×
  • Buscar

Consejos de belleza para la piel

Consejos de belleza para la piel

Tu rostro es tu principal tarjeta de visita. Por esta razón, tener un cuidado de la piel constante es esencial para nuestro día a día.

Índice

El cuidado de la piel es algo que tienen que tener en cuenta tanto hombres como mujeres porque la contaminación y el rápido ritmo de vida puede pasar factura a la piel. Pero no te asustes, existen remedios sencillos y económicos que pueden mejorar la luminosidad de tu rostro.

10 consejos para cuidar tu piel

1. Desmaquíllate de forma correcta todas las noches. Como es el momento de regeneración de nuestra piel, es necesario una limpieza a fondo de nuestra piel. Para ello, es necesario una limpieza a fondo de nuestra piel con un gel limpiador y el posterior uso de agua micelar para eliminar los restos de maquillaje y suciedad. Para terminar, es aconsejable el uso de una crema hidratante. Aplícatela dándote un masaje.

2. Por las mañanas vuelve a limpiarte la cara para limpiar las toxinas y grasas eliminadas durante la noche. Intenta que el agua sea fría para que los poros se cierren correctamente. Después, aplícate una crema hidratante con protector solar para evitar que el sol te provoque manchas y arrugas prematuras.

3. Utiliza productos oil-free. Estos productos evitan el exceso de grasa en tu piel, es decir, el acné.  Además, debes tener en cuenta si tu piel es grasa o no para elegir productos adecuados según tu tipo de piel (grasa, seca, etc.).

4. Incluye mucha fruta y verdura en tu dieta porque aportan vitaminas, antioxidantes y minerales importantes para tu salud y belleza.

5. Beber mucha agua influye en la luminosidad e hidratación de tu piel. Por ello, debes beber unos 2 litros de agua al día. También puedes beber infusiones, té o zumos naturales, pero olvídate de las bebidas gaseosas.

6. Evita el consumo de alcohol porque deshidrata al organismo y como consecuencia tu piel se reseca. El alcohol es malo para la salud y para la belleza de la piel.

7. El deporte es uno de los mejores amigos de tu organismo, pero también lo es de tu piel. Cuando haces ejercicio a la vez que transpiras y liberas toxinas, se originan tus células.

8. Exfóliate el rostro una vez por semana para eliminar la piel seca y muerta. Exfoliar permite deshacerse de las células muertas y oxigenar la piel. Puedes exfoliarte con productos caseros o cosméticos.

9. Para las ojeras, las bolsitas de té pueden ser tus grandes aliadas. Su función es absorber el agua de la piel para reducir la inflamación de la zona ocular.

10. Por último, no olvides de mantener tus labios hidratados con vaselina y exfoliarlos una vez por semana.

Alimentos para mejorar la piel

La dieta es fundamental para cuidar nuestra piel y mantenerla hidratada y bella, evitando los radicales libres que la llenan de arrugas. Entre los nutrientes que debes incluir en tu alimentación encontramos:

- Vitamina C: un potente antioxidante que lucha contra los radicales libres que envejecen la piel. Además, ayuda a la formación de colágeno, una proteína necesaria para conservar la elasticidad y firmeza de la piel. La encontrarás en los cítricos, los frutos rojos, las verduras de hoja verde.

- Licopeno: protege a la piel de los radicales libres y previene de enfermedades como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. El alimento que más licopeno contiene es el tomate.

- Betacaroteno: es un precursor de la vitamina A que contribuye a reducir las arrugas y la flacidez. También protege de los rayos del sol. Se encuentra sobre todo en las zanahorias.

- Vitamina E: protege a las células del estrés oxidativo. Además, ayuda a evitar las manchas asociadas al envejecimiento, protege contra los rayos UVB y ayuda a nutrir y reparar la piel. La encontramos en el aceite de oliva, los frutos secos…

- Ácidos grasos omega 3: hidratan la piel. Se encuentra en los pescados azules, el aguacate, los frutos secos…

- Vitaminas del grupo B: regeneran y nutren la piel, previniendo el envejecimiento. Se encuentran en verduras de hojas verde, carne, huevos, etc.

Además, debes evitar el consumo de otros alimentos que son perjudiciales para la piel, como el azúcar, las grasas, etc.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar