• Buscar
×

¿Puede una relación de una noche convertirse en duradera?

¿Puede una relación de una noche convertirse en duradera?

¿Es posible que lo que comenzó solo como sexo se transforme en amor? ¿Puede una relación entre dos desconocidos dar pie a un matrimonio sólido?

Índice

Comienza con sexo...

Cuando vuestros hijos os preguntan cómo os enamorasteis, es probable que lo último que quieras contarles en “borrachos en un bar, desde donde fuimos a mi casa a costarnos”. No, no es la historia romántica y ejemplificante que a nadie le gusta confesar, y menos aún a nuestros hijos o padres.

Aunque esta sea la verdad, una noche de sexo con un desconocido conlleva un gran estigma, y ​​la mayoría de nosotros probablemente no quiera admitir que así fue como comenzó nuestra relación de amor actual, al menos entre ciertos círculos.

Pero eso es una verdadera lástima, según el experto en relaciones estadounidense Dan Savage. Savage opina que este tipo de relaciones ocasionales de una noche acaban muchas más veces de las que pensamos en relaciones duraderas. Así, lo recoge al menos una encuesta de la antropóloga biológica Helen Fisher, que revela que el 60% de los estadounidenses afirma haber tenido alguna vez en su vida una cita de una noche, de las que el 30% terminó en una relación de verdad.

Solo que a muy poca gente le gusta admitirlo. La mayoría se inventa una historia más convencional como “nos presentó un amigo común”.

"Las personas que tienen relaciones sólidas no se lo cuentan a sus hijos, explica Savage, lo que hace que todos tengamos una visión distorsionada de cómo debe comenzar una relación de amor “decente”".

Pero contar una historia más inocente, y falsa, puede tener graves consecuencias ya que, si todos hacemos lo mismo, las costumbres culturales y sociales se basarán en eso y cualquiera que sea diferente y cuente otra versión podrá ser condenado al ostracismo o tachado de poco serio, ligero de cascos, etc.

Pero eso no es lo más dañino, sino que el tener esa percepción falsa de cómo tiene que empezar una relación puede hacer que no nos atrevamos a comenzar una con una persona con la que hemos pasado una noche por miedo al qué dirán. Esas ideas preconcebidas pueden hacer que nuestra opinión sobre esa persona con la que acabamos de dormir sea negativa y piensen que, aunque les gusta, no puedan iniciar nada con ella porque no es “decente”.

Y se convierte en amor

Pero eso es una tontería, las relaciones importantes y sólidas empiezan muchas veces así y no hay que tener tan mala opinión de ellas ya que, a no ser que estuvieras totalmente borracho, hubo algo en esa primera cita que te atrajo tanto de esa persona como para irte esa misma noche a la cama con ella.

Además, el sexo activa los circuitos cerebrales que nos hacen sentir apego a nuestra pareja. Cualquier estimulación del aparato sexual impulsa la dopamina, que nos puede llevar enamoramiento. Y luego con el orgasmo hay una verdadera avalancha de oxitocina que proporciona sentimientos de profundo apego.

La conclusión es que no todas las parejas tienen una historia inocente, para explicar cómo se conocieron, y eso está bien. Por eso, si ese es tu caso y el de tu marido, no hace falta que te inventes ninguna historia ni que sientas vergüenza ya que es una manera tan buena como otra de conocerse y enamorarse. Aunque es cierto que a vuestros hijos puedes contárselo de tal manera que la historia no tenga mucho alcohol ni sexo, al menos mientras sean pequeños.

Fuente:

Dan Savage

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar