Parafilias sexuales más comunes, lo que nadie se atreve a confesar

En Relaciones
Sexo en la cama
Comparte en:

El año pasado tuvo mucho éxito en cartelera la película española Kiki, el amor se hace, que ponía de manifiesto diferentes parafilias sexuales, es decir, fijaciones sexuales que se consideran extrañas, como excitarse con la orina, con una planta, al ver a otra persona llorar, etc. Fijaciones que nadie se atreve a confesar por el qué dirán, pero que no indican ningún trastorno siempre que no sean excesivas.

El sexo es un tema tabú, sobre todo hablar de cosas que se consideran “raras”, como las parafilias sexuales: sentir placer por objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos. Consideradas hasta hace unos 20 años como “perversiones”, la psiquiatría actual cambió el término por parafilia para hablar de comportamientos sexuales atípicos. Además, hay que tener en cuenta que lo que se considera parafilia cambia según la época o el país. Hace unos 50 años la masturbación o el sexo oral eran consideradas parafilias, por ejemplo.

Asimismo, no hay que confundir parafilia con práctica sexual. Para que se considere parafilia se deben dar los siguientes condicionantes:

– Es la única forma con que la persona que la tiene consigue excitarse y llegar al orgasmo

– Tiene que darse durante al menos 6 meses

Solo son consideradas trastornos cuando esas fantasías o impulsos sexuales provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto. Es decir, se vuelven obsesivas y afectan a la vida del que las presenta.

Las parafilias sexuales más comunes

Existen catalogadas más de 500 parafilias, pero estas son algunas de las más frecuentes:

  • Fetichismo o parcialismo: placer sexual a partir de objetos inanimados o zonas corporales. Dentro de este se encontraría podofilia (fetichismo por los pies), maschalagnia (por las axilas), nasofilia (por las narices), tricofilia (por el cabello) y la pygofilia (por las nalgas).
  • Coprofilia: interés sexual en las heces que puede ser tanto ver a otra persona defecar como usar el excremento.
  • Erontofilia: excitación sexual al hablar por teléfono usando un lenguaje sexual muy subido de tono.
  • Coprolalia: sentir deseo al escuchar o decir palabras obscenas.
  • Asfixiofilia: obtener excitación al estrangular o ahogar a la pareja durante el acto sexual siempre y cuando la pareja dé su consentimiento y no lleguen a producirse daños. Es una práctica peligrosa porque, si no se para a tiempo, puede acabar mal.
  • Sadomasoquismo: placer a partir del sometimiento y la agresión física (siempre consentida). En este caso se siente placer al pegar, dar golpes, latigazos o humillar al otro o ser el que recibe estos golpes y vejaciones.
  • Transvestofilia: la estimulación sexual depende de vestir prendas del otro sexo, especialmente prendas interiores o íntimas.
  • Urofilia: satisfacción sexual al orinar o ser orinado durante el sexo.
  • Voyeurismo: consiste en mirar los genitales de otras personas, así como observar la actividad sexual realizada por otros.
  • Zoofilia: placer sexual a través de las relaciones con animales.
  • Clismafilia: sentir placer sexual al introducirse líquidos por el ano. Esta parafilia puede llegar a ser muy peligrosa ya que pueden causarse daño en el recto y el ano.
  • Triolismo: placer sexual cuando las relación se da entre 3 o más personas: tríos, orgías, etc.

Estas son las más comunes, pero existen, como decíamos, unas 550 catalogadas, entre las que se encuentran algunas tan curiosas como:

  • Abasiofilia: La excitación sexual sólo se produce cuando la pareja es coja.
  • Acrofilia: Personas que se excitan sólo cuando sus parejas son muy altas.
  • Actirastia: Excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.
  • Agonophilia: Excitación proveniente de una lucha con la pareja.
  • Anastimafilia: Sentirse excitado por el sobrepeso de los demás.
  • Androidismo: Excitación con muñecos o robots con aspecto humano.
  • Choreofilia: Excitación sexual al bailar.
  • Clastomanía: Excitarse al arrancar y despedazar la ropa interior de la pareja.
  • Consuerofilia: Obtener placer sexual al coserse zonas de la piel con aguja e hilo.
  • Cyesolagnia: Excitación sexual sólo con embarazadas.
  • Dendrofilia: Placer sexual al frotarse contra los árboles.
  • Emetofilia: Excitación sexual proveniente del acto de vomitar.
  • Falofilia: atracción por los penes grandes.
  • Flatofilia o eproctofilia: Sentirse excitado al oler los gases intestinales propios o de la pareja.
  • Fratrilagnia: Atracción por las relaciones sexuales incestuosas, especialmente con el hermano o hermana.
  • Hematofilia: Placer por la sangre recién derramada (si es el derrame proviene de la menstruación, la parafilia se denomina menstruofilia).
  • Hipnofilia: Excitación al contemplar personas dormidas.
  • Keraunofilia: Placer sexual por los rayos y truenos.
  • Misofilia: Atracción sexual ante la ropa sucia.
  • Narratofilia: Excitación sexual sólo al escuchar narraciones eróticas.
  • Oclofilia (ochlofilia): Excitación ante una multitud de personas reunidas.
  • Psicrofilia: Excitación debida al frío o a ver a personas con frío.
  • Salirofilia: Excitación al ingerir la saliva de la pareja.
  • Tafefilia: Excitación proveniente de ser enterrado vivo.

Foto: Creado por Pressfoto – Freepik.com

También te interesará...

Infidelidad en la pareja

¿Es normal no sentir emociones?

Comparte en: Hay personas que han dejado de sentir sin darse cuenta. De repente, llega un momento en el

Read More...
Consejos para regalar a tu novio

¿Qué regalar de cumpleaños para mi novio?

Comparte en: Comerse la cabeza para comprar los regalos de cumpleaños es algo por lo que todos pasamos, pero,

Read More...
Comer en sitios cerrados o abiertos

¿Cómo se debe comer?

Comparte en: Una de las preocupaciones que más está afectando a las personas en los últimos años es la

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu