• Buscar
×

Beneficios del agua con limón

Beneficios del agua con limón

Seguro que has oído hablar del agua de limón, especialmente tibia y bebida por las mañanas, como un remedio natural para curar afecciones respiratorias, adelgazar, prevenir el cáncer o la obesidad. ¿Son todos estos beneficios ciertos? ¿Es tan bueno el agua con limón?

Índice

Beneficios del limón

El limón es una fruta cítrica cuyo componente nutricional mayoritario es el agua, por lo que su aporte calórico es bajo. Contiene una serie de nutrientes necesarios para el organismo y muy beneficiosos, como vitamina C, vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, PP), potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio, hierro, flúor, fibra y flavonoides. Por ello, tiene propiedades antibióticas, fortalece el sistema inmunitario, es desintoxicante o antitumoral. Además, posee muchos antioxidantes que reducen el daño celular al eliminar los radicales libres, por lo que nos protege de desarrollar enfermedades como la diabetes o las cardiovasculares que aparecen con la oxidación de las células. 

Además de todo ello, es fácil de preparar y barato, por eso se ha convertido en un remedio natural muy empleado actualmente.

Se recomienda consumirlo con agua purificada tibia, nunca hirviendo ni fría, ya que nuestro cuerpo tarda más en procesarlo. Asimismo, debes emplear limones frescos, preferiblemente orgánicos, y beberlo en ayunas, a primera hora de la mañana.

Beneficios del agua con limón

Algunos de los beneficios del agua de limón para la salud son:

1. Ayuda a perder peso: además de su componen et principal es el agua y por lo tanto apenas tiene calorías, contiene mucha fibra dietética, especialmente pectina, lo que ayuda a ralentizar el vaciado gástrico, manteniendo la sensación de saciedad más tiempo y evitando que comamos más de lo necesario, por lo que ayuda a adelgazar y controlar la grasa del cuerpo. No obstante, su contenido en pectina es muy bajo, pero sustituir los refrescos por agua con limón siempre será un paso para perder peso.

2. Contribuye a reforzar las defensas gracias a su alto contenido en contiene ácido cítrico, málico, acético y fórmico, que pueden potenciar la acción de la vitamina C, por lo que es un potente antibiótico natural, depurativo y bactericida. Por eso es conveniente beber agua con limón cuando sufrimos resfriados, gripe u otras enfermedades infecciosas para fortalecer el sistema inmunitario.

3. Limpia y desinfecta el tracto intestinal, ayudando a depurar el hígado. Además, aumenta la liberación de las toxinas, lo que ayuda a mantener la salud del tracto urinario.

4. Ayuda a prevenir el cáncer gracias a sus compuestos fenólicos, como los ácidos cafeico y ferúlico, así como algunos flavonoides, que tienen un efecto antioxidante y pueden inhibir la actividad carcinogénica, es decir, impiden la división de las células cancerígenas.

5. Ayuda a reducir los cálculos de la vesícula y del hígado. Numerosos estudios han demostrado que los cítricos, incluyendo el limón, pueden aumentar los niveles de citrato en la orina, lo que puede ayudar a tratar los cálculos renales. Para ello, hay que tomar medio vaso de aceite de oliva con el jugo de varios limones al acostarse y al levantarse, seguido de un purgante. Además, hidratarse siempre es bueno para evitar los cálculos, por lo que beber agua es muy bueno, sea con limón o no.

6. El limón posee, también, propiedades vasoprotectoras, antiinflamatorias, antihipertensivas, hipolipemiantes y diuréticas, por lo que ayuda a prevenir enfermedades inflamatorias crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, la obesidad y algunos tipos de tumores.

7. Equilibra el pH ya que, aunque es ácido, tiene un efecto alcalinizante, por lo que ayuda a equilibrar los ácidos.

8. Tiene un gran poder desinfectante y cicatrizante, por lo que ayuda a curar heridas tanto a nivel externo como interno.

9. La cáscara del limón cuenta con tengeretina, un fitonutriente que es eficaz contra trastornos del cerebro y sistema nervioso, como el Parkinson. Por ello, conviene tomar de vez en cuando la cáscara del limón rallada.

10. También ayuda a mejorar ciertas enfermedades oculares, como la retinopatía diabética.

11. Proporciona un aliento más fresco, alivia el dolor dental y la gingivitis. No obstante, el ácido cítrico puede erosionar el esmalte dental, por lo que es mejor cepillarse los dientes antes de beber el agua de limón o esperar un tiempo para hacerlo después de beberlo.

12. Contribuye a hidratar el organismo y a reponer los líquidos perdidos durante la noche.

13. Evita el estreñimiento al estimular al tracto gastrointestinal.

No obstante, a pesar de sus múltiples beneficios, no hay estudios que muestren que realmente posee otras propiedades que se le atribuyen. Por ejemplo, no hay datos de medicina que confirmen que ayuda a mejorar la digestión, reducir la acidez corporal (especialmente el ácido úrico acumulado en las articulaciones), eliminar el acné o mejorar el estado de ánimo. Y tampoco es milagroso, pero es cierto que posee nutrientes esenciales que pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud siempre que nuestra dieta sea saludable y hagamos ejercicio físico con regularidad. Por sí sola, el agua con limón no nos ayudará a vivir más.

Fuente:

Shimizu, C., Wakita, Y., Inoue, T., Hiramitsu, M., Okada, M., Mitani, Y., Segawa, S., Tsuchiya, Y., & Nabeshima, T. (2019). Effects of lifelong intake of lemon polyphenols on aging and intestinal microbiome in the senescence-accelerated mouse prone 1 (SAMP1). Scientific reports, 9(1), 3671. https://doi.org/10.1038/s41598-019-40253-x

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar