×
  • Buscar

¿Tienes una relación tóxica con tus hermanos?

¿Tienes una relación tóxica con tus hermanos?

A veces, las relaciones que se establecen entre hermanos no son sanas ni buenas, sino que se crean relaciones tóxicas, especialmente para uno de ellos. ¿Es tu caso? ¿Quieres saber qué signos indican que una relación entre hermanos es tóxica?

Índice

Siempre puede haber diferencias entre hermanos

Entre hermanos es normal que surjan ciertas rivalidades o celos, pero eso no es lo mismo que establecer una relación tóxica. Las relaciones saludables entre hermanos son compasivas y amorosas, ellos siempre están dispuestos a escuchar y ayudar. No son críticos y todos quieren lo mejor para sus hermanos y hermanas. Es por eso que están felices y satisfechos cuando alcanzan el éxito. Son independientes de sus hermanos, pero no distantes de ellos. Sin embargo, las relaciones tóxicas son justamente lo contrario.

Si no sabes si la relación con tus hermanos es sana o no, echa un ojo a estas 10 señales de relaciones tóxicas fraternales:

- Es el favorito de papá y mamá

Los padres no deberían tener hijos favoritos. Pero ¿siempre elogiaron a tu hermano y le dieron las mejores oportunidades? ¿Siempre se salía con la suya? ¿Las reglas no se aplican a él?

El favoritismo puede conducir a un comportamiento narcisista. Cuando un niño siempre consigue lo que quiere y nunca se le hace sentir las consecuencias de sus acciones, se le da una falsa sensación de superioridad.

- Controla todo

¿Sientes que siempre tienes que hacer lo que tu hermano quiere? Si no lo haces, ¿se enfada o se pone agresivo? Al final, ¿es más fácil aceptar lo que quiere que llevarle la contraria?

Esta es una forma de control, tanto si se ejerce sobre los amigos con los que debes salir, como la carrera que debes estudiar. Si descubres que no puedes tomar tus propias decisiones sin que tu hermano se salga con la suya, es una señal de control coercitivo.

- Sientes que nunca puedes decirle “no”

Esta es otra forma de control, pero también impacta mucho en la vida. ¿Se enfada si le dices “no” a una de sus solicitudes o peticiones? ¿Te hace sentir culpable por haberle dicho que no? ¿Juega con tus emociones y trata de hacerte sentir mal por no ayudarlo? Este es el comportamiento típico de un hermano menor que tiene tendencias narcisistas.

- Te manipula

Las personas que piensan y actúan de manera racional y lógica a menudo pueden ser engañadas y manipuladas fácilmente porque simplemente no piensan de esa manera tortuosa. Alguien que sea perezoso y que no se moleste en trabajar por sí mismo usará el engaño para resolver sus problemas.

El problema aquí es que, por supuesto, se supone que las familias se ayudan mutuamente, pero no hasta el punto en que una persona siempre se beneficie en detrimento de los demás.

- Siempre tiene la razón

Nadie tiene razón todo el tiempo. Todos tenemos que tener una mente abierta, incluso si creemos que sabemos la verdad. Pero algunas personas creen que siempre saben lo que es correcto y no escuchan la opinión de nadie más, ya que creen estar en posesión de la verdad absoluta.

Este tipo de mente cerrada puede ser agotadora e inevitablemente conduce a discusiones en una relación. También invalida tus sentimientos porque no sientes que tus opiniones e ideas importen.

- Te coloca contra tus otros hermanos

¿Uno de tus hermanos constantemente te cuenta chismes o habla mal de tus otros hermanos o hermanas? ¿Esto socava tus relaciones con ellos? Este es uno de los peores signos de relaciones tóxicas entre hermanos, ya que este comportamiento puede causar daños duraderos.

Las personas que actúan así buscan elevar su propia posición haciendo que sus otros hermanos se lleven mal. Así, él podrá ser el favorito de todos.

- No tiene en consideración tus sentimientos

Necesitamos validación cuando nos sentimos enfadados, no queridos, asustados, ansiosos o tristes. Cuando alguien no toma en cuenta nuestros sentimientos, en realidad nos dice que no importamos.

Nuestras emociones son las que nos impulsan, están entretejidas en cada acción o comportamiento que adoptamos. Tenerlos ignorados es extremadamente perjudicial para nuestra psique.

- Nos critica constantemente

A los hermanos tóxicos no solo les gusta poner en contra a unos hermanos contra otros, sino que también les gusta hacerte sentir mal contigo mismo. Lo hacen al criticarte constantemente. Juzgará cada aspecto de tu vida y nada de lo que hagas será lo suficientemente bueno a sus ojos. Su bombardeo de humillaciones tendrá un efecto acumulativo hasta que comiences a pasar menos tiempo con él para escapar de las batallas mentales.

- Solo te llama si necesita algo

Igual que hay amigos que solo te escriben o te llaman cuando necesitan un favor tuyo, estos hermanos solo llaman cuando quieren algo. Puedes pasar meses sin saber nada él, hasta que te necesite realmente. Comenzará inocentemente, quizás preguntando cómo estás, pero luego la verdadera razón de la llamada pronto se hará evidente. Quiere algo de ti.

- Te amenaza todo el tiempo

Amenazar es un comportamiento tóxico en sí mismo. Las personas bien adaptadas no tienden a hacer ultimátum para obtener lo que quieren o necesitan en la vida. Si tu hermano está constantemente amenazándote, muestra que no tiene la capacidad mental o la paciencia para obtener lo que desea de una manera civilizada.

¿Cómo lidiar con las relaciones de hermanos tóxicos?

Aunque quizá es demasiado tarde para acabar con su comportamiento y mejorar vuestra relación, puedes intentarlo siguiendo estas pautas:

- Ignora el comportamiento tóxico: no entres en su juego, simplemente, ignora su comportamiento. Si participas en él, puedes alentar a tu hermano a continuar portándose así.

- Rodéate de personas positivas: es fácil dudar de ti mismo cuando tienes un hermano tóxico, pero si estás con personas positivas y bien equilibradas, podrás reconocer el mal comportamiento de inmediato y no tolerarlo.

- Establece límites claros: algunos comportamientos tóxicos son bastante intrusivos y pueden apoderarse de la vida de una persona. Al establecer límites claros, puedes recuperar el control.

- Corta con él si es necesario: no existe una regla que indique que debes mantenerte en contacto con tu hermano. Si la situación es realmente mala y afecta a tu salud, es mejor cortar toda relación con él.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar