• Buscar
×

¿Por qué las mujeres no tenemos amantes?

¿Por qué las mujeres no tenemos amantes?

Esta afirmación podía ser cierta hace unas décadas, cuando las mujeres estaban dominadas por los hombres y apenas se atrevían a hacer nada lejos de ellos. Sin embargo, aunque en general las mujeres suelen ser más fieles que los hombres, cada vez son más las que engañan a sus parejas y tienen amantes. ¿La monogamia toca a su fin?

Índice

Relaciones abiertas

Cada vez es más habitual ver relaciones abiertas y no exclusivas, parejas que no creen en la monogamia y en las que está permitido acostarse con otras personas. De hecho, hay muchas personas que piensan que la monogamia es un invento de la sociedad, pero que el hombre, como animal que es, no debería vivir toda su vida con una misma pareja.

No obstante, la mayoría de las parejas continúa viviendo una relación única y exclusiva, por lo que tener relaciones sexuales con otros supone una infidelidad y un engaño.

Hasta hace unos 50 años, el adulterio era mucho más habitual en los hombres. De hecho, era normal entre los hombres de clase media alta tener una mujer en casa, la madre de sus hijos, y además una o más queridas que le ofrecían todo aquello que su mujer, mucho más “casta” y “pudorosa”, no le daba sexualmente hablando.

Por lo tanto, aunque siempre ha habido mujeres que han engañado a sus maridos a lo largo de toda la historia de la humanidad, la infidelidad era cosa de hombres.

Sin embargo, la liberalización de la mujer ha llegado a todos los ámbitos: el laboral, el político y el de las relaciones de pareja. Eso significa que cada vez son más las mujeres que tienen amantes y buscan en otro hombre lo que su marido no le da. Puede ser un tema sexual o emocional, no siempre los cuernos se ponen solo por sexo.

Por eso, la afirmación de que las mujeres no tienen amantes no es cierta hoy en día, las estadísticas afirman que son muchas las mujeres que tienen amantes fijos u ocasionales, engañando así a sus maridos. No obstante, parece que sigue habiendo más hombres infieles que mujeres, quizá porque para ellos el sexo sigue teniendo más importancia que para las mujeres. O quizá porque las mujeres, cuando se convierten en madres, dedican tanto tiempo a sus hijos que no les queda mucho para poder salir a mantener relaciones sexuales con otro.

Sea como sea, sí que es cierto que son muchas las mujeres que engañan a sus parejas, poniendo en peligro el matrimonio.

¿Por qué engañamos a nuestras parejas?

En primer lugar, puede ser un tema de atracción sexual. Puede que hayan conocido a un hombre tan sexy y atractivo que no se resisten a la tentación de mantener relaciones sexuales con él. O puede que su pareja no les satisfaga sexualmente hablando y busquen en otro hombre el sexo que el suyo no les da.

También puede ser un tema de carencias emocionales o problemas de pareja. Es decir, que su matrimonio se haya ido a pique y la relación entre ambos sea meramente rutina. Sin amor ni ilusión, pero sin atreverse a divorciarse y dejar la relación para buscar una nueva que les aporte más felicidad.

Si ese es tu caso, y tienes un amante desde hace tiempo, sería conveniente que examinaras bien tu relación para ver qué falla en vosotros y por qué le eres infiel. Quizá ha llegado el momento de dejarlo y dar rienda suelta a tu pasión con tu amante. Puede que esa otra relación se convierta en algo más y te dé la felicidad que ya no te da tu marido. Y así, dejarás de ser infiel y de sentirte culpable por ello. O de arreglar de verdad tu matrimonio, acudiendo incluso a terapia de psicología.

Y es que, en términos generales, casi nadie es infiel si está enamorado y es feliz. Por lo que, si estás engañando a tu marido, probablemente es porque ya no te hace feliz.

¿Engañan más los hombres que las mujeres?

Diversos estudios de EE.UU. afirman que la infidelidad femenina oscila entre el 26 y 70%, y que la masculina va del 33 a 75%; por lo tanto, datos muy similares. Lo que sí es cierto es que la infidelidad femenina ha aumentado, mientras que la masculina se ha mantenido. Así, en comparación con 1990, las mujeres engañan 40% más, mientras que los números entre varones se han mantenido.

Por lo tanto, no es cierto que los hombres sean más infieles que las mujeres, lo que sí es posible es que a los hombres les pillen más a menudo, o que las mujeres se vean obligadas a perdonar por no romper la familia, por el qué dirá la sociedad... 

Lo que está claro es que, si tu relación no es abierta, las infidelidades implica que algo va mal en tu relación, por lo que quizá debas plantearte si ha llegado el momento de separarse y seguir en libertad. 

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar