• Buscar
×

¿Cuándo es momento de dejar de conducir?

¿Cuándo es momento de dejar de conducir?

¿Hay una edad concreta a la que se debiera prohibir seguir conduciendo o depende del estado de salud de cada uno? ¿Puede una persona de 80 años seguir conduciendo sin mayor riesgo de causar un accidente? ¿Cómo saber si podemos seguir conduciendo o no?

Índice

La edad erosiona las capacidades al volante

El aumento de la esperanza de vida ha hecho que muchas personas mayores de 70 años conduzcan a diario por nuestras carreteras lo que, según datos que maneja la Dirección General de Tráfico, aumenta la siniestralidad ya que, aunque solo un 10% de los conductores supera los 65 años, están involucrados en uno de cada tres accidentes, es decir, un tercio del total. No obstante, hay que tener en cuenta que estos datos recogen también cuando son peatones o ciclistas.

Y es que con la edad se pierden reflejos y habilidades necesarias para conducir. Además, determinadas enfermedades ligadas al envejecimiento, como la diabetes, las cataratas o el Parkinson, disminuyen la capacidad de conducir. Según un estudio realizado por el Departamento de Edad del Instituto Tecnológico de Massachusetts, “para ver bien de noche, un conductor de 40 años necesita 20 veces más luz que uno de 20 años”. Imagínate en ese caso uno de 70 años.

Pero esto no es solo una apreciación externa, ellos mismos reconocen que no se sienten tan seguros al volante. Según una encuesta elaborada por la Fundación Mapfre, el 67% de los conductores mayores de 65 años se siente “más inseguro y lento al volante”. Además, un 45% admite haber perdido facultades en la visión, un 25% dice haber perdido reflejos y un 17% reconoce que no oye bien.

Y es que los sentidos, y otras facultades, se deterioran con la edad:

- La visión, especialmente la visión nocturna, se deteriora significativamente a medida que envejece.

- La audición también disminuye, lo que puede afectar al tiempo de reacción ante una ambulancia o pitido del claxon.

- Algunos medicamentos tienen efectos secundarios que pueden causar somnolencia o lentitud para reaccionar.

- Capacidad física: la conducción implica destreza, habilidad y fuerza en ambos brazos y piernas / pies para controlar el vehículo en todo momento, por lo que las limitaciones físicas son importantes.

- Actividad física: es importante mantener o aumentar la fuerza, la agilidad y la capacidad aeróbica para poder seguir conduciendo.

A pesar de eso, la ley no recoge ninguna limitación relacionada con la edad. Lo único que se hace en algunos países, como España, es que la renovación del carné de conducir pase a ser cada 5 años a partir de los 65 e incluso anual si los técnicos de renovación del psicotécnico lo consideran necesario. También pueden fijar una velocidad máxima para el conductor o incluso obligarlo a conducir acompañado de otro conductor, aunque no suele hacerse.

Y es que todos sabemos que los test psicotécnicos, en algunos casos, no son tan exigentes como deberían. Algunas personas abogan por prohibir conducir a partir de una edad, mientras que otros por hacer pruebas más exigentes para personas de determinada edad. Sin embargo, la mayoría de los expertos piensa que lo mejor es que la propia persona se dé cuenta de que ya no tiene los mismos reflejos ni habilidades y cuelgue las llaves, aunque a todo el mundo le cuesta reconocer que se hace viejo, por lo que, muchas veces, son los hijos quienes se encargan de hacer que sus padres dejen de conducir.

¿Cómo lograr que mi padre o madre deje de conducir?

Si crees que tus progenitores ya no tienen la capacidad de seguir conduciendo y te da miedo que algo les pase, puedes seguir estos consejos:

1- Hazles ver lo caro que es mantener un coche y lo poco que lo usan. Podrían invertir ese dinero en un viaje o coger más taxis.

2- Dile que conducir es muy estresante y eso puede afectar a su salud. Investigaciones de instituciones alemanas, británicas, estadounidenses y canadienses indican que conducir aumenta el estrés y, por lo tanto, el ritmo cardiaco, la presión arterial y la ansiedad. Asimismo, un accidente puede ser mucho más peligroso para una persona mayor ya que sus cuerpos son más frágiles y cualquier golpe puede causarles un daño mayor o requerir un tratamiento que no puedan aguantar.

Según un estudio de la AAA Foundation, el informe Older Driver Involve in Injury Crashes, los conductores mayores de 65 años tienen casi el doble de probabilidades de morir en choques que los conductores de 55 a 64 años, los conductores mayores de 75 años tenían más de dos veces y media de probabilidades de morir en un accidente automovilístico y los conductores mayores de 85 fueron casi cuatro veces más.

"A medida que envejecemos, nuestro tiempo de reacción y otras habilidades cognitivas pueden disminuir", explica Peter Kissinger, presidente de la Fundación AAA para la Seguridad del Tráfico.

3- Caminar es mucho más saludable: quizás la razón más importante para dejar de conducir y andar más es que es mucho más saludable. Son muchos los estudios que han mostrado cómo caminar 30 minutos diarios prolonga la vida. Renunciar al coche y caminar o andar en bicicleta puede, literalmente, salvar su vida.

Fuente:

Fuentes:

Dirección General de Tráfico

Fundación Mapfre

AAA Foundation

Foto: Freepik.com

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar