Cómo prevenir el cáncer

En Salud
Dejar de fumar
Comparte en:

Todas las investigaciones acerca de un tema tan estudiado como es el cáncer son pocas. Sin embargo, la mayoría de ellas coinciden en que el peso, la dieta y el nivel de actividad física afectan, en mayor medida, al riesgo de padecerlo.

El término “cáncer” se utiliza para referirse a las enfermedades en que las células anormales se dividen sin control y son capaces de invadir otros tejidos. El cáncer no es solo una enfermedad sino muchas enfermedades distintas. Según los especialistas, existen al menos doscientos tipos distintos de cáncer que podemos padecer.

Se ha demostrado que al menos un tercio de todos los casos posibles que existen pueden prevenirse. La prevención, en este caso, es la estrategia a largo plazo más eficaz para el control del cáncer, pues siguiendo algunas medidas el riesgo de padecerlo es mucho menor.

Ante un tema tan importante como este, es fundamental saber primeramente que tener sobrepeso pone en riesgo a las personas de desarrollar ocho tipos diferentes de cáncer: de colon, recto, esófago, útero, páncreas, riñón, vesícula y seno, alimentarse de ciertos productos aumenta también el riesgo de padecerlo, y realizar algún tipo de actividad física puede protegernos de algunos.

Es cierto que el tabaquismo es el factor de riesgo evitable que más muertes por cáncer provoca por sí solo en todo el mundo. Sin embargo, existen ciertos hábitos comunes, que, si se frenan a tiempo, pueden reducir el riesgo de padecer cáncer, aunque hoy, muchas personas sigan pensando que es imposible prevenir algunos de los tipos que hay.

Sabemos que no todo el mundo es capaz de seguir muchos de los consejos que les recomendamos a continuación, pero todo progreso hacia estos objetivos puede ayudar. Lo más aconsejable es realizar cambios graduales con el fin de mantenerlos el mayor tiempo posible o, si se puede, para toda la vida.

  1. Mantener un peso saludable. Esta es una de las formas más importantes de protegerse frente al cáncer. Además, debemos intentar evitar subir de peso a medida que vamos envejeciendo, sobre todo, en la zona de la cintura.
  2. Sentarse menos y moverse más. El movimiento es fundamental, y por eso, debemos pasar más horas de pie que sentados. Esto ayuda también a perder peso, pues se queman más calorías si estamos de pie, aunque no estemos realizando nada de ejercicio en ese momento. Alrededor de 30 minutos diarios andando a paso ligero o realizando alguna actividad física son los ideales.
  3. No fumar. Quizás este sea el más escuchado, y quizás sea así debido a que el tabaco es el responsable de al menos quince tipos de cáncer, y responsable a su vez, de al menos un 30% de las muertes por dicha enfermedad. Si fumamos debemos dejar de hacerlo, pero si no lo hacemos es importante evitar estar cerca de las personas que lo hacen. Tanto el fumador activo como el pasivo tienen riesgo de padecer algún tipo de cáncer.
  4. Limitar el consumo de alcohol. El alcohol etílico (etanol) es una droga legal en la mayor parte del mundo y la causa de millones de muertes al año. El consumo de este produce cáncer hepático. Por eso, su consumo se debe limitar. En el caso de las mujeres, es preferible no tomar más de una bebida alcohólica al día.
  5. Seguir una dieta saludable. Llevar a cabo un plan de dieta eficaz, y, sobre todo, sano y saludable se puede conseguir si seguimos algunas de las medidas. Debemos limitar el consumo de carnes rojas y procesadas, que se han asociado al cáncer de colon, debemos incorporar en nuestra dieta más granos integrales, frutas, verduras y legumbres, que contienen muchos nutrientes y pocas calorías, y, por último, hay que tratar de eliminar la sal. La mayoría de nosotros consume demasiada y una gran parte de ella proviene de alimentos procesados.
  6. Tener especial cuidado con el sol. Uno de cada tres nuevos tumores que se diagnostican es cáncer de piel. Por este motivo, es fundamental limitar la exposición al sol y utilizar factores de protección elevados. La exposición a los rayos ultravioleta solares es un factor de cáncer de piel y melanoma.
  7. No depender de los suplementos para prevenir el cáncer. Debemos tratar de obtener las vitaminas y los minerales que necesitamos de los alimentos que consumimos y no de píldoras. El único que puede decirnos si debemos tomar vitaminas o minerales para complementar nuestra dieta es el médico.

Además, si estamos pensando en quedarnos embarazadas o ya lo estamos hay que recordar que la lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de mama, y en el caso de tener ya hijos, es importante vacunarlos contra la hepatitis B y contra el virus del papiloma humano.

Podemos reducir el riesgo de cáncer y lo sabemos. ¿Por qué no lo intentamos?

 

También te interesará...

Amor fuerte

¿Cómo saber si estás enamorada (y si él lo está de ti)?

Comparte en: Muchos niños juegan de pequeños, con una margarita, al juego de “Me quiere, no me quiere”, lo

Read More...
Blanqueadores naturales

Descubre 6 alimentos que tiñen tus dientes y otros 6 que los blanquean

Comparte en: A todos nos gusta tener los dientes blancos pero sabemos que hay bebidas y alimentos, como el

Read More...
Burlas

Cómo actuar ante las burlas

Comparte en: Las burlas pueden ser muy crueles y humillantes, sobre todo si vienen de parte de una persona

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu