• Buscar
×

Cómo afecta físicamente la depresión

Cómo afecta físicamente la depresión

La depresión es una enfermedad mental caracterizada por una tristeza profunda y duradera que hace pensar a la persona que la padece que nada merece la pena, que nada tiene sentido y que nadie le entiende ni le ayuda, lo que puede derivar en pensamientos suicidas o relacionados con la muerte. Aunque es una enfermedad mental, causa muchos síntomas y molestias físicos.

Índice

Consecuencias físicas de la depresión

La depresión es una enfermedad mental bastante habitual que no hay que confundir con la tristeza. Todos podemos sentirnos triste un día o más si estamos pasando un mal momento, pero la depresión implica estar en el fondo de un pozo del que nos vemos incapaces de salir solos y sin ayuda.

Las estadísticas señalan que entre un 2 y un 3% de la población la padece, aunque podría ascender hasta el 5% contando los casos no diagnosticados correctamente. Además, suele ser más habitual en mujeres de 40 años que en hombres. La soledad también influye, ya que suele ser más habitual en personas que viven solas.

La depresión clínica interfiere en todas nuestras habilidades y altera nuestro organismo en muchos aspectos:

- Cansancio, fatiga y debilidad física. La desidia y la desgana que acompañan a esta enfermedad provoca cansancio crónico y fatiga, a pesar de que la persona disminuya su nivel de actividad y haga muchas menos cosas. Es más frecuente a primeras horas del día. Además, este cansancio crónico puede afectar a la memoria, la concentración y la atención.

- Problemas para dormir. Uno de los primeros efectos de cualquier enfermedad mental, incluida la depresión, son los problemas para conciliar el sueño y dormir bien. Algunas personas pueden no tener problemas para conciliar el sueño, pero se despiertan muchas veces en medio de la noche y ya no son capaces de volver a dormir. Los pensamientos negativos en su cerebro les impiden volver a conciliar el sueño. Esto hace que muchos tengan sueño durante el día y presenten hipersomnia diurna.

Dolor de cabeza, dolores corporales y otro tipo de dolores en el cuerpo que no se alivian con medicación.

- La depresión puede afectar al apetito, aunque no en todos de la misma manera. Algunas personas pueden comer compulsivamente, lo que puede provocar enfermedades como el sobrepeso, la hipertensión o la diabetes. Y otros dejan de comer, lo que puede causar dolor de estómago, cólicos, malnutrición o estreñimiento. En este caso, la medicación tampoco hace efecto.

- De acuerdo con un estudio de la Facultad de Medicina de Harvard, las personas deprimidas que tienen que ser hospitalizadas por una enfermedad cardiaca tienen de dos a cinco veces más posibilidades de sufrir dolor de pecho severo, ataque al corazón o un derrame cerebral en año siguiente. Además, la recurrencia de los problemas cardiovasculares está más relacionada con la depresión que con la diabetes, la hipertensión o el tabaco.

- La depresión, al ansiedad y el estrés prolongado afectan al sistema inmunológico, lo que hace más probable contraer todo tipo de infecciones y enfermedades.

- Falta de deseo sexual, problemas para conseguir la erección y para llegar al orgasmo.

- También es habitual que se descuide la imagen, la higiene y el aspecto físico en general. Así como la salud, lo que aumenta el riesgo de padecer enfermedades como dolor crónico, diabetes tipo 2, colesterol alto, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc.

- Por último, en los casos graves puede conducir al suicidio y la muerte. 

¿Cómo salir de la depresión?

La clave para salir de la depresión es buscar ayuda externa, ya que una persona sola no puede salir de ese pozo. Cuanto antes se detecte el problema y se trate, menores serán las consecuencias de salud tanto a nivel físico como mental, y más fácil recuperarse.

Para ello, lo primero es acudir al psiquiatra o porfesional de medicina de la salud mental, quien valorará el caso y verá si hace falta o no tomar medicación (antidepresivos). Después, lo habitual es un tratamiento combinado de medicación y terapia psicológica.

En todos los casos, es fundamental que la familia y los amigos de la persona enferma le ayuden, a pesar de que muchas veces puede resultar muy duro para ellos ya que la persona deprimida cambia totalmente su forma de ser y se vuelve más irritable, enojada, sin ganas de hacer nada ni escuchar a nadie.

Hacer ejercicio de forma regular o intentar salir con los amigos y hacer cosas que te gustan pueden ayudarte también a superar la depresión. 

La buena noticia es que con tratamiento y apoyo, se sale de esta enfermedad y se puede volver a tener una vida feliz.

Fuente:

OMS: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar