• Buscar
×

¿Los hombres no pueden ser feministas?

¿Los hombres no pueden ser feministas?

El feminismo es el movimiento social y político cuyo fin es la lucha por la liberación de la mujer del patriarcado impuesto por siglos, puesto que ha sido oprimida durante toda la historia por su condición. Pero, ¿los hombres pueden ser feministas o es un movimiento solo para mujeres?

 

Índice

¿Los hombres pueden ser feministas?

Una de las grandes discusiones dentro del feminismo trata sobre si un hombre puede autodenominarse a sí mismo como feminista o si existe alguna forma en la que pueda participar dentro del movimiento. Para establecer una decisión, esta corriente se ha basado sobre todo en las mujeres que se han enfrentado históricamente a sus propias cadenas impuestas por la sociedad desde épocas pasadas.

Asimismo, otro motivo por el que las mujeres feministas no aceptan a hombres en sus espacios es debido a que necesitan espacios suyos propios en la sociedad, todos los que les han sido negados a lo largo de la historia.

En otras palabras, el feminismo siempre ha sido un movimiento por y para mujeres porque son ellas las que han luchado y deben seguir luchando por su libertad, por lo que tienen que ser las protagonistas.

Sin embargo, hay otras personas que el feminismo es el movimiento por la igualdad de hombres y mujeres, por lo que, entendido desde ese punto de vista, los hombres sí pueden ser feministas. Si lo entendemos como un movimiento de cambio social que pretende que hombres y mujeres estén equiparados en los mismos derechos, oportunidades y resultados, efectivamente se podría calificar a los hombres de feministas.

Los hombres pueden y deben ser aliados del feminismo

En el caso de los hombres, aunque se intenten poner en el lugar de una mujer, lo cierto es que nunca va a llegar a conocer lo que es sufrir por ser mujer o ser víctima del machismo. Sin embargo, sí que puede solidarizarse y ayudar al movimiento para evitando la masculinidad. Dentro de esta lucha, se le ha considerado como un aliado puesto que puede escuchar, comprender e instruirse. Como dijo Kelley Temple, una activista feminista de Reino Unido, “los hombres que quieren ser feministas no necesitan que se les dé un espacio en el feminismo. Necesitan coger el espacio que tienen en la sociedad y hacerlo feminista”.

Es muy sencillo llevar a cabo la labor de aliado, pero no sólo consiste en autoproclamarse feminista, sino en llevar esta causa a la vida diaria y emplearlo en lugares públicos, con cada gesto. Tiene que destruir de forma activa todas las discriminaciones y desigualdades hacia la mujer porque su voz tiene un valor considerable. Y, por supuesto, también debe reconocer y cuestionar de manera oficial todos sus privilegios.

Es importante que los hombres cambian la forma de actuar en materias como las tareas del hogar o el cuidado de los hijos, no viéndose como alguien que ayuda a la mujer a hacer estas tareas, sino como alguien que tiene la misma responsabilidad de ellas. No es cuestión de que tu pareja te ayude, como si fuera cosa tuya, sino que sea cosas de ambos. Que exista corresponsabilidad. Actuando así serán “feministas”.

Por ello, los movimientos de hombres feministas están creciendo en el mundo. MenEngage, por ejemplo, agrupa a 700 asociaciones para eliminar la violencia de género contra las mujeres. MenCare es una campaña mundial para promover la paternidad proactiva. O HeforShe, que lucha para que se produzcan modificaciones concretas para empujar la igualdad de las mujeres en todos los ámbitos.

Por último, hay mujeres que aceptan que los hombres que luchan por el feminismo se denominen feministas. No obstante, tienen que mostrar que promueven el movimiento entre otros hombres, concienciarse acerca de sus privilegios, valorar la historia de la lucha de la mujer y a la mujer en sí. Tienen que participar con responsabilidad, persistencia, cooperación, empatía y respeto. Solo en este caso, algunas mujeres permitirán que un hombre se denomine a sí mismo como feminista.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar