×
  • Buscar

¿Es normal no sentir celos?

¿Es normal no sentir celos?

Los celos son la respuesta emocional que surge cuando un individuo percibe algún tipo de amenaza porque la persona por la que siente amor o cariño tiene sentimientos hacia otra o recibe muestras de cariño por parte de otras.

Índice

¿Los celos son normales?

A lo largo de la vida, prácticamente la mayoría de nosotras hemos sentido celos de otras mujeres cuando estábamos enamoradas de nuestras parejas. Sin embargo, algunas afirman que no han sentido celos nunca y que confían plenamente en sus parejas. Es cierto que la confianza es la base de cualquier relación y uno de los pilares para que sea completamente sana y funcione, pero eso no quita que de vez en cuando sea “inevitable” y “lógico” sentir algo de celos en determinadas circunstancias de la vida.

Según algunos expertos, los celos son normales en cualquier situación en la que exista una amenaza real de que la pareja no está comprometida con la relación”. En ese caso, no obstante, lo ideal sería primero replantearse si compensa o no seguir manteniendo esa relación que no tiene un futuro claro porque el otro miembro no valora su compromiso ni tampoco tiene interés en hacerlo.

Dependiendo de cómo sean determinados celos pueden ser normales, pero es necesario siempre analizar cómo debemos actuar para que nuestra relación no se base nunca en el miedo y la desconfianza. Además, ningún miembro debe prohibir nada al otro porque las relaciones deben basarse, como decíamos, en el respeto, la confianza y la comunicación, llegar a acuerdos, pero también expresar qué es lo que esperamos de nuestra pareja y viceversa.

Si no es celoso, ¿no me quiere?

Sin embargo, a veces sucede completamente todo lo contrario, es decir, que nuestra pareja no siente nunca celos de nada ni de nadie que nos haya podido expresar sus sentimientos o haya intentado “tener algo” con nosotras. Y claro, esto tampoco nos agrada porque nos resulta inevitable no dudar de los sentimientos que tiene porque ¿si no se pone nunca celoso es que no nos quiere? La respuesta debería estar clara. Por supuesto que nos quiere, aunque no se ponga celoso (en ocasiones lo están, pero prefieren no mostrarlo), pero es cierto que algunas veces necesitamos ver interés por su parte y que se ponga celoso ¿no? Ese es el verdadero problema: confundimos interés y cariño y/o amor con celos y no, no está bien hacerlo. Porque no significa que no nos quieran o que no les importemos si no se pone celoso sino quizás más bien otra cosa completamente distinta.

Sabemos que siempre que sean unos celos razonables y no de locos puede venirnos bien como pareja. De hecho, por mucha confianza y seguridad que tengamos con y en nuestra pareja, siempre habrá alguna situación en la que podamos sentir esa irrefrenable tentación de no querer perderla. Estamos enamorados y resulta beneficioso tener un poco de precaución y querer proteger a nuestros compañeros de vida. Pero si no sucede, tampoco pasa nada. Recordemos que cada pareja es un mundo…

Los celos son una señal de alarma que nos informan de la existencia de un peligro, y de perder el cariño de nuestra pareja por la existencia de otra persona. Estos suelen ir acompañados de otras sensaciones como la de abandono o exclusión y aunque si esta señal se comienza a procesar y a comprender adecuadamente puede llegar a ser muy enriquecedora para ambos no siempre tiene por qué darse esta situación en todas las parejas.

Y sí, los expertos aseguran que unos celos moderados y controlados, es decir, unos celos positivos, pueden ayudar a afianzar la relación con nuestra pareja, pero lo que nunca debemos creer es que si nuestra pareja no siente nada de celos significa que no nos quiere, ya que de hecho probablemente sea todo lo contrario: que nos quiere, nos respeta, respeta nuestro espacio, nos ama por nuestra forma de ser, no intenta cambiarnos y además confía plenamente en nosotras. Y también, esa ausencia nos demuestra que nos encontramos ante un hombre seguro de sí mismo, maduro y que apuesta además de una relación de igual a igual. Y no, no debemos intentar ponerle celoso porque luego podemos arrepentirnos.

Así que no le demos más vueltas a la actitud indiferente de nuestro chico y disfrutemos de la relación tan sana y maravillosa que estamos viviendo. Nadie tiene que limitar nuestra libertad y si nuestra pareja nos quiere realmente, debe aceptarnos tal y como somos y confiar plenamente en nosotras.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar