• Buscar
×

¿Cada cuánto es normal orinar?

¿Cada cuánto es normal orinar?

Ir con mucha frecuencia al baño es algo habitual en algunas personas. Sin embargo, hay otras que pasarán horas y horas sin ir al servicio porque simplemente no tienen ganas. Pero ¿qué es lo normal? ¿Ir mucho al baño o ir poco?

Índice

¿Hay una cantidad saludable de veces al día para orinar?

Existen muchísimos factores que pueden influir en el número de veces que una persona va al baño a orinar, por lo que en realidad no existe un número exacto ni “normal” para todo el mundo, aunque si la diferencia con la mayoría de las personas es abismal (tanto si se trata de orinar demasiado como de no orinar casi nada) debemos prestar especial atención.

La incontinencia urinaria, por ejemplo, es la pérdida involuntaria de orina, relacionada con algún esfuerzo (como correr, toser, reírse) o como una necesidad urgente de ir al baño sin el suficiente tiempo para llegar. Es una afección muy frecuente, pero sobre todo una vez pasados los cincuenta años. Sin embargo, y aunque no sea prácticamente común en las chicas jóvenes, lo cierto es que a menudo ellas se preguntan cada cuánto tiempo es normal necesitar ir a orinar al servicio.

Algunos expertos, como el doctor Alejandro Mercado (urólogo), explican que no existe información que permita definir un límite normal de visitas al baño, pues no hay prácticamente evidencia y los estudios que se realizan, por norma general, tienen relación ya con los individuos que tienen algún tipo de problema en relación con la orina. No obstante, el propio urólogo Mercado sostiene que “cercano a seis o siete veces como máximo en el día y, desde que uno va a dormir, una vez”, a lo que añade que despertar por la necesidad de orinar muchas veces todas las noches sí puede estar indicando un problema de salud.

Pero a la vez que este urólogo sostiene esas cifras “como lo más normal”, también afirma que la normalidad depende de cómo se sienta la persona, pues puede ir diez veces al día y sentirse bien porque consume mucho líquido o ir tres o cuatro veces porque no necesita ir más tiempo. Por tanto, se entiende con esto que más que un número específico lo que define la normalidad es cómo uno se siente porque si el individuo está afectado o nota algún síntoma fuera de lo normal lo más recomendable es que acuda a su médico.

Y, por supuesto, en el caso de que seas una mujer joven lo más probable es que ir demasiado al baño se trate más bien de un tema de hábitos o costumbres, de ingesta de líquidos o de cómo te enseñaron desde pequeña a orinar, pues muchas veces se les dice que tienen que ir al baño cada vez que salen porque normalmente los baños de los restaurantes, bares, centros comerciales o locales no tienen la misma higiene que los de una casa propia, y ese puede ser uno de los motivos. A ellas se les va a recomendar que intenten beber menos líquido para no tener que ir tantas veces al baño. Eso sí, orinar cada tres o cuatro horas está dentro de los límites de la “normalidad”.

Pero ¿qué es la orina y cuáles son las funciones que tiene?

Las funciones de la orina influyen sobre la homeostasis por las siguientes razones:

- Eliminación de sustancias tóxicas producidas por el metabolismo celular como la urea

- Eliminación de sustancias tóxicas como la ingesta de drogas y alcohol

- Control electrolítico al regular la excreción sobre todo de sodio y potasio

- Control de la presión arterial a través de la regulación hídrica

- Control del equilibrio ácido-base

La homeostasis es una propiedad de los organismos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior. Una forma de equilibrio dinámico que se hace posible gracias a una red de sistemas de control realimentados que constituyen los mecanismos de autorregulación de los seres vivos.

¿Qué provoca que una persona orine más?

Una serie de factores físicos, médicos y también algunos relacionados con la dieta pueden causar que una persona vaya más al baño o no. Entre ellos se incluyen:

- beber muchos líquidos

- comer alimentos salados. El producto salado normalmente hace que una persona tenga sed y beba más líquido

- beber mucha cafeína y alcohol. Al ser diuréticos hacen que los riñones produzcan más orina

- tener una vejiga sensible

- tomar ciertos medicamentos, como, por ejemplo, los diuréticos para la hipertensión

- estar embarazada, que hace más presión sobre la vejiga

Todo lo contrario sucede, por ejemplo, si el individuo es una persona que suda mucho o realiza mucha actividad física. Es decir, una persona que hace diariamente ejercicio y, por consiguiente, también suda más de lo habitual, puede que no necesite miccionar con tanta frecuencia porque su cuerpo necesita retener más agua para permanecer hidratado.

¿Cuándo será necesario ir al médico?

Como hemos visto, ir al baño más a menudo puede también ser un síntoma de enfermedad, que suele darse cuando una persona nota de manera repentina un incremento drástico de su frecuencia urinaria habitual o cuando tiene síntomas adicionales.

Es cierto que muchas personas, de manera ocasional, se levantan para orinar en mitad de la noche si han bebido mucho líquido antes de ir a la cama, por ejemplo, y esto, normalmente, no debe preocupar a nadie. Sin embargo, si la persona se levanta varias veces por la noche para miccionar de manera regular, esto puede indicar que sí existe un problema de salud y debe ir, por tanto, a su consulta habitual.

También es necesario que acuda si el individuo tiene que ir al baño más de lo habitual y además se siente cansado frecuentemente y sediento. Además, existen otros síntomas que pueden estar indicándonos una enfermedad:

Orina de color roja o rosa

- Orina blanca o turbia

- Dolor al orinar

- Olor fuerte de orina

- Fiebre y dolor de espalda

- Pérdida de orina

- Fuertes ganas de orinar que se producen repentinamente

- Dificultades para comenzar a orinar

- Sensación de que la vejiga no se ha vaciado después de ir al baño

Todos estos síntomas, por tanto, deben ser vigilados por un profesional de la salud para que sea él quien pueda indicar el procedimiento que se debe seguir.

Fuente:

Fuente:

“El estudio de la orina. Luis Cifuentes Delatte en el paso del arte a la ciencia” http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06142008001000003

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar