• Buscar
×

Signos de que estás en una relación tóxica

Signos de que estás en una relación tóxica

Ninguna relación es perfecta, pero ciertos comportamientos insanos entre tu pareja y tú (o entre tus amigos o compañeros de trabajo), no siempre obvios, pueden indicarte que vuestra relación ha cambiado su dinámica y ahora, más que beneficiosa, es tóxica.

Índice

Entendemos por relación tóxica aquella en la que una de las partes o las dos pasan a ser nocivas la una para la otra. Una relación que no está basada en la libertad de las dos partes o el respeto, sino en una idea tergiversada que asocia amor con celos y control.

Vamos llevando a cabo nuestras relaciones, ya sean amorosas o de amistad, a través del ensayo y error. Nadie nace con un manual sobre cómo llevar a cabo relaciones sanas y equilibradas.

Es posible que a lo largo de tu vida te veas en alguna relación así. A veces es obvio, otras, se trata de comportamientos más sutiles. En ese proceso de ensayo y error en el que todos vamos aprendiendo a hacer concesiones y a tener ciertas líneas rojas, conviene que sepas algunos síntomas de que la relación en la que estás debería ser replanteada o, directamente, deberías decirle adiós.

A menudo es hostil

Nadie debe hacerte creer nunca que mereces ser tratada de mala manera o faltada al respeto. En el momento en que lo intente, aleja a esa persona de tu vida. Si sientes que la mayor parte del tiempo está enfadad@ contigo o te hace sentir mal… Dile adiós.

Lo más importante en una relación es que la otra persona te trate con respeto y dignidad, sin gritos, insultos ni humillaciones que no se deben consentir jamás.

Te controla

Esta es uno de las banderas rojas. Ya sea de lo que haces, de cómo vistes, de con quién sales, de con quién hablas… Una relación en la que no hay espacio para la confianza y en la que la otra persona te hace sentir como si fueras de su propiedad es una relación tóxica que debes evitar. No confundas el amor con el control o los celos. No están relacionados, y no te quiere más por estar celos@ de que prestes atención a gente que no es él/ella. El control no tiene por qué ser físico, si sientes que con tu pareja andas en arenas movedizas, no sabes cómo reaccionará y sientes que debes ocultarle ciertos aspectos para evitar su reacción, quizá debas replantearte seguir con él/ella.

¿Te llama a todas horas? ¿Quiere saber siempre con quién estás y dónde? ¿No te deja salir sola? Peligro...

Te hace sentir culpable

A menudo te hace sentir que estás en deuda con él/ella, que no le mereces o que le debes siempre algo y estás en deuda con él/ella… Son algunos síntomas que indican que tu relación es tóxica ya que, como decíamos, la otra persona debe hacerte sentir bien y feliz, nunca hacerte sentir culpable. Si siempre tienes la sensación de que vuestros problemas son siempre culpa tuya y de que tienes que pedirle perdón por todo, algo no va bien.

No tomas decisiones

Siempre hay una parte de la relación que tira más de la otra. Esto no tiene por qué ser negativo, pero, ¿sientes que solo es válido lo que diga o proponga tu pareja? ¿Que apenas tienes capacidad de decisión en la relación? Habla con tu pareja sobre este aspecto para evitar que se enquiste y acabes siendo una parte invisible.

En una relación debe haber igualdad en todos los aspectos, nunca jamás uno debe estar por encima del otro. 

¿Te gustas menos cuando estás con él/ella?

Esta simple pregunta es uno de los mejores indicadores de que la relación en la que estás no funciona. Si sientes que cambias cuando estás con tu pareja, que su influencia escapa a tu control, o que, simplemente, te sientes más insegura desde que estás con él, pon algo de distancia. Una relación debería hacerte sentir mejor contigo misma, incentivar que mejores como persona en base a razones positivas, si sucede lo contrario, esa no es una relación que necesites en tu vida.

No se trata de antagonizar a tu pareja. Puede que sea buena persona, pero está claro que si notas uno o más de estos síntomas algo falla entre vosotros y en la manera en la que vuestra relación funciona. A veces lo mejor es deciros adiós antes de que os hagáis más daño.

¿Cómo salir de una relación tóxica?

- No normalices esta situación ni te habitúes a ella. El amor no es sufrimiento.

- No permitas que te aísle. Debes seguir manteniendo relación con tus familia, amigos, compañeros… solo así podrás darte cuenta de que la relación que estás viviendo no es sana.

- No te dejes atrapar por sus promesas de amor y de cambio. La gente así rara vez cambia, y menos sin ayuda. Lo importante en este caso deben ser sus actos, no sus palabras vacías de significado.

- Si has decidido que no puedes seguir así y que quieres romper, habla con él con decisión y firmeza. Sé vehemente y no te dejes engañar.

- Si llevas tanto tiempo que ha menoscabado tu autoestima y seguridad, pide ayuda primer a un profesional para tener la fuerza de romper y escapar de él.

- Reflexiona sobre tu vida e intenta verte desde fuera cómo se ve la relación. Piensa en qué harías si fuera tu hermana o una amiga la que estuviera atravesando una situación igual.

- El amor no es una excusa. El amor no lo puede todo y, por supuesto, no implica sufrimiento ni infelicidad. Por tanto, aunque todavía tengas la sensación de sentir algo especial por esa persona, la ruptura es lo mejor que te puede pasar.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar