• Buscar
×

Consejos para evitar el jet lag

Consejos para evitar el jet lag

¿Vas a viajar y tienes miedo al jet lag que puedas sufrir? Todos sabemos que nuestro cuerpo funciona como un auténtico reloj, es decir, siguiendo unos ritmos a lo largo de las veinticuatro horas que dura el día, que conocemos como ritmos circadianos, y por eso es importante seguir algunas recomendaciones para que el viaje no te deje k.o. ¿Quieres saberlo todo para evitar un jet lag en tu próximo viaje?

Índice

Nuestro cuerpo está acostumbrado a sus rutinas diarias y, por eso, cuando se las cambiamos de manera muy brusca el cuerpo reacciona mal. ¿Nunca te habían dicho eso de que el cuerpo es sabio? Pues efectivamente, quien te lo dijera no se equivocaba, porque este va siguiendo ese ritmo circadiano y si no lo consigue tras hacerse un viaje largo se produce el famoso “jet lag” del que tanto se oye hablar…

Normalmente pasa cuando alguien viaja en avión a otro huso horario y, aunque al principio puede considerarse como un problema más o menos leve, especialmente cuando una todavía es joven al tener su cuerpo mayor facilidad de adaptación, en realidad es algo que puede alterar bastante los primeros días de un viaje si no se controla adecuadamente y si ya no se es tan joven, claro.

El jet lag, también conocido como “trastorno de desfase horario”, es un problema temporal del sueño que puede afectar a cualquier persona que viaja de manera veloz a través de múltiples husos horarios. Como ya veíamos, el cuerpo de las personas tiene su propio reloj interno o ritmos circadianos que es lo que le indica realmente cuándo se debe estar despierto y cuándo se debe ir a dormir. Y el jet lag, por tanto, se va a producir porque el reloj del cuerpo está todavía sincronizado con el huso horario original, en lugar del huso horario del lugar al que se haya viajado.

Consejos para evitar jet lag tras un viaje largo

A pesar de que el jet lag puede afectar a cada persona de diversas formas, existen varios consejos que todo el mundo puede tener en cuenta antes, durante y después de un vuelo.

Antes del vuelo

- Cambia tus rutinas y horarios de sueño y de tus comidas una hora más cerca a la hora de tu destino. Si viajas hacia el este, duerme una hora antes de a la que te acuestas normalmente, pero si viajas hacia el oeste, una hora después. Igual con tus comidas, aunque lo mejor siempre es programar el vuelo para llegar en el día y que así la luz solar pueda mantenerte activa.

- Descansa. Puede parecer al principio que lo mejor es concentrarte en cambiar de forma brusca tus horarios. Sin embargo, lo mejor siempre es viajar lo suficientemente relajada y tranquila, pero sobre todo haber descansado bien y no viajes con demasiadas preocupaciones de última hora. Recuerda descansar lo suficiente antes de tu vuelo.

Durante el vuelo

- Pon la hora de tu destino una vez ya estés en el avión. Deberás programar tanto tu reloj como tu teléfono móvil con la hora del destino al que viajarás. De esta manera también vas ejercitando tu mente para pensar en el nuevo horario.

- Bebe agua y come poco. Intenta mantenerte lo suficientemente hidratada durante el vuelo y comer, pero en los horarios en que se entrega la comida en los vuelos. Recuerda que suelen ser los mejores horarios para comer, aunque no tengas demasiada hambre en ese momento.

- Evita el alcohol y la cafeína. Muchas veces te puede relajar. Sin embargo, tomar alcohol o consumir café no es la mejor opción antes de un viaje demasiado largo. Ten en cuenta que el alcohol produce deshidratación y estarás, por tanto, mucho más cansada. Además, la cafeína podría alterar tus patrones de sueño.

Al finalizar tu vuelo

- Aprovecha la luz natural. Como ya veíamos, se debe intentar en la medida de lo posible llegar en un vuelo de día. De esta forma una aprovecha al máximo esta luz y evita el Jet lag tan molesto. El sol ayuda a mantenerse activo, así que ¡aprovéchalo!

- Duerme a la hora que hay que dormir. Todos sabemos que no hay nada mejor que tumbarse a descansar después de un viaje largo. Sin embargo, no es la mejor recomendación si lo que se quiere realmente es evitar el jet lag. Mucho mejor aguantar hasta la hora de dormir. 

- Y si no tienes nada mejor que hacer, ¡actívate! Hacer ejercicio o bien caminar un poco e incluso estirar es una buena forma de evitar dormirse un poco y, sobre todo, de evitar el jet lag. Además, recuerda que hacer ejercicio activará endorfinas que te harán sentir mucho mejor, así que ya sabes, sal a correr un poco, estira tu cuerpo o simplemente da algunos paseos por la zona en la que te hayas hospedado.

Problemas habituales del jet lag

Los problemas más normales y habituales dentro de lo que es el jet lag en una persona adulta sana son:

- fatiga durante el día y dificultad de concentración

- pérdida de apetito y digestiones pesadas al no estar el estómago acostumbrado a trabajar las horas del nuevo horario

- insomnio y cambios de humor

Y, aunque es cierto que en algunas personas más sensibles bastará un cambio de tres horas para que estos problemas se presenten, en general se ha calculado con el tiempo que como media debe haber un cambio mínimo de cinco horas al menos para que los síntomas sean claros.

¿Tiene algo que ver el jet lag con la dirección y la edad?

Pues más bien sí. De hecho, no es igual ir hacia un continente que hacia otro. Algunos expertos aseguran que por cada hora de desfase horario se necesita un día de adaptación si volamos hacia el este. Sin embargo, cuando se vuela hacia el oeste se necesita un día y medio.

¿Y qué pasa con la edad? Lo cierto es que al envejecer se van produciendo también unos cambios sobre los ritmos internos porque se reduce la secreción de hormonas y va disminuyendo también la producción de la hormona tiroestimulante (TSH) del cortisol y de la melatonina. Además, crecen también los despertares nocturnos y la somnolencia diurna. También la pérdida de la capacidad de sincronización va a dificultar los cambios de ritmo y, por eso, tanto las mujeres como los hombres que superen los 50 años tolerarán mucho peor el jet lag que los jóvenes…

Así que ya sabes, si ya no eres tan joven y haces un viaje largo, toma nota antes de todos estos consejos ¡y que disfrutes de tu vuelo!

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar