzo = Habilidad. Habilidad + Esfuerzo = Logro. El carácter, la pasión y la perseverancia es lo que realmente importa para conseguir nuestras metas. El esfuerzo vale por dos, lo que implica que cualquiera puede lograr lo que quiere si se esfuerza, trabaja y no se rinde. Es decir, el talento se hace. 

Por lo tanto, si tienes una meta clara en tu vida que realmente te apasiona, no lo dudes y saca todo tu esfuerzo y tu perseverancia para poder alcanzarla.

Fuente:

Grit: el poder de la pasión y la perseverancia, Ángela Duckworth

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar