Cómo ahorrar dinero en poco tiempo

En Estilo de vida
Problemas financieros en la pareja
Comparte en:

Saber cómo ahorrar dinero es la base de unas buenas finanzas personales y la clave para conseguir libertad financiera. Siempre es importante tener un fondo de emergencia y ahorros para cosas puntuales que necesitemos como vacaciones, cambiar el coche, darle mantenimiento a la casa, comprar otro ordenador, entre otras cosas. Pero a veces los inconvenientes nos sorprenden de manera repentina y tenemos que ahorrar mucho dinero en poco tiempo.

Ahorrar dinero en poco tiempo no es fácil, pero, para poder conseguirlo, solo necesitamos cambiar nuestro estilo de vida, tomar decisiones correctas y enfocarnos en que estamos determinados a conseguir lo que nosotros queremos en un tiempo corto.

A continuación, te damos las claves para que puedas ahorrar esa cantidad que necesitas en un tiempo récord.

1- Para ahorrar dinero, antes deberás saber cuánto y en qué lo gastas.

Este es el primer paso para poder ahorrar, aunque pueda dar mucha pereza anotar cada pequeño gasto y cuantificarlo al final del mes o la semana, es la única forma de conocer realmente en qué estas invirtiendo tus ganancias. Puedes hacerlo en las notas del móvil, en tu agenda personal, o dedicar una libreta solo para esto.

No tienes por qué hacerlo de forma permanente, pero sí, al menos, hasta que hayas logrado la meta que te habías planteado. Una vez te acostumbres, lo harás inconscientemente. Esto te permitirá saber en todo momento dónde se va tu dinero y si realmente estas consiguiendo los objetivos que te has propuesto.

 

2- Organiza tus gastos por categorías.

Una vez elegida la forma de controlar los gastos, tendrás que definir las diferentes categorías en las que organizarlos.

Esto lo puedes hacer de la manera que más se adapte a ti y a tus actividades diarias, aquí te proponemos algunos ejemplos:

Casa (alquiler, facturas de gas, luz y calefacción…) – Transporte (gastos del coche, billetes de autobús…) – Supermercado (comida, productos de limpieza…) – Ocio (cenas fuera de casa, salir de compras, ir al cine…)

Cuanto más organizado y estructurado estén tus gastos, más fácil te resultará identificar dónde estás cometiendo más excesos o donde puedes empezar a gastar menos.

 

3-Fíjate un objetivo claro.

No pienses en ahorrar dinero como algo abstracto, sino en una cantidad determinada. Puedes proponerte ahorrar 10 euros a la semana, 15, o lo que tú consideres que puedes conseguir, pero que sea una cantidad fija. Intenta que sea una cantidad realista para no llevarte decepciones a final de mes y procura empezar por una cantidad más baja y así, al alcanzar tus metas, te sentirás mejor y podrás ir aumentando esa cantidad cada vez.

 

4- Prioriza tus gastos.

Una vez tengas claro cómo controlar tus gastos diarios podrás pasar a priorizar tu ahorro.

El ahorro se puede priorizar de muchas maneras. Para tener claro cómo hacerlo, debes clasificar las categorías de gastos que habías definido antes, lo puedes hacer de varias maneras, aquí tienes un ejemplo:

– Gastos principales. Son los que forman la base de tu estilo de vida y son difíciles de reducir en el corto plazo, como si fueran tus gastos fijos. En esta categoría pueden estar el alquiler o hipoteca, el transporte que suelas utilizar, entre otros.

– Gastos secundarios. Son los gastos que, aunque pueden ser importantes, tienen más margen para reducirlos o eliminarlos, a su vez puedes dividirlos en:

Recurrentes: gastos que se repiten en el tiempo como; compra del supermercado, factura de la luz, otros servicios de casa, restaurantes (si vas a menudo), suscripciones a revistas o plataformas online.

– Puntuales: son los gastos que ocurren de vez en cuando o de forma muy poco frecuente como; compras puntuales, regalos, viajes o actividades.

Puedes tener tendencia a clasificar muchos gastos como “principales” pero intenta dejar ahí lo imprescindible.

 

5- Decide qué gastos puedes eliminar.

Reflexiona bien sobre cada uno de tus gastos y elimina sin piedad aquello que no te aporte suficiente. No es un proceso fácil, pero piensa que siempre estás a tiempo de volver a incorporarlo.

Tal vez estás suscrita al gimnasio, pero no vas muy a menudo, o podrías sustituirlo por ejercicios al aire libre o salir a correr.

El café de máquina, el medio menú, el sándwich de media tarde… Son gastos muy pequeños, pero con una suma muy grande. Si llevas siempre contigo un termo con café preparado en casa, una botella de agua y algo de picar, o si reduces la práctica de fumar, el ahorro que se produce es mucho mayor del que imaginas.

Durante algunas semanas, evita las tentaciones como ir al centro comercial donde están todas las tiendas, ¿de verdad necesitas esos pantalones?

El siguiente paso es intentar reducir u optimizar los que no puedas eliminar.

Algunos ejemplos claros son:

A la hora de la compra, intenta hacer una sola compra grande, aunque cogiendo solo aquello que realmente vas a consumir para evitar gastar dinero en comida que se te puede estropear. Opta por las marcas blancas e intenta olvidar los alimentos procesados, cocinar es la mejor manera de ahorrar y además estarás comiendo de una manera más saludable.

Reduce los gastos en casa, intenta encender las luces solo cuando sea necesario y, de la misma manera, ahorrar agua a la hora de fregar los platos o dándote una ducha en lugar de un baño.

Y, por último.

6- Establece un límite de gastos.

Para ahorrar no hace falta dejar de gastar grandes cantidades de dinero, el truco está, más bien, en disminuir los gastos poco a poco y en pequeñas cantidades. Incorporando los pasos anteriores, establece una cantidad límite a la hora de hacer la compra y hazte un presupuesto para los planes de ocio. Si tu presupuesto para salir a cenar una semana es de 40 euros, pero una noche te has gastado 20, sabes que para los próximos días solo tendrás los 20 restantes, de esta manera, podrás administrarte mejor.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu