• Buscar
×

¿Por qué el ejercicio puede hacerte feliz?

¿Por qué el ejercicio puede hacerte feliz?

Queramos o no el cuerpo humano está destinado a moverse. Pero, en los últimos siglos se han inventado numerosas formas de evitar el trabajo físico y con ello, se ha promovido el sedentarismo. ¿A qué muchos preferís coger el ascensor antes de subir las escaleras? ¿O ver la televisión a salir a correr?

Índice

El ejercicio mejora nuestra salud

Lo cierto es que la inactividad es mala para nuestra salud como se ha demostrado en estudios durante las pasadas décadas. No se refiere únicamente al estado físico, también incluye la salud mental. Es decir, si hacemos ejercicio, nuestro ánimo puede mejorar significativamente con el tiempo dejando atrás la ansiedad y la depresión.

Esto ocurre porque, al hacer ejercicio, liberamos una serie de hormonas y neurotransmisores químicos que nos hacen sentir mejor:

- serotonina, que ayuda a regular el estado de ánimo, el apetito, la digestión, el sueño, la memoria, el deseo y la función sexual.

- dopamina, que nos transmite una sensación de placer haciendo que queramos más.

- endorfinas, nos hacen sentir bien inmediatamente después de hacer deporte y funcionan como un analgésico natural ya que reduce la sensación de dolor, la ansiedad y el estrés.

Por lo tanto, el ejercicio físico es el remedio más barato, natural y efectivo y no posee efectos secundarios como las pastillas. Además, es muy fácil convertirlo en hábito.

Hay un dicho e incluso un libro que se titula Born to run, nacidos para correr. Sin embargo, si correr no te llega a convencer, existen otras formas de hacer ejercicio aeróbico. Andar rápido, spinning, natación, baloncesto o el fútbol también pueden ser tus mejores aliados. Cualquier tipo de ejercicio, movimiento o deporte que se haga de manera regular y nos ayude a liberar estas hormonas nos hará sentir mejor y más felices.

El ejercicio reduce la depresión

Asimismo, existen muchos fanáticos de las actividades más relajantes como yoga, pilates o meditación. Ayudan a ser feliz, pero un estudio reciente confirmó que las actividades de alta intensidad reducen antes los síntomas de depresión. Además, es recomendable hacer deporte al aire libre porque los sonidos y el lugar que te proporciona la naturaleza te pueden distraer de los síntomas.

Y es que, como decíamos, el deporte regula los neurotransmisores, sustancias químicas cerebrales que permiten que las neuronas envíen señales. Por ejemplo, la dopamina, la serotonina y la norepinefrina.

Otro dato importante es que también puede aumentar los niveles de factor neurotrófico, una proteína que ayuda al crecimiento y supervivencia de las neuronas y puede evitar enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.

En resumen, la actividad física cuenta con numerables beneficios y muy pocos inconvenientes. Te alivia rápidamente del mal humor, reduce el estrés y la depresión y mejora tu aspecto físico. Tampoco hay que olvidar que si vas a empezar ahora, lo mejor es ir poco a poco para evitar lesiones.

¿Qué deportes nos hacen más felices?

Según algunos estudios, los ejercicios de alta intensidad y corta duración (HIT, Crossfit…) y los entrenamientos de intensidad moderada, pero de larga duración, provocan una mayor sensación de felicidad una vez acabado el entrenamiento.

Además, estos ejercicios nos ayudan también a mejorar nuestro estado físico controlando el peso, la tensión arterial, el colesterol malo, la diabetes o evitando el desarrollo de enfermedades como el cáncer.

No obstante, aunque estos ejercicios más intensos nos puedan proporcionar más felicidad, cualquier tipo de actividad física, incluso andar, puede proporcionarnos beneficios a nivel físico y mental. Por lo que, si no te ves capaz de hacer HIT o ejercicios cardiovasculares de alta intensidad, no te desanimes y lo des por imposible. Ve poco a poco y empieza por actividades adaptadas a tu estado físico y tu edad. Verás cómo incluso andar rápido 30 minutos te hace sentir más feliz y en forma.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar