Síntomas de estrés

En Salud
Síntomas de bipolaridad
Comparte en:

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional que surge como respuesta a un desafío o peligro. El estrés, controlado y en pequeños episodios, puede ser positivo y ayudarnos a superar un reto, pero cuando se alarga en el tiempo, puede resultar muy perjudicial para nuestra salud física y mental.

Tipos de estrés

Estrés agudo: es el estrés que aparece ante una situación peligrosa, emocionante o complicada y que desaparece rápidamente. Este estrés es habitual y puede resultar positivo.

Estrés crónico: es el estrés que dura un tiempo prolongado (semanas o meses), que no se puede controlar y que llega a causar problemas de salud.

Síntomas de estrés

Ante una situación peligrosa o compleja, nuestro cerebro se pone alerta, los músculos se tensionan y liberamos una serie de hormonas como el cortisol que ayudan al organismo a protegerse de ese posible peligro, por lo que el estrés controlado no es perjudicial. Pero cuando este estrés se alarga, pueden aparecer una serie de síntomas físicos y emocionales que sí pueden resultar problemáticos para nuestra salud:

Síntomas físicos

  • Presión arterial alta
  • Problemas en la piel como acné o sarpullidos
  • Alteraciones menstruales
  • Diarrea o estreñimiento
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio y falta de energía
  • Problemas sexuales
  • Problemas para dormir o dormir demasiado
  • Problemas y dolores digestivos
  • Pérdida o aumento de peso
  • Pérdida de apetito o comer en exceso
  • Tensión o dolor muscular y aparición de contracturas
  • Dolor en el pecho
  • Sudoración excesiva, especialmente en las manos
  • Pies y manos fríos
  • Problemas para respirar
  • Náuseas
  • Palpitaciones
  • Dificultad para tragar
  • Sequedad de boca
  • Aparición de llagas en la mucosa oral
  • Aparición de tics nerviosos

Síntomas psicológicos y mentales

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Problemas de memoria
  • Inquietud y nerviosismo
  • Arrebatos de ira
  • Falta de motivación
  • Aislamiento social
  • Miedo
  • Ganas de llorar
  • Cambios de humor
  • Irritabilidad
  • Problemas para concentrarse
  • Dificultades para tomar decisiones
  • Sensación de fracaso
  • Ideas catastróficas
  • Menor autoestima

Como puedes ver, son muchos los síntomas físicos, emocionales y mentales que se pueden experimentar cuando sufrimos estrés crónico aunque, por supuesto, no todas las personas sienten los mismos síntomas ni con la misma intensidad.

Si no es posible controlar este estrés en un plazo breve de tiempo y estos síntomas duran meses o años, aparecerán además muchos problemas y complicaciones serias de salud derivados de esta sintomatología, como mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, trastornos de alimentación, obesidad, diabetes, etc. Y es que el estrés debilita el sistema inmunitario, por lo que las personas con estrés crónico también tienen más posibilidades de contraer infecciones o desarrollar otras enfermedades graves, incluso cáncer. Asimismo, están en riesgo de sufrir adicciones al alcohol, el tabaco o las drogas, lo que podría complicar aún más su estado de salud.

Causas del estrés

Son muchas las causas y las situaciones que pueden hacer que una persona sufra estrés crónico, especialmente atravesar situaciones complicadas como un divorcio o separación, empezar un nuevo trabajo, ser despedido, la muerte de un familiar cercano, la jubilación, tener un hijo, problemas de dinero, mudarse de casa o ciudad, sufrir una enfermedad grave o tener cualquier otro tipo de problema en el trabajo o personal.

Todos sufrimos estrés ante este tipo de situaciones, pero cuando nos superan y no somos capaces de controlarlas, es cuando aparece el estrés crónico que, como hemos visto, puede llegar a ser muy peligroso, por lo que es necesario darse cuenta de la situación que estamos viviendo e intentar ponerle remedio cuanto antes.

¿Qué hacer si tienes estrés crónico?

Existen muchas cosas y hábitos que puedes adoptar para tratar de controlar y acabar con el estrés crónico, como hacer ejercicio físico con regularidad, practicar técnicas de relajación, tales como respiración profunda, meditación, yoga, taichí, buscar nuevas aficiones y hobbies que nos hagan sentir bien, pasar tiempo con la familia y los amigos, intentar dormir y descansar bien, evitar el uso de tabaco, alcohol o drogas, llevar una dieta sana… Y, si nada funciona, recurrir a un psicólogo que nos dará las pautas y las claves necesarias para aprender a controlar este sentimiento y evitar los síntomas tanto a corto plazo, como a largo plazo.

Aunque el estrés sea un problema muy habitual de nuestra sociedad actualmente, no tiene por qué serlo en tu vida, solo hace falta que busques ayuda y no dejes que el estrés te controle.

Fuente:

Clínica Mayo, https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/stress-management/in-depth/stress-symptoms/art-20050987

También te interesará...

cada cuánto hacer una citología

¿Cada cuánto hacer una citología?

Comparte en: Lo primero que una mujer debe saber es la definición exacta del concepto de citología. La citología

Read More...
Ideas para guardar zapatos

Ideas para guardar zapatos

Comparte en: Lo sabemos… a lo largo de todos estos años has acumulado más zapatos en tu armario que

Read More...
Matrimonio feliz

En la riqueza y en la pobreza: las finanzas del matrimonio

Comparte en: El dinero es un asunto muy importante dentro de un matrimonio. Así, las parejas casadas a largo

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu