• Buscar
×

Presbiopía y Presbiacusia: enfermedades de la madurez

Presbiopía y Presbiacusia: enfermedades de la madurez

Ambos trastornos hacen referencia a la pérdida gradual de vista y audición provocadas, generalmente, por la edad, por lo que suelen aparecer en torno a los 50 años.

Índice

Síntomas y tratamiento de la presbiopía

La presbiopía (o presbicia) causa una reducción en la capacidad para enfocar objetos. Es lo que se conoce popularmente como “vista cansada” y es una condición degenerativa, es decir, empeora con el tiempo.

Aparece en algunas personas a partir de los 40 años y se vuelva más común conformen pasan los años. Así, se calcula que en España el 81% de la población mayor de 45 años padece presbicia.

Los síntomas principales de este problema son:

- Dificultades para enfocar la vista cuando se llevan a cabo tareas como leer, escribir en un ordenador o coser.

- Los objetos cercanos y la letra pequeña se vuelven un borrón, especialmente en condiciones de poca luz.

- Fatiga visual y cansancio tras hacer ciertas tareas.

- Dolores de cabeza.

La causa de la presbicia es el cambio que se produce en la lente ocular, que se vuelve más gruesa y menos flexible, por lo que no puede enfocar con claridad. La luz recibida por la córnea no se desvía en la retina, sino detrás de ésta, dando lugar a imágenes borrosas. Los cambios en los músculos que rodean la lente también pueden favorecer la aparición de este problema.

En cuanto al tratamiento, existen varias opciones aunque lo más habitual es el uso de gafas especiales con lentes convexas para poder ver con claridad los objetos cercanos. Estas gafas suelen usarse solo para realizar aquellas tareas para las que son necesarias, como leer, pero no se llevan permanentemente.

Síntomas y tratamiento de la presbiacusia

La presbiacusia es el deterioro progresivo de la capacidad auditiva a causa del envejecimiento. Aparece sobre todo a partir de los 60 años de edad en personas con antecedentes familiares, enfermedades del oído, metabólicas o expuestas a ruidos continuos de mucha intensidad.

Este trastorno se presenta aproximadamente en un 25% de las personas en edades entre los 65 y 75 años de edad y en el 70 a 80% de los que tienen más de 75 años.

En este caso, el síntoma principal es la dificultad para percibir sonidos de tono alto (los que oscilan entre los 500 y los 4.000 herzios). Al principio les cuesta oír sonidos cuando hay un poco de ruido y gradualmente van perdiendo la capacidad de escuchar a los demás cuando hablan.

Existen diferentes tipos de presbiacusia si tenemos en cuenta la parte del oído afectada: sensorial, neural, metabólica, central, conductiva coclear y mixta.

Además de pérdida auditiva, también aparecen otros síntomas como zumbidos en el oído (acúfenos), sensibilidad extrema frente a los ruidos intensos, problemas para entender sonidos que contengan letras como la “t” o la “s”, mayor dificultad para entender voces femeninas.

Para confirmar el diagnóstico se suele recurrir a diversas pruebas como una otoscopia o una audiometría. Y realizar revisiones anuales para ver cómo evoluciona la pérdida de audición.

En cuanto al tratamiento, lo habitual es recurrir a una prótesis auditiva o audífono que se debe configurar de acuerdo a las necesidades del paciente. Se colocan en el conducto auditivo y se ajustan a una señal inteligible con el ruido que se emite con su amplificación. De esta manera, la persona afectada puede oír mucho mejor.

Fuente:

Donahue SP, Longmuir RA. Presbyopia and loss of accommodation. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 9.21.

Sociedad Española de Medicina Interna: https://www.fesemi.org/informacion-pacientes/conozca-mejor-su-enfermedad/presbiacusia

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar