• Buscar
×

Celulitis y absceso en mujeres de más de 40 años

Celulitis y absceso en mujeres de más de 40 años

La celulitis y absceso son infecciones bacterianas de la piel que en la mayoría de las ocasiones son producidas por una raspadura o una picadura de insecto. Su aspecto es de un nódulo rojo que se llena de pus.

Índice

Causas infección de celulitis

En primer lugar, la celulitis en medicina es una infección común de la piel provocada por bacterias que afecta a la dermis y los tejidos que se encuentran debajo de esta. En ocasiones, también puede afectar al músculo. Lo verás reflejado en que el área afectada se encuentra caliente, roja y sensible, y que se puede extender de forma rápida. Igualmente, se caracteriza por un dolor agudo y pulsátil. No hay que confundir con impétigo. 

Es más frecuente en los miembros inferiores y suele ser unilateral.

Sus causas más comunes son:

  • Las bacterias estafilococo (Staphylococcus aureus) y estreptococo. Es muy común que la piel normal tenga muchos tipos de bacterias que conviven diariamente con ella y cuando se produce algún tipo de ruptura en piel, estas bacterias podrían causar una infección cutánea.
  • Picaduras de insectos.
  • Uso de medicamentos con corticosteroides porque debilitan el sistema inmunitario.
  • Heridas en la piel.

Síntomas celulitis

  • Dolor en la zona donde se ha producido la infección.
  • Inflamación y enrojecimiento de la piel que se va expandiendo junto a la infección.
  • La lesión aumenta a lo largo del primer día y muestra una piel rojiza, brillante y estirada.
  • Piel caliente en la zona afectada.
  • Sensación de malestar y fatiga.
  • Vómitos y fiebre.

Tratamiento celulitis

El diagnóstico de celulitis se realiza mediante el examen físico. Los cultivos de piel y de heridas (cuando existen) no suelen estar indicados en la celulitis debido a que rara vez se identifica el microorganismo causal.

En cuanto al tratamiento, si se trata de un caso grave se debe internar al paciente. Principalmente se da si la infección se encuentra en la zona de alrededor de los ojos, si los antibióticos no han hecho efecto o si se requieren de estos a través de una vena. En caso contrario, se puede curar con medicamento antibiótico vía oral y reposo durante 10 días.

La mayoría de los cuadros de celulitis se curan rápidamente con los antibióticos. Sin embargo, a veces se forman abscesos locales, que requieren cirugía, incisión y drenaje. Las complicaciones, raras, pero graves, incluyen infección subcutánea grave necrosante y bacteriemia con focos metastásicos de infección.

¿Qué es el absceso?

Por otro lado, en el caso del absceso se trata de una acumulación de pus o de algún material infectado en el interior o fuera de la piel. Se producen debido a una infección bacteriana o herida. Asimismo, te darás cuenta que lo padeces porque existe una lesión unida a la hinchazón y endurecimiento del tejido de la dermis. Otros síntomas son un dolor intenso, continuo y punzante en la zona, que está enrojecida, hinchada y caliente al tacto. Puede además cursar con fiebre.

Los abscesos pueden drenar cuando la piel sobre el área infectada se abre y permite que el líquido o el pus salga.

Finalmente, para su tratamiento también se emplean antibióticos por vía oral para poder tener controlada la infección. Si vas al médico, puede eliminar el absceso aplicando anestesia previamente en el área. Al final, para que la curación sea un éxito debes de curar la herida a través de calor húmedo.

¿Son más frecuentes estos problemas en mujeres?

Ambas enfermedades de la piel suelen ser más comunes en niños, ya que su higiene suele ser más descuidada. No obstante, pueden ocurrir a cualquier edad, por lo que debes extremar la higiene y limpiar bien cualquier herida que te hagas para evitar que las bacterias colindantes entren y causen alguna de estas infecciones, ya sea celulitis o un absceso.

Y, en cuanto notes los primeros síntomas, acude al médico cuanto antes para evitar complicaciones.

Fuente:

Lakhundi S, Zhang K: Methicillin-resistant Staphylococcus aureus: Molecular characterization, evolution, and epidemiology. Clin Microbiol Rev 31:e00020-18, 2018. doi: 10.1128/CMR.00020-18.

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar