• Buscar
×

¿Por qué nos enamoramos de alguien?

¿Por qué nos enamoramos de alguien?

¿Qué razones son las que nos llevan a enamorarnos de unas personas y no de otras? ¿Son motivos biológicos, físicos, emocionales?

Índice

El amor es uno de nuestros objetivos en la vida y la mayoría de nosotros queremos estar enamorados y vivir felizmente con esa persona de la que nos hemos enamorado, que no siempre es la mejor para nosotros. ¿Por qué nos enamoramos de unas personas y no de otras? ¿Es posible intervenir en este proceso?

Síntomas del enamoramiento

Seguro que más de una vez te has enamorado de una persona y has sabido que era amor y no solo atracción porque experimentabas una serie de reacciones:

- Deseo de tener relaciones sexuales con esa persona

- Deseo de reciprocidad

- Temor al rechazo

- Pensamientos constantes sobre esa persona

- Pérdida de la concentración

- Idealización del individuo

- Fuerte actividad fisiológica ante la presencia del individuo (aceleración de la respiración, palpitaciones, sudoración…)

- Ganas de estar a todas horas con esa persona

¿Qué elementos intervienen en el enamoramiento?

En una primera fase, el amor es una reacción química. Una sustancia de nuestro cerebro llamada feniletilamina segrega mayores cantidades de dopamina, cuyos efectos son parecidos a las “anfetaminas” que producen el estado de euforia natural cuando estamos con nuestra pareja. Esta dopamina pasa al sistema endocrino y se transforma en una respuesta fisiológica y en cambios químicos.

Normalmente, esta primera reacción surge ante la atracción personal, es decir, nos sentimos atraídos físicamente por la otra persona. Y, cuando sentimos que el otro puede experimentar los mismos sentimientos, el enamoramiento se dispara. Además, aumenta la secreción de otras hormonas como la oxitocina (que aumenta la sensación de recompensa), las feromonas, la noradrenalina (sensación de euforia y excitación) y la serotonina (mejora el estado anímico). Todo eso hace que enamorarnos nos haga sentir bien, por eso, entre otras razones, buscamos esa sensación.

Pero ¿por qué nos enamoramos de unas personas y no de otras? Además del aspecto físico, enamorarse de alguien responde a unas necesidades, creencias, pensamientos, deseos, gustos, experiencias o anhelos inconscientes que promueven que nos fijemos en un hombre o en una mujer en concreto:

1- Afinidad familiar: según los expertos en psicología, solemos buscar con un exterior similar al de nuestra familia. También somos más proclives hacia las personas que nos recuerdan en alguna cualidad a los progenitores. Habrá mayor afinidad cuanto más familiares nos resulten. La similitud con alguno de nuestros padres puede estar en la apariencia física, en la forma de tratarnos o en la forma de sonreír. Por eso se dice que buscamos personas parecidas a nuestros padres o hermanos. Y algo de verdad hay en ello.

2- Correspondencia: también es frecuente que la persona que nos atrae pertenezca al mismo nivel sociocultural y económico, aunque siempre hay excepciones. Se busca a alguien que encaje en nuestros esquemas, valores, ideales de vida, que haya vivido experiencias similares… lo que tiene sentido, ya que facilitará la convivencia.

3- Cualidades: también pueden atraernos cualidades que valoramos, pero no poseemos. Por otro lado, se suele rechazar a quienes inciden en aquellos aspectos psicológicos que no se desean mostrar.

4- Mismo nivel de maduración: en el plano de las emociones, los amantes tienen que estar en un nivel madurativo similar. Podemos sentirnos atraídos por alguien que no esté en el mismo estado de maduración, pero a la larga eso no durará.

5- Admiración: a veces, la admiración que sentimos en un primer momento se traduce en amor. En esa persona vemos las virtudes, aspiraciones y objetivos que siempre hemos deseado para nosotros. Son personas brillantes que nos atraen porque son o tienen lo que nosotros siempre hemos querido.

6- Las feromonas: muchos estudios de investigación afirman que las feromonas (sustancias secretadas por algunas glándulas presentes en los labios, las axilas, el cuello o las ingles que las personas percibimos sin darnos cuenta gracias a un órgano llamado vemoronasal), hace que nos sintamos atraídos por algunas personas según el olor que desprenden esas feromonas.

7- La comunicación: poder conversar con la otra persona de cualquier cosa y sentirnos bien cuando hablamos con él, o incluso cuando estamos callados, es clave para enamorarnos. Está comprobado que siempre sentimos más afinidad con alguien después de haber sostenido una conversación personal con él.

8- Los extrovertidos enamoran más: las investigaciones llevadas a cabo demuestran que las personas extrovertidas “despiertan más amor”, probablemente por su facilidad para relacionarse, conversar, hacer reír, etc. Cuando una persona dice lo que piensa y siente abiertamente, genera confianza, calidez y cercanía.

9- Compartir una experiencia traumática: las experiencias extremas, peligrosas o traumáticas que se comparten favorecen la generación de vínculos. Haber vivido una experiencia así nos hace abrirnos más, lo que puede favorecer el enamoramiento.

10- Otros factores: la peculiaridad, la disponibilidad, el aislamiento o el misterio son factores que también pueden ayudar a que nos enamoremos de otra persona.

Fuente:

Shanhong Luo, Eva C. Klohnen. Assortative Mating and Marital Quality in Newlyweds: A Couple-Centered Approach. Journal of Personality and Social Psychology 2005, Vol. 88, No. 2, 304 –326. DOI: 10.1037/0022-3514.88.2.304. https://www.apa.org/pubs/journals/releases/psp-882304.pdf

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar