• Buscar
×

¿Es normal que duelan las uñas de gel?

¿Es normal que duelan las uñas de gel?

Las uñas de gel son unas prótesis que se colocan en las uñas naturales con un gel acrílico para conseguir unas uñas más bonitas y resistentes durante más tiempo. ¿Puede este proceso resultar doloroso?

Índice

¿Qué son las uñas de gel?

Las uñas de gel son unas prótesis creadas a partir de un gel acrílico que se coloca sobre la uña natural.

El proceso consiste en colocar varias capas de esmalte y fijador que se deben secar con una lámpara ultravioleta para conseguir un diseño muy resistente y ligero. Luego, a medida que crece la uña natural, hay que ir retocándola.

Este recurso estético dura unos 2 meses, aunque normalmente hace falta acudir al centro estético cada 2 o 3 semanas para retocar la uña a medida que crece la natural. Para que duren más tiempo debes aplicar sobre ellas, una vez al día, aceite para cutículas y crema hidratante.

¿Cómo se colocan las uñas de gel?

Lo primero es cortar y limar las uñas naturales para darles una forma redondeada. Luego se limpian bien con un torno y se retiran las cutículas con un aceite especial. Se necesita al menos un borde libre de 1 o 2 mm. Después se lima la placa de la uña para eliminar el brillo y se desengrasa. Una vez las manos están listas, llega el momento de colocar el gel colocando varias capas y se seca con la lámpara. Este proceso dura unos 60 minutos.

¿Cuáles son los beneficios de las uñas de gel?

Son unas uñas muy resistentes y vistosas, ideales para mujeres que se muerden las uñas o para aquellas que las tienen frágiles, quebradizas o estriadas.

Con este proceso tendrás las uñas siempre bonitas y, además, son más baratas que las uñas de porcelana y resultan más naturales.

Además, es una opción más cuidadosa con las uñas naturales ya que el gel UV resulta menos agresivo que los productos utilizados en otro tipo de manicuras. Las uñas pueden seguir respirando y el gel no debilita la uña ni la queratina de la misma.

¿Cómo retirarse las uñas de gel?

Nunca jamás te las intentes quitar tú sola, debes ir al centro donde te las pusiste ya que hay que quitarlas con torno y limado, lo que puede dañar tus uñas naturales y la piel de alrededor si no se hace con cuidado.

¿Qué diferencias existen con las uñas acrílicas?

Existen varias diferencias tanto en la composición como en el proceso de colocación o en la duración:

1- La manicura con gel consiste en un esmalte especial que se endurece con luz ultravioleta, mientras que las uñas acrílicas son extensiones que se colocan sobre las uñas.

2- Las uñas con gel son más naturales y la longitud es la de tu uña. En las uñas acrílicas pueden escoger la longitud que desees.

3- Las uñas con gel son más gruesas y resistentes, mientras que las acrílicas son un poco más frágiles y hay que cuidarlas más.

4- Las uñas de gel pueden llegar a durar entre dos y tres meses, mientras que las acrílicas duran hasta 6 meses.

5- El acrílico se obtiene mediante la mezcla de un polvo y un líquido que se seca al aire; mientras que el gel es viscoso y necesita secarse con la luz UV. 6- A la hora de retirarlas, las acrílicas se quitan con acetona y las uñas de gel, con torno y limado.

¿Puede haber algún peligro con las uñas de gel?

Si no se colocan en un centro estético con garantías puede causarse diversos daños a las uñas:

- dolor

- infección

- alergia

- quemaduras

- daños en las uñas naturales

¿Pueden doler las uñas de gel?

Como decíamos, lo normal es que el proceso no duela ni resulte perjudicial para las uñas naturales, siempre que se haga en las condiciones adecuadas. Sin embargo, los centros baratos o no registrados pueden resultar caros si el proceso no se lleva acabo correctamente, en cuyo causa la colocación de las uñas puede resultar dolorosa durante el proceso o después si el gel no se ha colocado adecuadamente.

A veces, el dolor desaparece al día siguiente. Si no es así, es conveniente acudir de nuevo al centro para revisar qué ha ocurrido o, si no nos inspira confianza, directamente a un profesional de medicina.

Algunos motivos que pueden causar dolor tras haber colocado uñas de gel son:

- Uñas agrietadas: si tienes una uñada dañada, no debes colocarte encima el gel, ya que el dolor continuará y, encima, no podrás tratarla adecuadamente. No se debe colocar el gel si las uñas no están sanas.

- Reacción alérgica: aunque es algo muy raro, en ocasiones se produce una reacción alérgica al material del gel, lo que se conoce como dermatitis de contacto. Esto es más habitual si tienes la piel sensible. En ese caso se debe quitar el gel y acudir al médico para tratar la alergia.

- Infección bacteriana o micótica: a veces pueden proliferar bacterias u hongos que den lugar a una infección en la uña que cause mucho dolor. Habrá que retirar el gel y tratar la infección con antibióticos o antimicóticos.

Por lo tanto, las uñas con gel no deben doler, si es tu caso, acude al centro estético a ver qué ha ido mal y si es necesario retirarlo.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar