• Buscar
×

¿Cómo mantener las amistades?

¿Cómo mantener las amistades?

Los amigos son fundamentales para nuestra salud física y mental, incluso aumentan la esperanza de vida. Sin embargo, no siempre es sencillo mantener las amistades cuando llegamos a una edad y nos vemos superados por los compromisos laborales y familiares… ¿Cómo mantener a nuestros amigos toda la vida?

Índice

¿Por qué son tan importantes los amigos?

Cuando somos pequeños, forjamos las primeras amistades, que se vuelven fundamentales en nuestra vida al llegar la adolescencia. Sin embargo, conforme crecemos, los compromisos laborales, la familia, la llegada de los hijos y los cambios a los que nuestra vida se va enfrentando hace que nos vayamos alejando de nuestros amigos de toda la vida e incluso que dejemos de salir con nuestros amigos y nos centremos solo en la familia.

Pero esta actitud es un error, ya que los amigos son un apoyo fundamental en nuestra vida que nos puede ayudar a superar un divorcio, la muerte de un ser querido o, simplemente, los pequeños conflictos del día. Con los buenos amigos siempre podemos contar y están ahí a pesar de los cambios de pareja o de trabajo, por lo que no debemos dejarlos de lado.

Y no solo son un apoyo mental y emocional fundamental, sino que también son beneficios para nuestra salud. Está demostrado que el aislamiento y la soledad son factores importantes en la depresión y afectan negativamente a la salud mental, física y cognitiva. Y, cuando nos hacemos mayores y nuestros hijos se van de casa y nuestra pareja fallece, contar con un grupo de amigos nos puede ayudar a seguir en forma, mantener nuestra salud y, por lo tanto, vivir más.

Según un estudio publicado en Industrial Psychiatry Journal titulado "Soledad, depresión y sociabilidad en la vejez", "hay un creciente número de pruebas que sugieren que los factores psicológicos y sociológicos tienen una influencia significativa sobre lo bien que envejecen los individuos" (Singh & Misra , 2009).

Además, los amigos nos pueden ayudar a llevar hábitos de vida más saludables, sobre todo tras la jubilación. Salir a hacer deporte, mantener una dieta sana, perder peso o dejar de fumar son hábitos saludables que muchas veces se llevan a cabo con los amigos.

Otro estudio demuestra que las amistades se vuelven aún más importantes a medida que envejecemos. "Mantener a unos pocos amigos realmente buenos puede marcar una gran diferencia para nuestra salud y bienestar. Por lo tanto, es inteligente invertir en las amistades que te hacen más feliz".

¿Cómo mantener cerca a nuestros amigos?

Las relaciones con los amigos, como todas las relaciones sociales, requieren esfuerzo e implicación. El éxito o el fracaso de las amistades dependen de nuestro nivel de atención hacia ellas. Estos consejos pueden ayudarte a mantener a tus amigos y amigas en la edad adulta, verás cómo agradeces conservarlos cuando tus hijos te saquen de quicio o necesites un descanso de tu vida diaria.

1- Sé honesto y sincero con ellos. La sinceridad es clave en todas las relaciones. Mentir a nuestros amigos hace que pierdan su confianza en nosotros, lo que deteriora la relación hasta hacer que se pierda. La deshonestidad conlleva a malos entendidos. Un verdadero amigo es aquel con el que siempre puedes ser sincero, aunque sean cuestiones espinosas o delicadas. Además, la única manera de crear una amistad duradera y verdadera es siendo sincero y abriéndose realmente al otro.

2- Aprende a superar los problemas. A lo largo de años y años de amistad es normal que surjan conflictos y problemas, algunos muy serios o complicados que pueden poner en riesgo la amistad. Saber superar esos problemas de forma civilizada, perdonar y pedir perdón es clave para poder superar cualquier problema. El rencor es fin de cualquier amistad o relación. Si guardas rencor no has perdonado al otro.

3- Muéstrale tu cariño. Es importante mostrar también a los amigos cuánto nos importan y cuánto los queremos. No debemos descuidar las muestras de afecto con ellos. Si tratamos a nuestros amigos como a cualquier otro conocido, la relación se irá enfriando. Demuéstralos lo importantes que son para ti y cómo mejoran tu vida.

4- Ten detalles con él. Los detalles, las llamadas cuando el otro está pasando una mala racha, el apoyo cuando hace falta, los regalos en momentos importantes… Todo esto es fundamental para mostrar al otro nuestro aprecio y mantener una relación cercana. Si no te acuerdas nunca de su cumpleaños, de preguntarle por su padre cuando está enfermo o de estar pendiente de si necesita algo, mal amigo serás. No seas egoísta en tus relaciones, la amistad es una relación recíproca. No sólo tenemos amigos para divertirnos, tenemos amigos para que nos apoyen, y se sientan apoyados por nosotros.

5- No pierdas nunca el contacto. Aunque tu amigo se vaya a vivir lejos o aunque tengas poco tiempo para quedar con él, es fundamental que todas las semanas os llaméis, mandéis un mensaje o tengáis algún tipo de contacto. Si vivís muy lejos y no podéis veros a menudo, es importante que habléis a menudo para mantener viva la relación. Si pasa mucho tiempo sin saber nada el uno del otro, es normal que la relación se enfríe y la amistad se pierda.

6- Sé realista. En ocasiones nuestros amigos, por buenos que sean, nos decepcionan. Todos nos equivocamos a veces y es normal que nuestros amigos también lo hagan, sobre todo a lo largo de una larga relación que pasa por muchas fases. No cometas el error de perder por completo a un amigo solo por un fallo.

7- Sé altruista. Un buen amigo es aquel que está siempre dispuesto a hacerte un favor, sin esperar nada a cambio. Si sabes que la otra persona está pasando por un mal momento, no busques cualquier excusa para no ofrecer tu ayuda. Por lo tanto, para conservar a tus amigos es fundamental que los ayudes siempre sin esperar nada a cambio, solo porque es u amigo y es hacen los amigos.

8- Utiliza el humor. Bromear, reír y divertirse con los amigos hacen que las amistades sean más duraderas. Unas risas ayudan a relativizar la importancia de los problemas.

9- Sé consciente de las diferencias. Una buena amistad no necesita estar de acuerdo siempre. La amistad no se construye únicamente sobre la base de las similitudes. Es normal que haya desacuerdos, lo importante, como decíamos, es saber solucionarlos.

10- No rompas el pacto de confidencialidad. Ser amigos es ser confidentes. Nunca se debe contar un secreto de un amigo a otra persona, ya que eso rompe la confianza. Aprende a tener límites y no pondrás en riesgo la amistad.

Fuente:

Universidad de Michigan

"Soledad, depresión y sociabilidad en la vejez", Industrial Psychiatry Journal

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar