×
  • Buscar

Ovulación y excitación

Ovulación y excitación

¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe este aumento de la libido justo durante los días de la ovulación?

Índice

La influencia de las hormonas en la mujer

Las mujeres, nos guste o no, estamos dominadas por las hormonas. Y es que los cambios hormonales que sufrimos durante el ciclo menstrual desde la primera regla hasta la última hacen que durante todos los meses notemos diferentes síntomas físicos y psicológicos influidos por el aumento y descenso de las principales hormonas sexuales femeninas: estrógenos y progesterona, principalmente, aunque muchas otras intervienen en el proceso de maduración de un óvulo cada ciclo, afectando a todo nuestro organismo, como la hormona folículo-estimulante o la hormona luteinizante.

Estas hormonas no solo sirven para que en cada ciclo menstrual se libere un óvulo del ovario que, si es fecundado, se anidará en el útero dando lugar a un embarazo y, si no, se expulsará con los restos de endometrio en la regla, sino que también intervienen en otras muchas actividades del organismo. Por ejemplo, los estrógenos intervienen en el crecimiento del cabello y las uñas, aumentan la acumulación de grasa corporal y en la zona genital, ablandan los huesos, nos hacen retener líquidos, provocan cambios en el sistema venoso… Por eso, el hecho de que sus niveles fluctúen nos afecta enormemente.

Síntomas físicos durante la ovulación

En las mujeres regulares, la ovulación se produce hacia la mitad del ciclo, es decir, si el ciclo dura 28 días, se ovula hacia el día 14. Durante estos días, no solo se produce la maduración y liberación de un óvulo por parte de uno de los dos ovarios, sino que se producen otros cambios internos para preparase para un posible embarazo. Por ejemplo, el endometrio se engrosa, el flujo vaginal se vuelve más elástico y transparente para facilitar la entrada de los espermatozoides y los cambios hormonales provocan también otros síntomas como un aumento de la temperatura basal, dolor e hinchazón de las mamas o un ligero dolor abdominal en el lado del ovario que ovula.

Síntomas psicológicos de la ovulación

Además de los cambios físicos antes descritos, durante la ovulación se producen también diversos cambios psicológicos ya que las hormonas no solo alteran nuestro organismo, sino también nuestra mente.

Por una parte, el estradiol (el tipo de estrógeno predominante durante los años reproductivos) hace que nuestro cuerpo esté más relajado, sensual y dispuesto a mantener relaciones sexuales. Además, los estrógenos aumentan los niveles de neurotransmisores en el cerebro: químicos que incluyen endorfinas, encefalinas y serotonina que nos hacen sentir bien. Por eso, cuando estos niveles descienden, en los días previos a la regla, nos sentimos más irritadas.

Sin embargo, en los días de la ovulación es normal sentirse mejor, lo que favorece las relaciones sexuales. Además, el pico de estrógenos, junto con la influencia de la hormona oxitocina, hacen que aumente nuestra libido o deseo sexual, por lo que es normal, en estos días, llamados días fértiles, que nuestra excitación aumente y tengamos muchas ganas de hacer el amor. Así que no te sorprendas si estás a mitad del ciclo y buscas a tu pareja como una loca por la noche para mantener un relajante y placentero encuentro sexual.

¿Por qué se produce este aumento de la excitación?

Este aumento de la excitación no es casual, sino que es un método de supervivencia de la raza humana, ya que en estos días estamos, como se dice en el caso de los animales, “en celo”, es decir, todo el organismo se prepara para un posible embarazo.

Y es que la fecundación solo puede producirse cuando el óvulo está en la trompa de Falopio, proceso que dura unas 24 horas desde que se produce la ovulación. Por lo tanto, es durante esas horas cuando un espermatozoide tiene que llegar hasta el óvulo para fecundarlo. Si no, el óvulo muere y, hasta el ciclo siguiente, un mes después aproximadamente, no se podrá volver a conseguir el embarazo. Por eso, la mujer siente más ganas de hacer el amor, para que aumenten las posibilidades de mantener relaciones sexuales y concebir.

De hecho, saber cuándo se produce la ovulación y, por lo tanto, cuándo estamos en los días fértiles, es clave para lograr un embarazo. Así que si notas que estás más excitada y tienes ganas de hacer el amor porque estás ovulando, pero no quieres tener un hijo, no te olvides de usar un método anticonceptivo eficaz para evitar un embarazo no deseado.

Las fantasías sexuales también aumentan…

Un estudio del 2012 realizado por la Universidad de Leethebridge (Canadá) y la Universidad de Queens (Reino Unido), publicado en Archives Sexual Behavior, descubrió que, durante la ovulación, no solo aumenta nuestra excitación, sino que también lo hacen nuestras fantasías sexuales.

Aunque el estudio se redujo a una muestra muy pequeña, tan solo 27 mujeres, sus conclusiones parece que podrían extrapolarse a la inmensa mayoría de las mujeres. La autora principal de la investigación, Samantha Jane Dawson, demostró que, tres días antes de ovular, las fantasías de las mujeres aumentaban de 0,77 al día, hasta 1,3 diarias.

Mediante una serie de cuestionarios que las mujeres tenían que responder a lo largo del ciclo menstrual, se comprobó que, efectivamente, las mujeres tienen más fantasías sexuales durante sus días fértiles, lo cual aumenta aún más la excitación y las ganas de mantener relaciones sexuales.

Fuente:

Fuentes:

Arévalo, M., Jennings, V., Sinai, I. (2012). El Método de Días Fijos: Un Método Moderno y Efectivo de Planificación Familiar. http://archive.irh.org/spanish/pdf/SDMSpanishMarzo2003.pdf

Dreher, JC., Schmidt PJ, Kohn P, Furman D, Rubinow D, Berman KF. (2007). Menstrual cycle phase modulates reward-related neural function in women. Publmed.com. 2007 Feb 13; 104 (7); 2465-70

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar