¿Es normal tener muchos celos?

En Relaciones
Mujer espía
Comparte en:

Los celos son un sentimiento que aparece cuando una persona tiene miedo de perder a su pareja por otra persona. Cuando hablamos de relaciones monógamas exclusivas, es normal sentir alguna vez un poco de celos ante ciertas situaciones o personas, pero sentir muchos celos no es normal ni sano ni se debe consentir.

Todos hemos sentido alguna vez una punzada de celos si nuestra actual pareja nos dice que ha quedado con su ex, o con una amiga con la que se lleva muy bien del trabajo y es muy guapa, o si se va de vacaciones con sus amigos. Sin embargo, eso no es lo mismo que sentir celos a todas horas y de cualquier tipo de situación, tanto, que no somos capaces más que de pensar en qué estará haciendo nuestra pareja y con quién, volviéndose una obsesión.

Esos celos son patológicos y, por lo tanto, una enfermedad. No es algo normal y, generalmente, acaban con cualquier relación ya que es imposible vivir con una persona muy celosa. De hecho, muchas veces los celos van unidos al maltrato físico o psicológico. La persona celosa quiere controlar a todas horas a su pareja y no permite que salga con nadie ni vaya sola a ninguna parte por miedo a que se líe con otro.

Y es que los celos son una respuesta emocional ante la amenaza, real o no, de perder a nuestra pareja. Es el miedo a que nuestra pareja elija a otro y nos abandone, lo que nos hace sospechar de todo y de todos. Este miedo puede ser infundado o no si realmente ha habido infidelidades antes.

¿Por qué algunas personas son más celosas que otras?

Los celos dependen de muchos factores:

  • La edad. Los adolescentes y jóvenes suelen ser más celosos ya que viven las emociones de manera muy intensas, están aprendiendo qué es el amor y no saben controlar sus sentimientos. Además, es una edad en la que es más habitual “ponerle los cuernos” a tu pareja, con lo que los celos suelen estar relacionados con estas infidelidades.
  • La forma de ser de tu pareja. Si, por ejemplo, es muy cariñosa con todo el mundo menos contigo, es normal que sientas celos y no comprendas por qué se porta así contigo.
  • La autoestima. Generalmente, las personas con baja autoestima e inseguras sienten que no valen mucho, lo que puede hacerles creer que cualquier persona puede llegar y “robarles” a su pareja.
  • La relación que tengáis. Si vuestra relación es fuerte y basada en la sinceridad, es menos probable que haya celos. Pero si tenéis problemas, rupturas, discusiones a diario y ha habido infidelidades previas, es normal que ambos seáis celosos y no confiéis el uno en el otro.
  • Falta de cariño en la infancia. Las personas con carencias emocionales pueden desarrollar celos al haber tenido falta de amor en la infancia.
  • Las relaciones anteriores. Si todas tus exparejas te han sido infieles, es normal que desconfíes y tengas celos debido a tus malas experiencias pasadas.
  • La educación y la sociedad en la que viva. Algunas culturas y países son más celosos que otros. Del mismo modo, la familia en la que se haya criado y la relación que haya visto entre sus padres es determinante.

¿Qué son los celos patológicos?

Un cierto nivel de celos, siempre que esté controlado y sea algo puntual, puede ser hasta divertido y romántico. Ver que tu pareja se pone un poco celosa porque te has puesto muy guapa para salir puede incluso hacerte sentir especial y deseada por él. Pero si se pone nervioso, te hace un interrogatorio o incluso te prohíbe salir así vestida, huye porque estás ante una persona enferma que solo va a hacerte daño y a arruinar tu vida y vuestra relación.

Los celos patológicos suelen ir a más y romper las relaciones. Las personas muy celosas quieren tener encerradas a sus parejas y sienten que la otra persona es de su propiedad, lo que, como decíamos, muchas veces lleva al maltrato y a la violencia, por lo que es muy peligroso mantener una relación así.

Estas son algunas características de unos celos patológicos:

– Tu pareja te sigue, te espía el móvil y sus mensajes, los correos electrónicos, etc.

– Te llama constantemente para saber en todo momento dónde estás y con quién.

– Si le dices que vas a llegar a casa a una hora y te retrasas, aunque sean 10 minutos, se enfada.

– No se fía de ti y piensa a todas horas que l estás mintiendo.

– Busca pruebas de tus mentiras e incluso pregunta a tus amigos y conocidos.

– Cambia sus hábitos, e incluso falta al trabajo, para ver si te pilla haciendo algo que no “debas”.

– Controla tus gestos, tus miradas, con quién hablas, lo que dices, cómo vistes, a dónde vas…

– Se enfada si te pones guapa para ir al trabajo o salir con alguien que no sea él.

¿Qué hacer en esta situación?

Si tu pareja se comporta de la manera arriba descrita, lo mejor que puedes hacer es cortar con cuidado y alejarte para siempre de él. Los celos patológicos son muy difíciles de tratar, incluso con terapia, por lo que es casi imposible que cambie y que no te haga daño.

No obstante, todo depende del nivel de celos y de los motivos que han llevado a esa situación. Si crees que ha sido algo puntual o que están motivados por una infidelidad, por ejemplo, es posible que se solucione con terapia. Aunque si tu pareja ya no confía en ti, es difícil que vuelva a hacerlo.

Si habéis llegado a este punto, lo mejor es que te plantees si te merece la pena esa relación o no, por si quieres intentarlo o dejarlo definitivamente.

También te interesará...

Amor fuerte

¿Cómo saber si estás enamorada (y si él lo está de ti)?

Comparte en: Muchos niños juegan de pequeños, con una margarita, al juego de “Me quiere, no me quiere”, lo

Read More...
Blanqueadores naturales

Descubre 6 alimentos que tiñen tus dientes y otros 6 que los blanquean

Comparte en: A todos nos gusta tener los dientes blancos pero sabemos que hay bebidas y alimentos, como el

Read More...
Burlas

Cómo actuar ante las burlas

Comparte en: Las burlas pueden ser muy crueles y humillantes, sobre todo si vienen de parte de una persona

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu