• Buscar
×

Mitos sobre orzuelos

Mitos sobre orzuelos

Los orzuelos son una hinchazón aguda de las glándulas sebáceas del párpado debido a una infección determinada. Y no, no hay que tocarlos porque podría ir a peor, pero ¿qué es realmente verdad de toda la información que circula sobre los orzuelos? ¿Qué es mito y qué no lo es?

Índice

Síntomas de los orzuelos

Un orzuelo es, por tanto, ese bultito del ojo provocado por la infección de una bacteria llamada estafilococos áureos ¿Tienes un orzuelo? ¿No estás segura? El principal síntoma de los orzuelos es la presencia de un bulto rojo en el párpado, el enrojecimiento de la zona y la presencia de picor, dolor, hinchazón e inflamación de los párpados, así como el lagrimeo. Pero tranquila, se pueden prevenir.

Muchas veces estos se confunden con el chalazión, otra enfermedad ocular que cursa con inflamación en el párpado y que se produce cuando hay una obstrucción en una de las pequeñas glándulas sebáceas ubicadas en el borde del párpado, justo detrás de las pestañas. Sin embargo, y a diferencia de un orzuelo, el chalazión, por lo general, no es doloroso y tiende a ser más prominente en la parte interna del párpado. Su evolución es más crónica.

Otros de los síntomas podrían ser:

- enrojecimiento

- hipersensibilidad en el párpado

- sensación arenosa

- calor

- tumefacción (hinchazón)

- molestia al parpadear

- ojos rojos o irritación

- sensación de hormigueo, escozor, ardor o dolor

- mayor sensibilidad hacia el sol

¿Verdad o mito?

Con frecuencia acudimos a diversos remedios caseros para aliviar los problemas de salud que nos van surgiendo a lo largo de la vida, y recibimos además multitud de consejos de familiares o amigos de los cuales muchos son verdad y otros son puros mitos que se han ido quedando en la historia reflejados durante tantos años que creemos como ciertos, aunque no lo sean. Muchos de ellos, no obstante, podrían estar basados en experiencia empírica y pueden no ser del todo ciertos.

1. “Cuando a alguien le sale un orzuelo se dice que será porque le ha mirado mal una embarazada” ¿Verdad o mito? Mito, tranquilas que es un mito además hasta algo gracioso.

2. “Un chile caliente elimina las perrillas (orzuelos)”. ¿Verdad o mito? Mito, súper mito pues es el bloqueo de las glándulas lo que produce grasa. Y, aunque el calor sea beneficioso porque aumenta la circulación, no es lo aconsejable en esta forma.

3. “Hay que frotar un anillo de oro y apoyarlo sobre el orzuelo”. ¿Verdad o mito? Esto lo solían decir mucho las abuelas, pero es totalmente falso. Una solución, por tanto, casera e implementada por muchas personas, pero que no ayuda (salvo por el calor) siendo igual de curativo que una anilla de un llavero, pero añadiéndole con ambas encima un montón de bacteria y suciedad. Mejor dejemos los anillos para las bodas.

4. “Utilizar unas buenas gafas de sol si tenemos un orzuelo”. ¿Verdad o mito? Verdad. De hecho, algunos expertos las recomiendan con frecuencia porque la aparición de los orzuelos provoca una mayor sensibilidad a la luz y hacia el sol.

5. “Explotar un orzuelo es lo que te apetece y es la solución”. ¿Verdad o mito? Súpermega mito, así que ni se te ocurra. No es en absoluto una buena idea y lo único que puedes conseguir es que te duela muchísimo e incluso se infecte y sea peor el remedio que la enfermedad.

¿Qué es lo más útil para combatir los orzuelos?

Las pomadas con antibiótico suelen ser una de las mejores cosas para combatir infecciones de este tipo. Sin embargo, lo que más recomiendan los especialistas en oftalmología es visitar a un oftalmólogo para que sea este quien estudie el tipo de orzuelo y diagnosticar así el tratamiento más adecuado. Lo normal en este caso es que el proceso de curación dure en torno a unos veinte días.

Además, el especialista de medicina en concreto podrá recetar también antiinflamatorios, analgésicos y tratamiento de calor con masaje (nunca frío) en la zona afectada durante varias veces al día para que así la protuberancia creada por el orzuelo pueda disolverse al estar solidificado. Aplicar, por tanto, masajes con calor local seco. Para ello habrá que calentar un pañuelo mediante plancha o microondas y realizar un masaje en la zona afectada durante tres o cinco minutos. Pero, si además hay una infección activa, lo ideal es aplicar una pomada oftálmica de antibiótico tras el masaje, una operación que debe repetirse dos o tres veces al día.

Algunos consejos para evitar orzuelos

- No frotarse en exceso los ojos con las manos. Si lo hacemos, tenemos que asegurarnos de que estas están limpias. Se podrá reducir la presencia de microorganismos lavándonos las manos con jabón durante treinta segundos.

- Tampoco se recomienda compartir objetos de uso personal: toallas, gafas, maquillaje, bufandas o similares.

- Si se tiene la piel grasa o acné, habrá que asegurarse de mantener el rostro siempre muy limpio, especialmente la zona de los párpados.

- Es conveniente retirar debidamente el maquillaje de los ojos antes de irnos a dormir. Lo mejor es utilizar un producto probado para el cutis o algún remedio natural.

- Si se utilizan lentes de contacto será necesario mantener una adecuada higiene de estas. No deben utilizarse durante demasiadas horas al día. Recuerda que tampoco es conveniente usarlas solo durante el tiempo indicado por el fabricante.

Fuente:

Colegio Nacional de Ópticos: https://www.cnoo.es/que-es/el-orzuelo

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar