• Buscar
×

¿Qué hacer cuando te enteras de que hablan mal de ti?

¿Qué hacer cuando te enteras de que hablan mal de ti?

Puede ser un compañero de trabajo, un “amigo”, un vecino o cualquier otro conocido con el que tienes una relación bastante habitual. Sea quien sea, no es agradable enterarse de que están hablando mal de ti a tus espaldas, incluso inventando rumores y chismes. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Cómo reaccionar?

Índice

¿Por qué hablan mal de ti?

Lo normal es enterarse porque otro conocido te cuente que esa persona lleva un tiempo hablando mal de ti, criticándote a tus espaldas o inventando tumores que te dejan en mal lugar. O incluso es posible que le pilles hablando mal de ti.

La primera reacción será sorpresa y enfado, ya que a nadie le gusta que otra persona hable mal de ti a tus espaldas; pero en lugar de “montarle un pollo”, lo primero que debes hacer es pararte a reflexionar e intentar averiguar por qué está hablando mal de ti. Puede que le hayas hecho algo y esos comentarios hirientes sean su forma de reaccionar a tu comportamiento previo. Incluso es posible que tenga razón en parte de lo que dice, aunque desde luego no son formas y las cosas siempre se deben hablar a la cara, nunca criticando por detrás. Pero si así fuera, una disculpa podría arreglar las cosas.

En resumen, lo primero que debes hacer es averiguar si tiene un motivo real para hablar mal de ti o si solo lo hace por envidia, maldad, celos, etc. Problemas en el trabajo, con un novio o exnovio… son muchas las causas que pueden llevar a una persona a hablar mal de otra, y saber el motivo te será útil para pensar tu reacción.

¿Cómo actuar si alguien habla mal de ti?

1- No dejes que esos comentarios mimen tu autoestima. Lo primero y más importante es no dejar que los comentarios que estén haciendo sobre ti te hagan duda de lo que eres y lo que vales. Es positivo analizarlos por si hay algo de verdad en ellos, pero no deben hundirte, mucho menos si son inventados y no critican algún comportamiento o trabajo concreto, sino solo tu personalidad. No te dejes llevar por esos chismes ni te sientas culpable si no has hecho nada. Si te cuesta, haz una lista con todas tus facetas positivas.

2- No dejes que la ira te inunde. Es normal sentirse enojada y enfadada, pero no debes permitir que la ira te supere y se convierta en lo más importante. Vivir con emociones como el odio o el rencor nos hace más débiles e infelices, no permitas que esos comentarios te amarguen y te conviertan en una resentida.

3- Habla con esa persona. Lo mejor es que hables cara a cara con la persona que está hablando mal de ti para saber por qué lo hace y le hagas ver que no es forma de comportarse, que si tiene algún problema debe ser valiente y decírtelo a la cara, no hablar mal de ti a tus espaldas, cuando no puedes defenderte. Eso sí, díselo con calma y educación, no te rebajes y te pongas a insultarle o gritarle.

4- No inicies un contraataque. No empieces tú a hablar mal de esa persona o a hacer circular rumores y chismes sobre ella. Eso solo llevará a una espiral de insultos y problemas que no puede acabar bien. Además, eso no hará que los rumores que circulan sobre ti desparezcan y solo te dejará en mal lugar. Y ni siquiera te vas a sentir mejor.

5- Busca ayuda. Busca ayuda y apoyo en tus amigos, compañeros de trabajo o vecinos. Lo importante es tener a gente de tu lado que sepa que eso son solo mentiras para que las contrarresten por ti. Y si esos comentarios van a más, se vuelven agresivos o peligrosos no lo dudes y denuncia. No permitas que se conviertan en acoso.

6- No hagas nada. Si esa persona no te importa nada y el chisme no es grave, lo mejor que puedes hacer muchas veces es ignorarlo totalmente. Si busca tu atención y no la consigue, parará.

7- Trátale con amabilidad. Sí, aunque no te apetezca o te cueste, si la tratas con amabilidad e incluso le dices algún cumplido la descolocarás y puedes hacer que se sienta culpable, por lo que es posible que deje de hablar de ti.

8- Establece límites. Si no es necesario, aléjate de esa persona y mantenla a cierta distancia. Cuanto menos trato tengáis, menos posibilidades de hablar luego de ti a tus espaldas. No seas cercano a ella ni a sus amigos para que no tengan más munición para sus chismes.

9- Rodéate de gente positiva y amable. Rodearnos de personas buenas y amables nos hace sentir mejor y ser más felices, así que evita a las personas envidiosas, celosas y chismosas y céntrate solo en aquellos que te quieren de verdad y no se dedican a los chismes, ni sobre ti, ni sobre otros.

10- Busca ayuda profesional. Si estos problemas realmente te afectan y te hacen sentir infeliz o con una baja autoestima o seguridad, no dudes en buscar ayuda de un profesional de psicología que te dé las pautas para superar este tipo de conflictos y sentirte mejor contigo misma, que es lo realmente importante.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar