• Buscar
×

Beneficios de jugar a videojuegos

Beneficios de jugar a videojuegos

¿Estás harta de ver a tu novio pasando horas y horas delante de la consola jugando a sus videojuegos? ¿Te parece que son solo juegos de niños y que ya es hora de que lo deje? Si bien es cierto que no se debe exceder el tiempo de uso de estos aparatos, los videojuegos también tienen sus beneficios, así que, en lugar de decirle que los deje, quizá puedas aficionarte a alguno de ellos y pasar tiempo jugando juntos.

Índice

Videojuegos para todas las edades

Existen multitud de videojuegos para todas las edades y gustos. Cada año salen al mercado consolas nuevas que permiten una mayor interacción e inmersión en este mundo, así como juegos nuevos. Y, aunque parezca que son solo cosas de niños, lo cierto es que son muchos los adultos, sobre todo hombres, que siguen enganchados a estos juegos, deseando tener un rato para poder jugar a sus videojuegos favoritos. De hecho, según datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), un 42% de los españoles (unos 15 millones) los eligen para pasar parte de su tiempo de ocio, y no hablamos solo de niños.

Y, aunque no entiendas qué encuentra de divertido en ellos, es conveniente que sepas que, siempre que no se conviertan en una adicción o en el único hobby de tu chico, pueden ser beneficiosos para él (y para ti si te animas a probarlos).

Beneficios de los videojuegos

1- Mejoran la vista

Algunos videojuegos pueden ayudarnos a mejorar nuestra capacidad visual y focalizar la atención en lo que ven nuestros ojos, lo que puede mejorar nuestra capacidad lectora. Según una investigación publicada en Scientific Reports, los adultos que jugaron de manera habitual a videojuegos obtuvieron mejor puntuación en atención visual y en capacidad lectora.

Además, algunos estudios anteriores afirman que podrían ayudar a mejorar trastornos como la dislexia.

También se ha realizado hace poco un estudio en la Universidad de Berkeley que afirma que los videojuegos ayudan a los adultos jóvenes a tratar el ojo vago. Según el estudio, las personas que padecían ambliopía aumentaron la agudeza visual un 30% de media tras jugar a determinados videojuegos. Esto abre nuevas posibilidades para los adultos con este problema, ya que se pensaba que no se podía revertir pasados los 8 años.

2- Alivian el dolor

La sensación de dolor causada por diversos problemas o enfermedades aumenta si no paramos de pensar en ello, pero está comprobado que mejora y se reduce cuando nos distraemos o pensamos en otras cosas. Por eso, los videojuegos pueden ayudarnos a sentir menos dolor al focalizarnos en ellos en lugar de en las molestias. Este efecto se ha probado en diversos pacientes, como en niños con quimioterapia que sintieron menos náuseas al jugar a videojuegos. Otro estudio, publicado en American Pain Society, encontró que jugar videojuegos, especialmente aquellos de realidad virtual, ayuda a reducir la ansiedad o el dolor causado por enfermedades crónicas o tratamientos médicos.

3- Ayudan a resolver conflictos

Los videojuegos suelen plantear retos y problemas que deben resolverse de forma lo más rápida posible para avanzar en el juego y evitar perder la partida. Esa capacidad puede luego aplicarse a la vida real, lo que nos ayudará a tomar decisiones de manera más rápida (en concreto, un 25% más rápido).

4- Contribuyen a tratar lesiones

Los videojuegos, usados de manera correcta con la guía de un fisioterapeuta, pueden ayudar a mejorar la movilidad tras una fractura, mejorar la coordinación y los reflejos tras un ictus o ayudar en el tratamiento de pacientes con enfermedades neurodegenerativas como esclerosis múltiple o párkinson. De hecho, algunos centros de fisioterapia ya usan esta herramienta en sus sesiones de rehabilitación.

5- Favorecen las relaciones sociales

Aunque parezca contradictorio, ya que los videojuegos se asocian a personas solitarias jugando en pijama encerrados en su casa, existen muchos videojuegos y torneos pensados para conocer gente o relacionarse con otros aficionados, por lo que puede ayudar a personas tímidas a hacer amigos.

6- Pueden aumentar la memoria

Según un estudio de 2015 publicado en The Journal of Neuroscience, los videojuegos 3D pueden aumentar la capacidad de memoria al estimular diversas áreas cerebrales. También pueden mejorar la concentración. Incluso hay estudios que aseguran que pueden hacerte más inteligente al aumentar las funciones cognitivas.

7- Reducen el síndrome postraumático

Este efecto se ha estudiado con el popular juego del Tetris. Según un estudio publicado en Molecular Psychiatry, las personas que habían sufrido un accidente de tráfico y jugaron a este videojuego tuvieron un 62% menos flashbacks traumáticos que los que no. Y es que, al centrar la atención en el juego, los pensamientos intrusivos disminuyen.

8- Pueden ayudarte a hacer ejercicio

Determinados videojuegos, en concreto aquellos que implican que bailes, te muevas o estés de pie para realizarlos, ayudan a evitar el sedentarismo y hacer que te muevas. Además, practicar deportes virtuales anima a practicarlos también en la vida real.

9- Mejoran las relaciones de pareja

Eso sí, siempre que aceptes jugar con tu chico a los videojuegos que os interesen a ambos en lugar de pelearte con él por esta afición. Compartir un juego juntos y pasar un buen rato jugando a videojuegos puede mejorar vuestra relación.

10- Permiten aprender cosas nuevas

Lugares, países, costumbres, historia, idiomas… los videojuegos pueden ser educativos, incluso enseñar valores, siempre que su contenido sea adecuado y educativo.

Así que ya sabes, aunque ya no seas un niño, si te gustan los videojuegos, no debes dejarlos de lado, ya que pueden ser muy beneficios para tu salud física, mental y emocional.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar