• Buscar
×

¿Por qué las mujeres maduran antes que los hombres?

¿Por qué las mujeres maduran antes que los hombres?

Siempre se ha dicho que las niñas maduran antes que los niños y que ese mayor grado de madurez continúa durante la juventud y la primera etapa de la vida adulta. ¿Es cierto que las mujeres maduran antes que los hombres? ¿A qué se debe?

Índice

¿Qué es la madurez?

Cuando hablamos de madurez referida a un ser vivo hacemos referencia a que ese organismo a ha alcanzado un desarrollo completo o ha llegado a su máximo nivel de desarrllo. En humanos, además, la madurez hace referencia a la forma que tiene esa persona de comportarse y de responder ante determinadas situaciones.

La madurez es la capacidad de asumir responsabilidades, acumular aspiraciones y tomar decisiones realistas. Cuando una persona ha alcanzado la madurez o se dice que es madura, nos referimos a que es capaz de autogestionarse, responsabilizarse de sus actos, ser crítico consigo mismo y con los demás y reflexionar antes de actuar, adaptándose alas diferentes situaciones que se le presentan en la vida.

La madurez está relacionada con la edad, las vivencias y el sexo, ya que está relacionada en gran parte con el desarrollo cerebral de esa persona y está demostrado que el desarrollo cerebral de niños y niñas no es exactamente igual.

¿Es cierto que las mujeres maduran antes que los hombres?

En general, las mujeres se desarrollan antes que los hombres, ya que ellas entran en la pubertad entre los 10 y los 12 años, mientras que los chicos lo hacen entre los 12 y los 14 años.

Este hecho puede observarse a nivel físico, pero también a nivel de madurez mental y de desarrollo cerebral.

Empecemos por las hormonas. Como decíamos, mientras que en las mujeres las principales hormonas sexuales, estrógenos y progesterona, comienzan a elevarse hacia los 10 años, causando los primeros cambios como aparición del flujo vaginal, de la menstruación, crecimiento de las caderas y las mamas o aparición del vello púbico y axilar; en los chicos, la testosterona, su principal hormona sexual, no comienza a elevarse hasta varios años después, haciendo que sea a partir de los 13 o 14 años cuando les sale vello en el pubis y las axilas, comienzan a producir semen, les cambia la voz, etc. Eso marca una gran diferencia en la adolescencia, ya que las chicas se sienten “mayores” antes que los chicos, lo que ya se denomina como mayor madurez.

Por supuesto, el ambiente y la educación también influyen en la madurez de una persona. Hasta ahora, los roles de género hacía que a los hombres se les educara para la individualidad y la competitividad, mientras que a las mujeres se les educaba para el cuidado de los demás y la responsabilidad, lo que les obligaba a madurar antes. A medida que esos roles se dejan atrás y se les educa en igualdad, esto no sirve de explicación, aunque la educación individual sí está muy relacionada con la madurez y la responsabilidad de cada persona.

Aparte, como decíamos, el desarrollo cerebral es diferente en chicos y chicas. El cerebro y el sistema nervioso no permanecen inalterables desde el nacimiento, sino que van cambiando durante toda nuestra vida.

Al nacer disponemos de un gran número de neuronas, el mayor de toda nuestra vida, pero están poco conectadas entre sí. Desde ese momento nuestro cerebro está sumergido en un proceso de neurogénesis constante que implica la multiplicación del número de neuronas y las conexiones entre ellas, que se producen por nuestras vivencias y experiencias. Cuanto más vivamos y aprendamos, más conexiones. Por eso es tan importante la estimulación en los primeros años de nuestra vida, porque permite más conexiones y aprovecharse de la plasticidad cerebral de estos años, mayor que en ningún otro momento de nuestra vida.

En este período del desarrollo tanto hombres como mujeres tienen un número de neuronas equivalentes y manifiestan un desarrollo semejante de madurez. Según vayamos experimentando y aprendiendo, se fortalecerán las conexiones entre grupos y fibras neuronales. Diferentes zonas del cerebro, como por ejemplo el córtex frontal, van madurando y desarrollándose cada vez más. Pero llega un momento a lo largo del desarrollo en el que la neurogénesis se estanca, y empiezan a morir una gran cantidad de neuronas. Se trata de la poda neuronal.

La llamada poda neuronal o poda sináptica es un proceso biológico natural que ocurre principalmente durante la adolescencia. En este proceso una gran parte de las neuronas presentes en nuestro sistema nervioso se degradan y se mueren, lo que puede parecer algo negativo, pero realmente es algo bueno que cumple una función importantísima para nosotros: optimizar el funcionamiento de nuestro cerebro eliminando aquellas conexiones que prácticamente no utilizamos para que puedan trabajar mejor aquellos procesos mentales que son más útiles para el crecimiento. Este proceso es crucial para conservar y gestionar la información que nos va llegando.

De este modo, nuestro cerebro se deshace de aquellas conexiones que no usamos o que ofrecen una información redundante y se reorganiza para que las conexiones más esenciales pervivan, permitiendo que la información se procese e integre cada vez mejor, gastando menos recursos mentales.

Y este proceso de poda neuronal se da de manera diferente en hombres y mujeres, uno de los motivos principales por los que las mujeres maduran antes que los hombres. Diversos estudios de ciencia, como uno realizado en las universidades de Newcastle y Glasgow, muestran que el proceso de poda neural empieza antes en las mujeres, lo que permite que su madurez mental llegue antes.

Los científicos que realizaron el estudio tomaron imágenes de la actividad cerebral de 121 voluntarios de edades comprendidas entre los 4 y los 40 años, un periodo en el que tiene lugar la mayoría de los cambios en la red neuronal. Centraron el análisis en las conexiones más 'largas' y complejas, las que enlazan zonas distintas del cerebro, y comprobaron que en las mujeres la poda neuronal se da en una edad más temprana.

No se trata de tener una mayor inteligencia o capacidad cognitiva, sino de simple evolución bioquímica. Por lo tanto, hasta los 40 años es más probable que las mujeres tomen decisiones o reaccionen ante determinados estímulos de una manera más rápida y racional. Así que no te extrañe que seas todavía más madura que tu pareja si tenéis la misma edad o que te sientas atraída por los hombres mayores, ya que puede que ellos estén en el mismo estado neuronal de madurez que tú.

Fuente:

Lim, S.; Han, C.E.; Uhlhaas & Kaiser, M. (2015). Preferential Detachment During Human Brain Development: Age and Sex-Specific Structural Connectivity in Diffusion Tensor Imaging Data. Cerebral Cortex, 25; 1477-1489.

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar